Venezuela por el artículo 33 (II)

Mientras me dispongo a disfrutar de la sierra tras una mañana de trabajo saco un hueco para redondear mi post anterior, a la vista de los últimos acontecimientos venezolanos.

Lo ocurrido ayer es muchísimo peor que la sentencia 156 y denota el «tipo» de separación de poderes que existe en la bolivariana madura.

El presidente Maduro le dice al Tribunal Supremo que reconsidere su sentencia, y…. minutos después el órgano judical se desdice de la misma.

Vamos,  que estos el art. 16 DDHC 1789 no saben ni que existe («toda sociedad en la que la garantía de los derechos no esté asegurada ni la separación de pideres determinada, no tiene Constitución».).

Como diría mi colega the great Ernest: «la vida es eso, no parar, las balas en las pistolas no son de uso Eastwood».

A cuidarse, meus.

PGV.

Derecho, Podemos, Política

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*