La bola de Guardiola

Que conste que defiendo que cada uno tiene derecho a pensar y a expresar su pensamiento como le de la real gana, solo faltaría.

Ahora bien, detesto a la gente que, siendo inteligente y representativa, muestra muy poca honestidad intelectual.

Guardiola protege a la patulea de «Puchi» (mi admirado José Muñoz Clares da siempre en la diana), bueno, pues me parece bien.

Lo que ya no entiendo es que de su boca haya salido lo siguiente:

1) Las imputaciones penales por el 3% son obra de la «Fiscalía española».

2) El hecho de no permitir el referéndum conlleva per se que el Estado español es un Estado autoritario.

El Sr. Guardiola entonces:

a) Si hubiera un referendum positivo (51% del sufragio) en Manschert para echarlo hoy ya y sin una libra de indemnización de su cargo de manager del City, Pep estaría completamente de acuerdo, por que si pusiera trabas, el “autoritario” sería él, ¿no?.

b) Si la Fiscalía británica presenta cargos contra los terroristas de Manschester (donde podrían haber muerto las hijas y esposa de Pep) es válido que estos terroristas puedan pensar que son “imputaciones y persecuciones” políticas. ¿O no, Pep?.

En Alemania (país donde Pep pasó unos añitos entrenando al Munich) deben estar flipando, y máxime cuando su propio Tribunal constitucional ha denegado el supuesto derecho separatista de Baviera de la federación alemana.

Pep fue uno de los mejores jugadores y entrenadores del mundo, sin embargo, lo suyo es una falsa modestia, su ego es descomunal (ríanse del ego de CR7), es, además, rencoroso. Nunca olvidaré su cambio de actitud en las ruedas de prensa cuando el Real Madrid le ganó al barsa la copa del Rey de hace unos años: su discursó pasó de un buenismo contra el rival hasta el ataque más letal, cuestionando incluso al árbitro.

Yo creo que debería renunciar ya a la nacionalidad española y que sea la futura República catalana la que se haga cargo de su pensión con la SS, de su asistencia sanitaria etc…

Pep, haznos un favor: SIGUE ASÍ.

A cuidarse, meus.

PGV.

 

Cataluña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*