El catalejo del Pepe

Las extrañas apariciones en Fátima.

11.05.17 | 22:35. Archivado en iglesia

En estos días se cumplen cien años desde las llamadas apariciones de Santa María en Fátima (Portugal).
Todo lo relativo a este tema me deja perplejo. Veo que hay un reconocimiento no solamente de fe para un hecho extraordinario: hay personas que cambian radicalmente de conducta mejorando su pertenencia a la iglesia católica; hay sanaciones acreditadas por diversos médicos, incluso agnósticos; hay un fervor popular que se mantiene a lo largo del tiempo y se multiplica en innumerables lugares del mundo.
Y, sin embargo, la historia no logra calzar con mi sentido religioso.

Una presencia de María que me resulta extraña. Es otra más de las Marías dolientes que derraman lágrimas por la maldad del mundo, que piden sacrificios para lograr “aplacar” la ira de dios, que advierten sobre castigos cósmicos.
Se añade a esto, que las visiones tienen como protagonistas a unos niños analfabetos, fácilmente manipulables en su realidad campesina, en un ambiente de gente crédula.
De remate se trata de unos mensajes con tinte político que advierten del peligro que significaría Rusia para la paz del mundo: todo sucede en 1917, precisamente el año de la gran revolución moscovita encabezada por Lenin.

Es otra la figura de María que yo veo aparecer en los evangelios. En ellos, María es grande no por ser una muchacha virgen (había muchas en Palestina en ese tiempo) sino por ser madre de Jesús, en quien se manifestó el poder salvador de Dios.
Su presencia es siempre de cariño y de servicio: una ternura de mamá, una preocupación por atender las necesidades de los demás, una recomendación repetida a quien quisiera escucharla: “hagan lo que mi hijo les diga”.
Me quedo, en definitiva, con sus propias palabras que manifiestan su gozo y su esperanza: “mi corazón se alegra en la bondad de Dios, porque ha mirado con bondad la sencillez de su sierva. Las generaciones futuras me llamarán bienaventurada”. Una María que ríe y se alegra, no una María que llora.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por jose eduardo bernada 20.09.17 | 20:04

    El hermano Juanjo tiene razón María lloró, cómo no va llorar ante tales situaciones. Jesús es torturado, asesinado como delincuente, pero para los cristianos debe primar el JESÚS RESUCITADO, la MADRE MARÍA, alegre cuando recibe la noticia, o cuando visita a su prima Isabel, lo otro es cosa de la vida de cualquier mortal . El relator de los Evangelios nos habla de una Comunidad donde todo era de todos....si pero también pasó lo que pasa en todo grupo humano, quedémonos con lo mejor no busquemos el reverso de la luna. abrazo fraterno para todos, desde MVD. Uruguay José Eduardo Bernadá Ceb. SanFelipeySantiago

  • Comentario por Paul Buchet Doffagne 10.06.17 | 17:29

    Unas preguntas?
    ¿En que medida las devociones mariales de la religion popular y de intanscias de poder en la Iglesia no restan a la fe en un ùnico Dios?
    ¿ No nos alejan de los otros cristianos y otros teístas? ¿ No requiere mayor unidad de los cristianos para la evangelización de un mundo que se aleja de toda fe religiosa, para qué tanta santiduría?

  • Comentario por Juanjo 04.06.17 | 00:38

    O sea que según usted María no lloró nunca. Ni cuando la matanza de los Inocentes, ni cuando murió San José (Jesús lloró p or Lázaro), ni cuando asistió a la Pasión y Muerte de su Hijo.

    En cuanto a la posibilidad de condenación eterna, es parte esencial del Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo.

  • Comentario por Manuel_RH 16.05.17 | 16:17

    Comparto su punto de vista en un 90%. Aún así le diré (permítame) que el catalejo de Pepe no va muy allá.

    Hombre, es que la María que vd. Conoce por el evangelio es una María de este mundo terrenal, con sus limitaciones. Yo creo que el corazón de la María, madre de la salvación, debe estar muy dolido por tantas personas a las que a lo peor no puede alcanzar esa salvación que ella ha propiciado. A mí tampoco me cuadra mucho pero bien pensado, ¿ por qué no va a ser posible ?

Sábado, 23 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Septiembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930