Astucia e intencionalidad

No nos engañemos, no nos dejemos engañar, ya hace demasiados años que estamos lidiando con una forma impropia de entender la política en las democracias modernas y con una utilización de las instituciones públicas en beneficio de un interés privado, ideológico y partidista. El nacionalismo ha puesto al servicio de su causa todas las organizaciones públicas que, en principio, debían servir para garantizar el bien común y no para fracturar la sociedad, han puesto en manos de unos pocos lo que debería ser de todos, lo que nos debería representar a todos, lo que estaba diseñado para para unir y no separar.

El plan trazado por el “exmolt honorable” Jordi Pujol así lo preveía desde finales de los años ochenta, el control obsesivo de las instituciones públicas, el sistema educativo y los medios de comunicación garantizaba que a largo plazo un tanto porciento suficiente de catalanes tuviese un marco mental sumiso a los postulados separatistas y a una narración de tintes totalitarios, sin embargo, uno de los elementos principales de dicho plan y su base pragmática es la adaptación al medio, el engaño y el cinismo como método, como no podía ser de otra manera, Artur Mas es el mejor ejemplo y exponente de esta lógica, de esta razón cínica, recordemos como Artur Mas se jactaba de ser astuto y decía públicamente “tenemos que engañar el Estado”.

Más allá de la paradoja que significa que el que era el principal representante del Estado en Cataluña quisiese engañar a quién representaba, más allá de ser un toque de atención respecto a las contradicciones y los errores en la construcción institucional de nuestro país, debería ser una señal de alarma ante el desafío del “prusés” separatista, no podemos aceptar los cantos de sirena de un proceso independentista renqueante y dubitativo que no sabe por dónde encarar para lograr sus objetivos, teniendo en cuenta que sus opciones pasan por aumentar aún más tensionamiento social para justificar posibles pasos que ahonden en su camino hacia ninguna parte de la ilegalidad o, básicamente, por la opción leninista –y más peligrosa- de dar un aparente paso atrás para aumentar su posibilidades de éxito a corto/medio plazo, estamos ante el momento más peligroso de callejón sin salida al que el nacionalismo nos ha conducido.

Por ello hay que contextualizar cualquier información, cualquier declaración, cualquier estudio, empezando por la última oleada del CEO (el CIS catalán) en la que un hipotético “referéndum de autodeterminación” lo ganarían por la mínima los partidarios del “no”, pero no nos dejemos desbordar por la alegría ni siquiera cuando el mismo informe nos dice que JxSI y las CUP quizás no podrían sumar otra artificial mayoría rupturista en el Parlament de Cataluña, debemos tener en cuenta unas cuantas premisas, la primera es que el CEO actúa como esas “estructuras de Estado” en manos del nacionalismo que se convierten en meros instrumentos en manos de los próceres independentistas, por ello, lo importante, como decía, es estudiar el contexto y la intencionalidad.

Por un lado tenemos a una Generalitat en manos de una extraña alianza entre una supuesta izquierda republicana y un neoliberalismo tendente a la implosión, coalición inestable, con los republicanos deseosos de devolver a la antigua CDC el “favor” en forma de abrazo de oso que le hicieron al comienzo de la democracia, Generalitat dependiente de la decisiones últimas de las CUP, unos grupos antisistema, anticapitalistas, euroescépticos, más cercanos al nihilismo que a la política, herederos de la mezcla más absurda de metarrelatos que ya se creían superados, todo ello enfrentados a la realidad de haber perdido su “plebiscito” el pasado 27S y ante la inexorable maquinaria judicial, escenario que les ha llevado a retroceder y volver a demandar un innecesario e ilegal “referéndum”.

Por otro lado, al fin, tenemos un gobierno en la Nación pero sin mayorías estables y suficientes para gobernar, con una izquierda populista rendida al relato nacionalista de los “derechos de los pueblos”, un socialismo desnortado que no sabe cómo encarar algo tan básico como la defensa de los derechos y libertades de todos los ciudadanos españoles, empezando por los catalanes, y unos partidos nacionalistas que niegan España pero medran en el Congreso y el Senado utilizándolos como cajas de resonancia para difundir su propaganda.

Todo ello nos da un contexto en el que el estudio del CEO encaja perfectamente en su intencionalidad, básicamente, una nueva trampa con la que engañar al Estado y al Gobierno, es la búsqueda de un mínimo común denominador en forma de una camuflada consulta independentista que aproveche la debilidad del ejecutivo y se haga con esas mayorías dubitativas y acomplejadas en la defensa de España, lo que el CEO nos dice, básicamente, es ¿por qué no celebrar un referéndum de autodeterminación si sabéis que lo vais a ganar y lo vamos a perder nosotros?, ¿por qué no queréis “dialogar” con el viento a vuestro favor?

Veamos esa intencionalidad y el porqué de esa instrumentalización, si logran forzar este referéndum habrán logrado su primer y más importante objetivo previo a la separación, esa razón necesaria pero no suficiente para el separatismo: convertir a Cataluña en sujeto político y normalizar las reclamaciones independentistas entre los actores internacionales; por otro lado, si se lleva a cabo la consulta y la pierden, ya tendrán su estrategia de salida para posponer sus planes cinco o diez años–esperando los frutos electorales del adoctrinamiento del sistema educativo-, consolidarán el relato nacionalista entre la ciudadanía, vendiéndolo como un hito más en el camino al destino final (con los consiguientes y probables réditos electorales, manteniendo así el control de las instituciones catalanas) y, si logran la victoria, la fractura se ahondaría entre los catalanes y el escenario sería más que preocupante.

Por ello, no nos dejemos engañar y veamos en estas maniobras una señal de debilidad que hemos de explotar, seamos inteligentes, reforcemos en Cataluña esa sociedad civil no controlada por el separatismo, recuperemos los símbolos abandonados por el nacionalismo, hagamos pedagogía de nuestra democracia, de nuestras normas, de nuestra Constitución, creemos un relato plural e inclusivo en el que todos estemos cómodos y destape ante la sociedad la auténtica naturaleza extremista  y populista que se esconde tras la “revolución de las sonrisas”, visualicemos sin complejos el Estado en nuestra comunidad autónoma, y tengamos claro que solo es posible el diálogo con quién el respeta las normas, cumple las leyes y el acata las sentencias, porque el diálogo como paso previo a cualquier negociación con quien es desleal solo ahondaría el problema, daría oxígeno al separatismo y reforzaría el relato nacionalista, espero que hayamos aprendido bien la lección, nos jugamos mucho, nos jugamos la convivencia y nuestro país.

Artículo publicado en ABC el día 24/11/2016

José Rosiñol Lorenzo

Twiter: @JosRosinol

Política

4 comentarios


  1. forgottenman

    Exijamos también que el nacionalismo en Cataluña haga autocrítica pues los partidos nacionalistas de Cataluña son también responsables de la crisis económica e institucional que padece España.Primero porque CiU,PSC,ERC,IC,estuvieron en el Congreso de los Diputados y apoyaron las políticas de Jose Luis Rodriguez Zapatero abiertamente,entonces no se enteraron mucho de lo que pasaba en el Banco de España o no quisieron enterarse y también porque en los medios de comunicación catalanes divulgaron ideas falsas sobre el euro.
    Por cierto llevamos ya varios años que pasó 2014 y en Cataluña a día de hoy no se ha publicado la mortalidad de los años 2014 y 2015,por lo visto puede que con 2016 pase otro tanto.

  2. forgottenman

    Señores de la televisión pública vasca y señora Miren Gaztañaga muchas gracias por mostrar de una forma tan evidente su “patita” racista calificando a los españoles de paletos,por lo visto por este blog ya tuvimos una excelente demostración de su compatriota “Astarlo” con opiniones y juicios semajantes,parecía que el tal “Astarlo” era una excepción pero parece que por lo visto el desprecio a los españoles está muy repartido entre los nacionalistas del Pais Vasco.Señores de la televisión pública vasca y señora Miren Gaztañaga les digo lo mismo que un día le dije a su compatriota “Astarlo” si ustedes saben tanto y los españoles somos unos paletos ahí en TV2 tienen el excelente programa de “SABER Y GANAR”,oues ya saben si tan convencidos están de sus opiniones acudan ustedes en masa a dicho programa y demuestrennos a todos los españoles lo que ustedes saben como somos unos paletos nos darán sopas con onda,¿verdad?Por mi no se priven ya saben espero pacientemente verles en dicho programa y a ver si nos cultirizan un poquito a los pobrecitos españoles con su inmenso saber.¡Venga animense,porque hablar no cuesta nada lo difícil es demostrar!También recuerden ustede aquella frase que dijo Albert Einstein:”Prefiero ser dueño de mis silencios que no esclavo de mis palabras”

  3. forgottenman

    ¡Hombre señor Romeva!¿Cómo a un comunista como usted se le ocurre llamar “falangistas” a los que acuden a una manifestación contra el “prusés” el dia 19 de marzo?.Usted se olvida señor de dos cosas:1ª-Que sepamos desde que hay democracia en España la Falange y los falangistas no han matado a nadie y a día de hoy han sido unos grandes respetuosos del orden constitucional,no así algunos amigos suyos del entorno de la ETA que desde las posiciones de izquierda como la suya tanto comprenden y protegen,claro será aquello de la familiaridad ya que ETA en su día fue amparada y protegida por la extinta Unión Soviética,estado que oficialmente profesaba la ideología que usted defiende.2º-¿Usted es comunista,verdad? y además un cominista que defiende la separación de Cataluña del resto de España,no parece usted avergonzarse por los 100 millones de muertos que su ideología lleva a sus espaldas,¿ó eso no cuenta?,¿és que en su forma asimétrica de concebir la democracia es reprobable ser falangista y sin embargo es muy respetable ser comunista a pesar de la evidencia en contra?Señor Romeva ya sabemos que a ustedes en Cataluña les molestamos los que no estamos a favor del “prusés” pero por favor no mée fuera del tiesto,acusar a la gente que no está de acuerdo con usted de falangista es una actitud tan pueril típica de la izquierda extravagante que usted representa y una manifestación del más vulgar de los sectarismos,por dos razones porque en una democracia mientras se respete la ley y la constitución uno tiene tanto derecho a ser falangista como a ser comunista,sólo los hechos pondrán a cada cual en su sitio,y en segundo lugar porque identificar a toda la gente que acudió a la manifestación con el Falangismo es una falta simplemente de ausencia de elengancia política porque puede darse la situación de que la mayoría de gente que acudió a la manifestación de SCC el 19 de marzo fueran ciudadanos sencillos que no se identifican con el Falangismo y acusarles de tal cosa demuestra lo mezquino y bajo que es usted y todos aquellos que apoyan el “prusés” que a día de hoy están ustedes muy escasos de autocrítica y así les va.

  4. forgottenman

    Que bién está uested señor Maduro actual sátrapa de Venezuela cuando sus amigos separatistas de Cataluña ha ido a hacerle una visita en el momento del estreno del documental llamado “Maduro,una lealtad inquebrantable”.
    Que usted se fotografie con la estelada no es nada reprochable en su caso,pero lo mas esclarecedor es que los separatistas catalanes vayan enseñando la patita y ahora vemos que clase de república catalana nos van a implantar una vez conseguida la independencia:”La República Catalana Bolivariana Independiente”.
    Todo muy sugestivo,estos son los que decían en su propaganda que querían una Cataluña independiente donde hubiera helado de postre cada día,por lo visto eso se contradice con la república bolivariana donde la gente a día de hoy no puede tomarse un café con leche porque no hay leche,ni llevar un móvil por la calle porque te lo roban o dejar el coche por la noche en la calle porque al día siguiente le ha desaparecido.¿Señores separatistas,para eso quieren la Independencia?Para eso más vale que se esten quietos porque el mundo ya está bastante fastidiado para que ustedes lo fastiden más todavía,
    Por cierto señor Pedro Sanchez quítese el Síndrome de Estocolmo con el nacionalismo y lea un poquito más demuestre que de verdad usted tiene un formación universitaria porque si no es así vamos a tener que pensar que en las universidades españolas a día de hoy sólo sirven para que se cobijen algunos sectarios contando a usted y los de PODEMOS.
    Por otra parte en Cataluña seguimos sin enterarnos de las cifras de mortalidad habidas en dicha comunidad desde al año 2014,tenemos datos que no auguran que en Cataluña la sanidad pública vaya bién pero las cifras de mortalidad de cada año la Generalitat no se preocupa mucho de darlas.Así nos va.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*