Un país de botijo y pandereta

¿Cómo es posible que se decida parcialmente sobre el fondo de un asunto sin resolver previamente sobre la admisión a trámite de una solicitud concreta?, máxime cuando una de las piedras de toque del TC son precisamente las admisiones a trámite de los asuntos.

En la Universidad un profesor tildaba al TC de «los doce del patíbulo» , por la interpretación torticera que hizo del Real Decreto Ley que sirvió de excusa formal para la expropiación de Rumasa.

Seguro que mi.querido profesor fliparía con el Auto engendro de hoy del TC.

Estaa cosas solo alimentan a los irracionales indepes.

En fin

 

 

Derecho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*