Editado por

Miguel A. Rodriguez TorresMiguel A. Rodriguez Torres

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Mayo 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


Epitafio: Ya lo advertí... ¡Este médico era muy malo!

Permalink 13.09.16 @ 08:10:57. Archivado en L'avagelio

Últimamente vengo detectando que entre mi club de seguidores existe cierto desasosiego sobre si escribo bién, si soy graciosillo e incluso si me he rapado la cabeza para pasarme al punk.
El caso es que uno tiene varios oficios y a lo mejor el atender a unos deja a los otros abocado al desamparo y la aflicción.
Esto bastaría como justificación plena del porqué les quiero contar la historia de la furia matrimonial de mi admirado Raimon.
-¿Un matrimonio?
-Un matrimonio, sí.
-¿Tuyo?
-Mío.
-¿Con una muchacha?
-¡Claro! ¿Iba a anunciar mi boda con un cazador furtivo?
- ¿Y cuándo ocurrirá la cosa?
-Lo ignoro.
-¿Cómo?
-No conozco aún a la novia. Ahora voy a buscarla…
Y salió como una bala a buscar novia por la ciudad.
A las dos horas conoció a Silvia, una chica algo rubia, algo baja, algo gorda, algo sosa, algo rica y algo idiota; hija única y suscriptora contumaz a La moda y la Casa (publicación para muchachas sin novio).
Y al año, todos los amigos fuimos a la boda. ¡La boda! ¡Bah!… Una boda como todas las bodas: galas blancas, azahar por todos lados, alfombras, música sacra, bimbas, sonrisas, codazos, almohadón para hincar las rodillas los novios y para hincar las rodillas los padrinos; lunch, sandwichs duros como un fiscal…
Al onzavo sandwich hubo una fuga súbita por la sacristía y un cochazo pasó raudo, y unos gritos brotaron:
-¡Adiós! ¡Adiós! ¡Vivan los novios! ¡Vivaaan!
Y los amigos cogimos otro sandwich -dozavo- y otra copita.
Y allí acabó la cosa.
Mas, para mi amigo Ramonchu, la cosa no había acabado allí…
Al contrario: allí daba principio.
Y al subir con su novia al auto fugitivo, vio claro, vio clarísimo: ni amaba a Silvia, ni notaba inclinación ninguna al matrimonio, ni sintió su alma con la vocación más mínima por construir un hogar dichoso.
-¡Soy un idiota! -murmuró Ramón-. No valgo para marido, y lo noto cuando ya soy ciudadano casado…
Y corroboró rabioso:
-¡Soy un idiota!
Silvia, arrinconada junto a Ramón, bajaba los ojos con rubor, y al bajar los ojos subía dos mil grados la rabia masculina.
-¡Dios mío! -gruñía Ramón mirándola-. ¡Casado! ¡Casado con una niña insulsa como unas natillas!… No hay ya salvación para mí…, ¡no la hay!
Incapaz para dominar su irritación, dirigió unas palabras durísimas a Silvia.
-¡Prohibido fingir rubor y mirar a la alfombra! -gritó.
(Silvia miró al parabrisas con infantil docilidad).
Y Ramón añadió para su sayo, alumbrado por una brusca solución:
-Voy a lograr su odio. Voy a obligarla a suplicar un divorcio rápido. Poco valgo si no logro inspirarla asco con cuatro o cinco burradas a cual más disparatada…
Y tal solución tranquilizó mucho a su alma.
Por lo pronto, al subir a la fotografía (visita clásica tras una boda), Ramón hizo la burrada inicial.
Un fotógrafo modoso y finísimo abordó a los novios.
-Grupo nupcial, ¿no? -indagó.
-Sí -dijo Ramón.
Y añadió:
-Con una variación.
-¿Cuál?
-La sustitución más original vista hasta ahora… Novio por fotógrafo. Hoy hago yo la foto… ¡Viva la originalidad!
Y Ramón aproximó la máquina y advirtió al asombrado fotógrafo:
-¡Vamos! Coja por la mano a la novia y sonría con ilusión: La cara más alta… ¡Cuidado! ¡Así!… ¡Ya!
Ramón tiró la placa, y a continuación obligó al pago al fotógrafo; guardó los duros y salió con Silvia orondo y dichoso.
-¡Al auto! -mandó.
(Silvia ahora iba llorando)
-¡La cosa marcha! -susurró Ramón.
Bueno, cortemos la historia aquí. No recuerdo quién, decía que hay que escribir ceñido y corto. Y hoy quiero escribir algo sobre el humor. El humor es a la literatura seria lo que el agua de seltz al agua de Lozoya. El mismo líquido, pero adornado con unas burbujitas para que haga más mono. En realidad, nada; un capricho, un lujo; una pluma de perdiz que se pone uno en el sombrero; un modo de pasar el tiempo…
El humor verdadero no se propone enseñar o corregir, porque no es esta su misión. Lo único que pretende el humor es que, por un instante, nos salgamos de nosotros mismos, no marchemos de puntillas a unos veinte metros y demos una vuelta a nuestro alrededor contemplándonos por un lado y por otro, por detrás y por delante, como ante los tres espejos de una sastrería y descubramos nuevos rasgos y perfiles que no nos conocíamos.
El humor es verle la trampa a todo, darse cuenta de por dónde cojean las cosas; comprender que todo tiene un revés, que todas las cosas pueden ser de otra manera, sin querer por ello que deje de ser tal como son, porque eso es pecado y pedantería, El humorismo es lo más limpio de intenciones, el juego más inofensivo, lo mejor para pasar las tardes. Es como un sueño inverosímil que al final se ve realizado.
Bueno, el caso es que usted me entienda.
Hasta mas ver.


Bookmark and Share

Comentarios:
me has dejado alucinado esperando al doctor
Enlace permanente Comentario por sacu 19.11.16 @ 18:54

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Los comentarios para este post están cerrados.

Blogs
Religión Digital

Religión Digital

Alégrense y regocíjense

Religión Digital

Juicio a la noticia

Juicio a la noticia

#Venezuela es sacudida por el Cáncer de la Incredulidad por @Angelmonagas Caiga Quién Caiga

Angel Monagas

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Conferencia del Episcopado Mexicano recuerda al Cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo a 25 años de su magnicidio

Guillermo Gazanini Espinoza

Punto de vista

Punto de vista

Bélgica, paraíso de delincuentes

Vicente Torres

Otro mundo es posible

Otro mundo es posible

Bienaventuranzas del Amor

Miguel Ángel Mesa Bouzas

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Bolívar, tras casi medio siglo de vida, un clásico en la restauración de Malasaña

Juan Luis Recio

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Patriotismo frente a nacionalismo

Manuel Molares do Val

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

Dejación de funciones se llama eso

Ángel Sáez García

Columna Social

Columna Social

Carta de un cura a Willy Toledo

Julián Moreno Mestre

Transversal

Transversal

Houston, tenemos un problema

Pilar Aizpún Bobadilla

Entre el Cielo y la Tierra

Entre el Cielo y la Tierra

LA IGLESIA, PIONERA EN EL VOLUNTARIADO

Francisco Baena Calvo

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

CONTROL MENTAL

Josemari Lorenzo Amelibia

El blog de X. Pikaza

El blog de X. Pikaza

27 V 18. Dios Trinidad: Tres amigas que bailan

Xabier Pikaza Ibarrondo

La Verdad es libre, reflexiones para las homilías

La Verdad es libre, reflexiones para las homilías

¿DIOS HA MUERTO?

Tomas Muro Ugalde

El blog de Antonio Piñero

El blog de Antonio Piñero

A propósito de lo dicho por Jesús de Nazaret acerca del amor al enemigo y sobre el amor al prójimo como a uno mismo. Un libro de Roger Armengol II (24-05-2018) (1003)

Antonio Piñero

No más mentiras

No más mentiras

Sigue "la caza" del político corrupto

Antonio García Fuentes

Un país a la deriva

Un país a la deriva

Gallinas y conejos.

Vicente A. C. M.

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

El Mito de la Globalización Neoliberal

Francisco Margallo

Discretísimos circunstantes

Discretísimos circunstantes

Kichi y Evita lo petan

Miguel A. Rodriguez Torres

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

Pitorreo de la Justicia

Enrique Arias Vega

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital