Editado por

Miguel A. Rodriguez TorresMiguel A. Rodriguez Torres

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Septiembre 2016
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


Epitafio: Ya lo advertí... ¡Este médico era muy malo!

Permalink 13.09.16 @ 08:10:57. Archivado en L'avagelio

Últimamente vengo detectando que entre mi club de seguidores existe cierto desasosiego sobre si escribo bién, si soy graciosillo e incluso si me he rapado la cabeza para pasarme al punk.
El caso es que uno tiene varios oficios y a lo mejor el atender a unos deja a los otros abocado al desamparo y la aflicción.
Esto bastaría como justificación plena del porqué les quiero contar la historia de la furia matrimonial de mi admirado Raimon.
-¿Un matrimonio?
-Un matrimonio, sí.
-¿Tuyo?
-Mío.
-¿Con una muchacha?
-¡Claro! ¿Iba a anunciar mi boda con un cazador furtivo?
- ¿Y cuándo ocurrirá la cosa?
-Lo ignoro.
-¿Cómo?
-No conozco aún a la novia. Ahora voy a buscarla…
Y salió como una bala a buscar novia por la ciudad.
A las dos horas conoció a Silvia, una chica algo rubia, algo baja, algo gorda, algo sosa, algo rica y algo idiota; hija única y suscriptora contumaz a La moda y la Casa (publicación para muchachas sin novio).
Y al año, todos los amigos fuimos a la boda. ¡La boda! ¡Bah!… Una boda como todas las bodas: galas blancas, azahar por todos lados, alfombras, música sacra, bimbas, sonrisas, codazos, almohadón para hincar las rodillas los novios y para hincar las rodillas los padrinos; lunch, sandwichs duros como un fiscal…
Al onzavo sandwich hubo una fuga súbita por la sacristía y un cochazo pasó raudo, y unos gritos brotaron:
-¡Adiós! ¡Adiós! ¡Vivan los novios! ¡Vivaaan!
Y los amigos cogimos otro sandwich -dozavo- y otra copita.
Y allí acabó la cosa.
Mas, para mi amigo Ramonchu, la cosa no había acabado allí…
Al contrario: allí daba principio.
Y al subir con su novia al auto fugitivo, vio claro, vio clarísimo: ni amaba a Silvia, ni notaba inclinación ninguna al matrimonio, ni sintió su alma con la vocación más mínima por construir un hogar dichoso.
-¡Soy un idiota! -murmuró Ramón-. No valgo para marido, y lo noto cuando ya soy ciudadano casado…
Y corroboró rabioso:
-¡Soy un idiota!
Silvia, arrinconada junto a Ramón, bajaba los ojos con rubor, y al bajar los ojos subía dos mil grados la rabia masculina.
-¡Dios mío! -gruñía Ramón mirándola-. ¡Casado! ¡Casado con una niña insulsa como unas natillas!… No hay ya salvación para mí…, ¡no la hay!
Incapaz para dominar su irritación, dirigió unas palabras durísimas a Silvia.
-¡Prohibido fingir rubor y mirar a la alfombra! -gritó.
(Silvia miró al parabrisas con infantil docilidad).
Y Ramón añadió para su sayo, alumbrado por una brusca solución:
-Voy a lograr su odio. Voy a obligarla a suplicar un divorcio rápido. Poco valgo si no logro inspirarla asco con cuatro o cinco burradas a cual más disparatada…
Y tal solución tranquilizó mucho a su alma.
Por lo pronto, al subir a la fotografía (visita clásica tras una boda), Ramón hizo la burrada inicial.
Un fotógrafo modoso y finísimo abordó a los novios.
-Grupo nupcial, ¿no? -indagó.
-Sí -dijo Ramón.
Y añadió:
-Con una variación.
-¿Cuál?
-La sustitución más original vista hasta ahora… Novio por fotógrafo. Hoy hago yo la foto… ¡Viva la originalidad!
Y Ramón aproximó la máquina y advirtió al asombrado fotógrafo:
-¡Vamos! Coja por la mano a la novia y sonría con ilusión: La cara más alta… ¡Cuidado! ¡Así!… ¡Ya!
Ramón tiró la placa, y a continuación obligó al pago al fotógrafo; guardó los duros y salió con Silvia orondo y dichoso.
-¡Al auto! -mandó.
(Silvia ahora iba llorando)
-¡La cosa marcha! -susurró Ramón.
Bueno, cortemos la historia aquí. No recuerdo quién, decía que hay que escribir ceñido y corto. Y hoy quiero escribir algo sobre el humor. El humor es a la literatura seria lo que el agua de seltz al agua de Lozoya. El mismo líquido, pero adornado con unas burbujitas para que haga más mono. En realidad, nada; un capricho, un lujo; una pluma de perdiz que se pone uno en el sombrero; un modo de pasar el tiempo…
El humor verdadero no se propone enseñar o corregir, porque no es esta su misión. Lo único que pretende el humor es que, por un instante, nos salgamos de nosotros mismos, no marchemos de puntillas a unos veinte metros y demos una vuelta a nuestro alrededor contemplándonos por un lado y por otro, por detrás y por delante, como ante los tres espejos de una sastrería y descubramos nuevos rasgos y perfiles que no nos conocíamos.
El humor es verle la trampa a todo, darse cuenta de por dónde cojean las cosas; comprender que todo tiene un revés, que todas las cosas pueden ser de otra manera, sin querer por ello que deje de ser tal como son, porque eso es pecado y pedantería, El humorismo es lo más limpio de intenciones, el juego más inofensivo, lo mejor para pasar las tardes. Es como un sueño inverosímil que al final se ve realizado.
Bueno, el caso es que usted me entienda.
Hasta mas ver.

No, No, No y No

Permalink 03.09.16 @ 10:18:18. Archivado en Politicamoribundía

Este personaje que debería verificarse a sí mismo con un código capcha de esos, este que ha puesto de moda el nononono y que parte del no, no entiende, este muchacho que parece salido de la novela de Juan Luis Cano (Gomaespuma), “El hombre que surgió del Rímel”, el que se ha parapetado tras un discurso en el que se le atribuye al gobierno popular ser poco menos que el proveedor de leña del infierno, pero que obvia que en cada uno de los apartados de ese discurso superficial y falso quien suspende es el partido socialista; este político breve olvida que mientras quede un solo español de buena fé, con el cabal sentido común que ha presidido la restauración democrática y la transición, con uno sólo que quedara, sería suficiente para desenmascarar ese discurso patético del caos y de la corrupción que argumentan como elementos imposibles de superar para dar una sola opción a que haya un gobierno en minoría que funcione llegando a acuerdos puntuales con el resto de grupos políticos, en base a procesos de pacto y negociación, que es justo lo que han querido –con la expresión de su voto-, los electores, tanto en diciembre como en junio.
Ni en materia de corrupción –todas las medidas serán pocas-, de políticas de empleo, de pensiones, de transparencia, de economía, de salvaguardar el estado del bienestar al evitar la intervención, de seguridad ciudadana, de fortaleza del Estado frente a los intentos segregacionistas, de lucha contra el terrorismo y de tantas otras medidas liberales sociales, puestas en marcha por el gobierno de Mariano Rajoy, en ninguna de ellas los socialistas ni demostraron solvencia cuando gobernaron ni pueden dar clases.
En todo caso, podrían explicar como ZP apeló al patriotismo para que el Partido Popular apoyara la reforma express de la Constitución Española –cosa que evitó la intervención por parte de la UE-, y luego han estado los cuatro años de oposición criticando y obstaculizando las medidas que tomó el gobierno como consecuencia de esa reforma que ellos pilotaron a instancias de nuestros socios europeos.
No tiene explicación el no y todos los socialistas lo saben. Sólo hay una justificación y esta es partidaria, abandonando los intereses generales para parapetarse tras los intereses de partido: el partido socialista sabe perfectamente que si el partido popular gobierna una legislatura más, tras la infinidad de reformas ya realizadas se consolida la recuperación, la modernización del estado y de la administración, llega el empleo a todas las familias y se coloca a España en una senda que por muchos años dejaría al Psoe en la zona oscura del prestigio como alternativa válida de gobierno. Simplemente es esto: “no, que si te dejo, hundes a la izquierda para tres décadas y nosotros en el revoltijo que se ha creado tenemos más opciones de tocar bola”.
Así funciona la izquierda señoritinga esta que tenemos ahora. Pero cada vez es más complicado el juego, porque el personal se da cuenta y se está hastiando.
¿Bastante contradictorio? ¿Qué a estas alturas alguien se puede plantear que cómo un partido de izquierdas se contradice hasta ese punto? ¡Pero si esa es la marca de la casa!
Vamos a ver un ejemplo de estos días sobre algo ocurrido en el gigante asiático gobernado por el partido comunista -amigo de Podemos y de las mareas esas-, y jamás criticado por los socialistas españoles.
Visto en el telediario: En China se persiguen a los grupos de rap. El temido partido comunista chino les pide las letras que van a rapear y los vetan en televisión y locales públicos. Aquí viene lo que uno no entiende. ¿Qué perseguimos a unos raperos por canturrear la polución que hay en Pekín y otras ciudades y nos sentamos en Consejos de Administración de multinacionales? ¿Qué no queremos que aten cabos y descubran que trabajamos por salarios de mierda y en condiciones de la era pre-industrial?
Ah, si!! ¡Que el verdadero poder está en la información! Bueno, pero mientras tanto los elegidos se hacen multimillonarios con el capitalismo que fabrica allí a precio peoputa… ¡Pero que no se enteren los chinitos esmayaos!
Recuerden: esa es la izquierda.

Blogs
Religión Digital

Religión Digital

'Una historia de barbas y capuchas'

Religión Digital

Punto de vista

Punto de vista

Amnistía Internacional insulta a los españoles

Vicente Torres

Ríase, aunque sea de mí

Ríase, aunque sea de mí

"¡No estais solas, luchadoras!"

Chris Gonzalez -Mora

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Un 65% de los españoles donarían sus órganos y tejidos tras su fallecimiento

Juan Luis Recio

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

¿Paga usted "The Economist"?

Manuel Molares do Val

Nido de poesía

Nido de poesía

Teodoro Rubio 3. LA MEMORIA SE CUELGA EN LOS BALCONES

Nicolás de la Carrera

El blog de X. Pikaza

El blog de X. Pikaza

Dom 22.10.17. Tributo del César, "dinero" de Dios (Mt 22, 15-21)

Xabier Pikaza Ibarrondo

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

Cada día que pasa más me asombro

Ángel Sáez García

El mundo descifrado

El mundo descifrado

Dictadura política de las emociones

Ángel Manuel Sanchez

Entre dos luces

Entre dos luces

Lutero, Erasmo y Feijoo (I) Ante el cumpleaños

Santiago Panizo

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

Obispos sed santos como

Josemari Lorenzo Amelibia

Faustino Vilabrille

Faustino Vilabrille

La Iglesia, el dinero, el poder y la política

Faustino Vilabrille Linares

Cree en la Universidad

Cree en la Universidad

Lo que Dios ha unido...

José Moreno Losada

Otro mundo es posible

Otro mundo es posible

Teresa nos invita a vivir las quintas moradas

Miguel Ángel Mesa Bouzas

No más mentiras

No más mentiras

"EL PRECIO" del automóvil en el año 2000

Antonio García Fuentes

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Actualidad de José Ortega y Gasset

Francisco Margallo

Opinión

Opinión

Fermín Bocos - El peor escenario

Opinión

Un país a la deriva

Un país a la deriva

El hundimiento de España (18)

Vicente A. C. M.

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

Presiones para que el Ayuntamiento reconsidere soterrar el ferrocarril

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Aeterna Christi Munera

Aeterna Christi Munera

La voz del niño

Jose Gallardo Alberni

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital