Diario Independiente Digital

¿Herodes ha muerto?, desde Argentina

05.01.07 | 11:46. Archivado en Sociedad

Cuando escuchamos hablar de la cantidad de niños inocentes que murieron, a causa de la falta de grandeza de un hombre al que solo le importaba mantener el poder absoluto y ciego, nos estremecemos y pensamos como pudo acontecer tanto dolor. Creemos que solo un emperador de la antigüedad, incapaz de permitir que ni la mas remota sombra opacara la luz de su trono, presa de la locura que a veces acompaña el poder, pudo volcarse a una matanza tan cruel y despiadada por temor a un niño recién nacido en Belén, como narra la historia de un Cristo que existió, en un tiempo y lugar, del cual los cristianos celebramos año a año su nacimiento. La impotencia nos invade, al pensar ¿que culpa tenían esos indefensos niños recién nacidos?

Sin embargo para tristeza de nuestra existencia, Herodes no ha muerto, revive en la carne y en el dolor de cada niño inocente destrozado por las crueles prácticas del aborto, el DIU que le impide alimentarse, o los mal llamados anticonceptivos de emergencia-abortivos. Herodes revive en las leyes que día a día avanzan sin oposición en el mundo, facilitando a los traficantes de la muerte, el camino a matanzas aún más crueles, y silenciosas, pero igual de despiadadas como la llevda acabo en Judea. Herodes revive en cada legislador/ra que desde el poder que le otorga su banca otorgada por el pueblo, presenta la matanza de los niños inocentes por nacer, como un “derecho a decidir de la madre sobre su propio cuerpo”. Revive también cuando los que dicen defender la vida en nuestras legislaturas, defienden con mucha más energía, preocupación y conocimiento el aumento de sus presupuestos, sus sueldos o los temas económicos y temporales, que el derecho natural a la vida de los ciudadanos que representan y de los niños por nacer. Herodes revive, cuando desde los medios de comunicación, se manipula la información presentando el homicidio de un inocente no nacido, como algo natural, una decisión libre de sanciones sociales, de una sola persona, la madre, cuando en realidad están involucradas dos vidas, la de la madre y la del hijo, con el agravante que una, el hijo, es inocente y condenado a morir sin juicio previo No pudiendo opinar, ni defenderse.
Herodes revive en las manos de cada partera, de cada médico de cada agente de salud, que olvidando su misión de curar, elige el negocio de matar.

Pero, los Herodes de nuestro tiempo siguen empobreciendo con su mezquindad el mundo. Hoy las noticias dan cuenta que en “En España el día de los Santos inocentes fue atacada furiosamente una clínica abortista” hasta ahí la noticia Luego vienen los detalles, hace años la atacan, nunca como este año y lo hacen siempre en esta fecha. Y la acusación son grupos de ultraderecha, católicos, partidarios de “Hitler”, nazistas.
Desgranando la información vemos que el ataque consistió en una pintada en las paredes, donde se leía “aborto = asesinato”. Nombrando a la directora de la clínica, y señalándola como homicida, termino agraviante en un país que permite legalmente el aborto. Hasta ahí la noticia.
Ahora analicemos Católicos ultraderechistas, Un buen católico sabe que no debe apropiarse de lo ajeno, ni aún de las paredes que no le pertenecen. Lo de ultraderechistas, quizás sea la lectura que hacen los periodistas porque la mayoría de las paredes pintadas, tienen mensajes de izquierda y contrarias a vida naciente y a Dios, Quizás por eso se pueda abrir un rápido juicio como el publicado por el diario que romo la noticia.
¿Partidarios de Hitler? Es sabido que en la triste época del nazismo, se cometieron atrocidades incluidos los abortos, la eugenesia, la eutanasia. También se persiguió a la religión católica, estuvo sitiado el Vaticano si no me equivoco. Sería bueno que alguien explique, porque estos nazistas, católicos, de ultraderecha, se oponen hoy a lo que durante años el régimen nazi ejecutó, según relatan los libros de historia. Una de dos, o los libros mienten o la prensa miente y en lugar de informar aprovecha ocasiones para desinformar. Lo que si es seguro que la realidad no encaja, y también es cierto que Herodes pretende seguir gobernando el mundo a su manera. Pretende que la Paz no exista, que el Amor no reine, que del perdón no se hable, que las sombras imperen, que la muerte gobierne.
Herodes ha muerto? No Herodes esta vivo, esta presente en la “caja” de cada centro de poder, que prefiere acrecentar sus beneficios económicos, aún a costa de miles de vidas de niños inocentes que inexorablemente morirán de hambre. Mientras los expertos del mundo en proyecciones de pobreza se ponen de acuerdo en concretar los objetivos de la cumbre de presidentes en Roma, 1996, que proclamo que “en el 2015 la pobreza se habría erradicado”. Olvidando aclarar, que mientras tanto 142 millones de inocentes perecerían de hambre. Como dijo claramente Jaques Diouf director de la FAO, “el mundo produce hoy suficientes alimentos para dar de comer a todos, pero no todos tienen acceso a ellos”.

La causa a tanta indiferencia hay que buscarla “en el corazón del hombre” como dice el Papa Benedicto XVI en su mensaje con motivo de la Jornada mundial por la Paz, cuyo título ya plantea todo un camino a trabajar: “La persona humana corazón de la Paz”donde leemos “Por haber sido hecho a imagen de Dios, el ser humano tiene la dignidad de persona; no es solamente algo, sino alguien, capaz de conocerse, de poseerse, de entregarse libremente y de entrar en comunión con otras personas. Al mismo tiempo, por la gracia, está llamado a una alianza con su Creador, a ofrecerle una respuesta de fe y amor que nadie más puede dar en su lugar.[1]” Como vemos nada ni nadie puede suplir al ser humano, por mucho que las leyes de los hombres y de la ciencia quieran afirmar lo contrario. Retomando otro párrafo de su mensaje el numero 4 leemos El derecho a la vida y a la libertad religiosa;. “El deber de respetar la dignidad de cada ser humano, en el cual se refleja la imagen del Creador, comporta como consecuencia que no se puede disponer libremente de la persona. Quien tiene mayor poder político, tecnológico o económico, no puede aprovecharlo para violar los derechos de los otros menos afortunados. En efecto, la paz se basa en el respeto de todos. Consciente de ello, la Iglesia se hace pregonera de los derechos fundamentales de cada persona”.

Quizás nuestra civilización olvido la importancia y trascendencia de ser HOMBRES, olvidando también la clara doctrina social, que se apoya en el Amor, la Justicia y la Paz, de la que tanta cátedra dio Alguien, que sufrió persecución, incomprensión, y sin embargo entregó su Vida para salvarnos. Alguien que nació en un pesebre hace mas de dos mil años.
Herodes esta vivo, no cabe duda, y anda suelto por ahí, haciendo perder la inocencia y el pudor a los niños, convirtiéndolos en mano de obra barata u objeto sexual, para la satisfacción temporal de los habitantes de una parte del mundo, donde prevalece el placer en lugar de la virtud. Rastros del exterminio loco de Herodes se puede ver en la mirada sin vida de los desprotegidos, que no encuentran lugar para crecer y menos aún para soñar, y sonreír, en este mundo competitivo y alejado de Dios. Esta vivo, cada vez que nos adueñamos del poder como algo propio, y confundimos servicio por dictadura. El servicio tiene corazón y se ocupa del otro, ya que ve al prójimo como un hermano. El poder dictatorial ve al otro hombre como un esclavo, para servirse de él y nunca como un hermano.
¿Pero que pretende Herodes? ¿Seguir siendo dueño del poder por el poder mismo, que cree eterno?, seguir adueñándose como hace dos mil años de vidas ajenas, adueñándose desde la oscuridad, del pensamiento y la acción, de esclavitudes exterminadoras de la especie humana a cualquier costo?
Si te preguntan ¿Herodes a muerto?, con seguridad puedes decir no, Herodes vive en la codicia, en la avaricia, la mezquindad, en la injusticia, en el amor desmedido a lo material, en la mentira, en la manipulación de la información y de la palabra, vive en un mundo donde no dejamos espacio para que Dios reine, en medio de lo que el creo.
Trata que no te atrape, que no penetre en tu corazón, última morada donde el gran problema del “no me importa el otro”, puede hallar solución, cuando todos comprendamos el gran mensaje que trajo Jesús a la humanidad “Amaos los unos a los otros, como yo os he amado”.
El corazón humano, lugar desde donde se puede reinstaurar la Justicia y la Paz perdurable, en una humanidad que sin darse cuenta se fue deshumanizando. El corazón humano lugar desde donde pueden prosperar por Amor, proyectos de Bien Común para Argentina y el mundo.
Recordemos que Herodes quiso manipular la historia, pero el Señor de la historia arrebato de sus manos tanto dolor, para transformar esas cortas vidas inocentes en un cortejo de Mártires Gloriosos. Recordemos que el único con poder absoluto en esta historia humana, es Dios. Solo a él, todos daremos cuenta en algún momento, de que hicimos con la vida de nuestros hermanos y en que contribuimos para que en ellos se reflejara la felicidad, de saberse respetados en su dignidad personal, de hijos de un único Padre.

Olga Muñoz López
Presidenta de FAMPAZ
Periodista argentina (presentadora de Haciendo Familia)


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Lunes, 18 de diciembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Diciembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
        123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031