Estelando, pero ni contigo ni sin ti.

Ojeando la prensa de estos días, a colación de los planes  fiscales de Cataluña aireados por el Sr. Vidal (y confirmados por los Srs. Junqueras y Mas), a uno le parece que, más que estar leyendo una noticia de efervescente actualidad, se está rememorando un episodio nacional típico galdosiano, sin exageración alguna.

Efectivamente, el Gobierno autonómico catalán parece que tiene diseñado ya un plan para poder “cobrarse” todos los tributos que sean generados en Cataluña.

¿Pero qué se pensaban?, ¿que Mas, Homs, Junqueras, Romeva, Gabriel y cía no iban en serio?, ¿de veras todavía quedan gentes tan inocentonas como para creer que toda esta patulea iban de farol?.

La deriva que está tomando Cataluña no es que sea grave, es que es gravísima. ¿Cómo una toda una institución política como una Autonomía territorial dice que, por la fuerza, va a proceder a apropiarse del cien por cien de los derechos fiscales cuyo sujeto activo son otras Entidades, como, por ejemplo, el Estado? (El Estado somos todos, gallegos, ceutíes, canarios etc…).

Me comenta un amigo de Elanchove (un pueblo cerca de Bilbao) que en su tierra ni Bildu ha llegado tan lejos, en realidad. Le contesto: ¡Claro, allí tenéis Concierto económico, Cataluña sin embargo pertenece al Régimen común fiscal!.

Yo no estoy a favor de los regímenes fiscales que tienen el País Vasco y Navarra, pero están recogidos en la Constitución de 1978, motivo por el que me la tengo que envainar.

A veces pienso que la pandi del 3% y los cavernicuperos lo único que quieren en realidad es eso: un Concierto.  Pienso sinceramente que ni a ellos mismos, aunque nombren directamente a los Jueces afines como “poder judicial de la república / monarquía” (como ya tienen dicho que harían), les interesaría un Estado independiente.

¿Quieren independencia?:

  • Y quién va a pagar las pensiones de los catalanes que se jubilen una vez “independizados”?, ¿La república Catalana o el Reino de España?.
  • Y quién va a asistir consularmente a los catalanes en USA o Chile o Tailandia?, ¿el servicio exterior del Reino de España o los servicios diplomáticos de la República Catalana?.
  • ¿ Tendría que jugar el Barça una liga nacional cuyo mayor rival, y dicho sea con los debidos respetos, es el Espanyol?, o ¿querría jugar la liga nacional del Reino de España, territorio vecino pero no nacional?.
  • Será la nueva sanidad de la República/monarquía catalana la que afronte el coste de fármacos y asistencias?.
  • Pagarán mi familia y amigos barceloneses aranceles aduaneros cada vez que “importen” algo de Albacete o Francia?,  o el Reino/República Catalán/a nos echará la culpa al resto de españoles por ello? (con eso de que les robamos…).
  • Una vez independientes, ¿será culpa mía -un gallego de Madrid- si siguen dejándose gobernar por rufianes, gabrieles, mases, pujoles y junqueras varios?

Con los debidos respetos, si Cataluña hoy se tiene algo en pie es gracias al dinero que se le presta desde el resto del Estado, es decir, es gracias a una solidaridad legal que hace que los recursos públicos generados por el resto de españoles también vayan dirigidos a inyectar liquidez en las tan “bien” gestionadas arcas catalanas.

Yo no quiero aplicarles, para el caso, lo que económicamente implicó en nuestra Historia el “Real Privilegio de Villazgo”, ahora bien, si se van para no contribuir al sostenimiento común español por supuesto que no se les ocurra pedir un céntimo al Estado español y que no se le ocurra al Estado español siquiera regalarle un céntimo.

Rescato un post de un Blog amigo, vecino de esta misma tribuna, con envidia, puesto que me habría gustado ser yo el que hubiera escrito un artículo del estilo, pero bueno, no todos podemos tener el nivel intelectual y la mordaz pluma y prosa de Don José Muñoz Clares.

 

Cataluña, Franco y la hemeroteca

Como dice mi amigo Helios “sigue el rastro del dinero y encontrarás la verdadera razón que hay escondida”.

A lo ya leído la verdad no se me ocurre qué poder añadir, si me apuran, y para terminar, “estelando”, que es gerundio.

A cuidarse, meus.

PGV.

 

Cataluña, Derecho, Economía, Impuestos, Política, Sociedad

2 comentarios


  1. José Muñoz Clares

    Estimado colega:
    No sólo apruebo tu cita de aquella contribución mía que construí escarbando en la hemeroteca sino que me honras asociándola a tu última publicación, que suscribo.
    Me he cansado de hablar de Cataluña porque cualquier razonamiento disidente se da con un muro ideológico construido por gente de la solvencia moral e intelectual de tipos como Mas o Forcadell, por ser paritario en las descalificaciones.
    Un abrazo y nos vemos en las páginas de Periodista Digital que, por lo menos, nos permite ir soltando lastre…
    José Muñoz Clares

  2. Pablo G. Vázquez

    Estimado señor,

    es un placer y un lujo el poder leerle.

    Un fuerte abrazo.
    PGV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*