Nos está pidiendo a gritos que le ayudemos

Compungido termino de ver la comparecencia belga de Puigdemont, y creo que ya lo tengo claro.

Carles Puigdemont nos está pidiendo a gritos que le ayudemos, que lo encerremos en un sanatorio mental, por su bien, por el de la sra. Topor, por el de todos los catalanes.

Todas y cada una de las palabras que ha soltado hoy denotan que no está bien de ahí arriba, como decimos en Galicia :«chòvelle» (le llueve en la cabeza).

Ayudésmole, puesto que en el fondo es un español errante.

 

Sin categoría

A lo hecho, puchi.

Es un clásico: «pasa tú primero, no vaya a ser que haya disparos y éstos me alcancen a mí».

El  «Puchi» que llamaba a la resistencia civil pacífica, que pedía a sus propios funcionarios que desoyeran las órdenes de Rajoy, es el mismo que ha salido por piernas a Bélgica para pedir asilo territorial flamenco por mor de una supuesta «persecución política» (siguiendo el impagable ejemplo que nos dejaron los etarras). Ni que conociera el texto de la querella de la Fiscalía (querellón brutal).

El autovictimismo cobarde, irresponsable, deformador de la realidad que se presenta así mismo como El-Bueno de la película, sin ápice alguno de autocrítica. Un clásico, vamos. Es la verdadera épica del victimismo puigdemita.

Lo penoso realmente de todo esto es que hay ciudadanos de a pie que hasta ponen en peligro a sus hijas en pos de la arcadia prometida. En fin.

Calderón de la Barca dejó escrito en su obra «La hija del aire» que al sedicioso no se le deberia honrar puesto que ello sería hacer «al delito consecuencia».

Confiemos en una rápida extradición con destino a la.Audiencia nacional.

A cuidarse, meus.

PGV.

 

 

Cataluña, Derecho, Política, Sociedad

Una princesa en Berlín (Cataluña)

Mi buen y admirado amigo el Prof. Clares llama mi atención por whatsapp sobre los últimos y recién paridos planes puigdemitas, dejándome éstos totalmente noqueado.

Le indico que ahora mismo (en cuanto termine la reunión con un cliente) escribo algo al respecto.

Y la verdad, en lo único que puedo pensar es en la foto de la sociedad catalana actual, que se asemeja mucho (salvando distancias y matices lógicos) a la alemana pre hitleriana, tan bien descrita por Arthur RG Solmssen en «Una princesa en Berlín» (Edt. Tusquets).

Efectivamente, la situación social, política, moral y económica de aquella Alemania bien podría casar objetivamente con la que estamos actualmente viviendo en la españa catalana.

Se está tensionando la cuerda de tal manera que esto invita a que la realidad resultante refleje tintes hitlerianos en la.Sociedad catalana pro independentista.

No habrá Estado de Derecho, ni Seguridad Jurídica, ni marca económico medianamente estable, ni protección individual ni social de derechos. Solamente una causa común, la Puigdemita.

Si cuando Hitler remilitarizó Renania en 1935 Europa hubiera actuado, otro gallo habría cantado.

Aprendamos de nuestra Historia.

 

A cuidarse, meus.

PGV

 

Cataluña, Derecho, Europa, Política, Sociedad

El Halloween catalán

Me empieza a mosquear el papel ruso en el «próces».

El tema parece ser más gordo de lo que pudiera simular primitivamente.

«No tricks just treats», que dirían algunos en estas fechas halloweenesas.

A cuidarse, meus.

PGV

 

Sin categoría

El 157.1

Hay números que últimamente están de moda (el 155, por ejemplo), otros que nunca pasan de moda (el 69), hay alguno que particularmente a mí me hace muy feliz en este momento (el 2) y (para que no decaiga) hay números que representan probablemente el epicentro del auténtico problema que subyace tras la situación catalana: el artículo 157.1 de la Constitución española. Me estoy refiriendo, claramente, al actual sistema de Financiación autonómica (el sistema en su conjunto, se entiende).

Pues bien, intentaré desgranar mi argumento sucintamente y desde una óptica puramente legal, aviso.

A estas alturas ya nadie duda del genuino atropello legal incurrido por las instituciones catalanas (Parlament y Govern) que, para más inri, no cumplen ya siquiera ni con sus propias normas “partidistas” (la propia Ley de Transitoriedad ha sido incumplida deliberadamente por Puchi y cía).

Por otro lado, desde el Gobierno central español (con complicidad cierta de las Cortes Generales) se adopta una actitud hipócrita, puesto que si bien peticiona (con razón) para Cataluña el retorno real a la legalidad, por otro lado incumple sistemáticamente el Derecho de la Unión Europea (en materia tributaria, sobre todo) sin establecer conscientemente los mecanismo legales de reparación de dicho daño/violación que sufre el ciudadano en su ya de por sí menguado bolsillo.

El problema real (que no único) a mi modo de ver, es el sistema establecido de reparto de la tarta de ingresos para con todos los entes territoriales (como ya he desgranado desde este mismo Tocadiscos en alguna ocasión anterior). Efectivamente, no hay una participación real de las CCAA en la financiación, fomentando el sistema un cierto despotismo estatal así como la propia irresponsabilidad de los entes autonómicos en general, cuando no, en particular, se validan excepciones fiscales locales clamorosamente no solidarias (Concierto vasco y Convenio navarro).

Este argumento hace tangible que el sistema NO PUEDE TENER PRIVILEGIADOS A UNOS POCOS Y MINUSVALORADOS A OTROS. Cierto que pueden (y deben) existir especialidades por mor de diferentes motivos (Canarias, Ceuta, Melilla, determinados sectores estratégicos etc…) pero sin alterar la naturaleza del sistema. Sin perversión.

Se deberían a futuro explorar caminos asociativos federales puros en materia financiera, no sé si puede ser una solución “real” al problema actual, pero desde luego el foco del mismo parece que empezó por ahí.

A cuidarse, meus.

PGV.

 

 

Cataluña, Derecho, Economía, Finanzas, Impuestos, Política, Sociedad

Negacionismo catalán

Negar sistemáticamente la realidad como técnica de psicología social adolece siempre de las mismas causas y consecuencias finalistas.

Al instinto psicológico individual de supervivencia estática, se suele unir el comportamiento socio-colectivo de confortabilidad con una mentira dulce sobre una amarga realidad que choca con el desideratum colectivo concreto.

Y ello es así hasta tal punto que incluso mentes brillantes y racionales cayeron históricamente en dicha epidemia, como muy bien describe el polaco Milozs en su magna obra «El pensamiento cautivo».

Repetir machaconamente hasta la saciedad que España es un Estado opresor, que en Cataluña se han violado los derechos humanos, que los catalanes tienen un derecho a decidir legítimo sobre lo que consideren oportuno, que la policía detuvo a políticos catalanes sin orden judicial, que en las cargas del 1o hubo 900 heridos, que la Independencia sería buena para la economía catalana etc…, a la vista de la realidad de los hechos, es a todas luces evidente que estamos ante un claro caso de Negacionismo que la historia  juzgará en un futuro como tal.

Y tal es el cariz que el tema comienza a coger que estamos ante un ya más que cristalizado caso de NEGACIONISMO típico.

A cuidarse, meus.

PGV.

 

Sin categoría

Auto motivado y parábola del Derecho.

Los ilustres sobre un irreconocible vehículo de la GC.

Desde un punto de vista estrictamente jurídico: la resolución que acuerda medidas cautelares personales en virtud de la cual se decreta privación de libertad provisionalmente a Los Jordis se encuentra suficientemente motivada y es más que ajustada a Derecho. Es pena que algunos críticos con ella (incluso algún jurista) demuestren que no se la han leído, porque se puede criticar y discrepar racionalmente sobre lo que se ha leído, pero no ello es imposible si no se conocen los concretos pormenores que han motivado su dictado. Eso es opinar con el corazón, las tripas, la bragueta, peor no con una cabeza jurídica.

La explicación técnica que da el Juzgado para motivar el acceso a la tutela cautelar judicial penal es más que razonable y suficiente, cumpliéndose todos y cada uno de los requisitos exigidos legal y jurisprudencialmente para ello. Les invito a que lean el Auto, y estudien cualquier Tratado de Derecho Procesal Penal así como la Jurisprudencia en materia de tutela cautelar, y convendrán conmigo, en que la resolución judicial está suficientemente motivada. Se podrá estar de acuerdo o no con ella, incluso desde el punto de vista jurídico,  pero es impecable desde el anteojo jurídico y, como toda resolución del Poder Judicial, ha de ser acatada.

Desde el punto de vista socio-político: pretender que el organizar una concentración de gentes que acaba reteniendo a una comisión judicial (que además está cumpliendo órdenes de un juez catalán que investiga supuestos delitos) destrozando a su paso vehículos de la Guardia Civil ha de salir gratis porque de lo contrario estaríamos ante Presos Políticos o penalización de las ideas, es simple y llanamente una tomadura de pelo, literal.

Los hechos (que no los pensamientos o las ideas) del 20 de septiembre no fueron un “escrache” o protesta-manifestación al uso, cuestión incluso reconocida por sus propios valedores.

Las acciones tienen consecuencias, y si estas son legales-penales, pues son las que son.

Lo contrario es la “jungla social real” que subyace en cualquier anarquía y/o despotismo.

Precisamente, la finalidad básica del Derecho en la Sociedad es precisamente esa: evitar tanto la anarquía (situación social que atribuye poder cuasi ilimitado a cada uno de sus miembros) como el despotismo (situación social que atribuye poder cuasi ilimitado a uno solo de sus miembros).

Ni “Los Jordis” ni sus gentes pueden hacer lo que les venga en gana ni Puigdemont es Dios “Todopoderoso” para implantar su doctrina ideológica, y ello fundamentalmente porque todo ellos viven en Sociedad, en un marco de convivencia social, y por tanto sujetos a reglas imperativas (Derecho).

A cuidarse, meus.

PGV.

 

 

 

Cataluña, Derecho, Sociedad

Fuego amigo

Baiona, por RV

Arde Galicia entera (lo de Vigo es brutal), y ya tenemos a los oportunistas podemitas carroñeros a ver si politizando el tema pueden subir un poquito más en sus maltrechos sondeos.

De nada sirve que los fuegos hayan sido provocados en varios focos al mismo tiempo y de madrugada,  aprovechando el viento del huracán Ofelia.

De nada sirve que los efectivos directamente dependientes de la Xunta estén más proveídos que nunca.

De nada sirve el ver a tanta población sufrir e implorando que lleguen las de la mañana para que llueva.

Lo importante es que la Xunta la dirige el PP, motivo por el que hay que hacer chistes y machacar a Feijóo por supuesta imprevisión.

Desechos humanos con piernas, todos ellos.

Desde Madrid veo a familia y amigos sufrir por lo que está ocurriendo.

Viva Galiza, viva mi tierra, vivan los gallegos y mostrémosles a esta patulea lo.que es el sentidiño.

La politización oportunista siempre viene de fuego amigo y se propaga a una mayor velocidad que las propias llamas. Algo muy  español.

A cuidarse, meus.

PGV.

Sin categoría

155 á feira

Todo muy gallego, muy Rajoy, muy como el pulpo al estilo gallego (polbo á feira).

La contestación perfecta desde la óptica legal a la puntita de Puchi de ayer condimentada con la pasarela política de la apertura del melón de la cuestión territorial, cediendo todo protagonismo en este último punto al líder del principal partido nacional de la oposición.

Desde luego las caras de Iglesias, Junqui, Gabrieles (Rufi y Anna) y cía dan para toda una nueva antología poética. Es pena que no sepan qué es una auténtica nación y cómo se ha de conseguir ésta (la Historia dice que con razón y fuerza).

Rajoy está demostrando que su hacer tan personal es desde luego la única manera de salir indemne en política hoy por hoy. Incluso es menos odiado que Aznar.

En fin, 155 à feira.

A cuidarse, meus.

PGV.

Cataluña, Derecho, Política

La puntita

Cuando metes la puntita solamente el efecto a largo plazo que se deviene es la necesidad perentoria de meterla entera. Así de fácil.

Por eso, precisamente por eso, EL ESTADO DE DERECHO no existe a medias, y debe desarrollarse en todo su esplendor y continuidad. No ha de bajar la guardia ni aceptar lobos con pieles de cordero.

Que lleguemos a ver los efectos legales de lo hecho hasta ahora. Aplíquese la Ley.

Y hablemos de todo, incluído del tiempo.

A cuidarse meus/amics.

PGV

Cataluña, Psicopolítica digital, Sociedad