Síndrome Xavi Hernández

Hay gentes que, precisamente por su dimensión pública, deberían ser más cuidadosas a la hora de sus manifestaciones, puesto que la notoriedad de las mismas y el seguimiento que se realiza sobre sus personas aconseja cierto decoro.

Que vaya por delante que respeto mucho a Xavi Hernández como persona y como jugador, pero estoy en mi derecho a expresar mi pensamiento sobre sus acciones, a la vista de que él mismo las ha hecho públicas.

Xavi ha votado, en la embajada española en Doha y enfundado en un polo amarillo, a las elecciones catalanas del 21D. Se supone que ha votado a Puchi o a Junqui, por que dicha instantánea la ha acompañado de mensajes y otras proclamas sobre la vergüenza que representa el Estado español por «no dejar votar y tener presos políticos».

Y es curioso q Xavi se arranque de tal guisa cuando en Catar lo quieren casi hacer Ministro, porque su integración e implicación con los ideales (no solo deportivos) del régimen catarí es de sobresaliente. Catar, un país donde los DDHH sencillamente no existen. ¿Si España oprime a Cataluña lo de Catar qué puede ser en comparación con nuestra tan fraternal cuestión doméstica?.

Lo de Xavi me interesa como síntoma generalizado de mucho de lo que se observa en Cataluña: siempre dan lecciones gente que no se juega nada de su patrimonio (personal y económico), al igual q Guardiola, Pujol, etc…

Que paren el.mundo, que me quiero bajar. Muy síndrome XH.

Acuidarse, meus.

PGV

 

 

 

 

Cataluña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*