La espiral de la sospecha

Futuro Glorioso 001

 

 

 

Cuando alguien como yo, que nunca ha estado mezclado en esto que se llama coloquialmente como “la política”, se decide a dar un paso y hablar en voz alta, a convertirse en un tono disonante de una música y letra pesadamente monocorde, piensa que todos aquellos que se llenan la boca con la palabra democracia, libertad, razón… apreciarán el intento de enriquecer el debate, la posibilidad de perfectibilidad de nuestro sistema de relaciones, el beneficio que supone para cualquier democracia abrir espacios dialógicos en los que se refleje la realidad social, realidad que siempre es y debe ser diversa y plural.

Sin embargo, después de más de un año de esfuerzo, trabajo y dedicación a la causa que defiende SCC –libertad, democracia, estado de Derecho- constato que, en verdad, los próceres que lideran esto del “procés”, los que abrazan la causa secesionista, los que nos quieren obligar a elegir entre aquello que somos y lo que sentimos, conciben la democracia como un instrumento, como una herramienta con la que alcanzar un sueño romántico alejado de la racionalidad necesaria en la toma de decisiones democráticas.

Imagino que la irrupción de SCC en el espacio político y mediático catalán ha causado una brecha en la línea de flotación del discurso unanimista del secesionismo, aquél que pretendía totalizar la opinión pública y, sobre todo, la publicada, un discurso concienzudamente inoculado socialmente que derivó en una “espiral de silencio” que ahogaba la posibilidad de la discrepancia y, por supuesto, de disensión, este escenario estaba preparado para la ruptura y para la sumisión voluntaria de una mayoría silenciosa y silenciada.

 Los que formamos parte de SCC hemos contribuido a romper esa espiral de silencio, creyendo que con ello podríamos contribuir al debate sereno, objetivo y racional de los problemas planteados en la sociedad catalana, del resto de España y del conjunto de Europa, una visión probablemente ingenua pero una ingenuidad consciente, una especie de “velo de la ignorancia” que iguala –democráticamente- las distintas posiciones de nuestro tablero sociopolítico, y todo ello promovido desde una auténtica sociedad civil no subvencionada, desde ciudadanos libres y sin miedo a ejercer de ello, de ciudadanos.

La reacción de este costoso entramado, de este econosistema que podríamos llamar de “construcción nacional”, de estos defensores de la “democracia instrumental”, ha sido crear una campaña de difamación contra Societat Civil Catalana y su presidente, han sacado toda la bilis irracional que escondían celosamente para esconder la verdadera naturaleza de su credo nacionalista, aquella que ocultan para engañar a la ciudadanía, esto es, que en verdad denuestan la diferencia, no toleran la discrepancia, la pluralidad, la diversidad…

Por ello su estrategia, una vez que –a pesar de la maquinaria de manipulación mediática– va emergiendo esa Cataluña silenciosa, una vez que se ha roto el dique de la espiral de silencio, están poniendo en marcha la “espiral de la sospecha”, la muerte social de todo aquél que lidere un movimiento de resistencia al secesionismo totalizante, quieren ensuciar la imagen de ciudadanos por el mero hecho de pensar diferente y expresarlo en voz alta, quieren hacer creer que quienes defendemos la libertad –incluida la que expresan los partidarios de la ruptura- somos en verdad enemigos de ella, es una cínica inversión de la realidad más propia de regímenes totalitarios que de democracias consolidadas.

La puesta en marcha de esta campaña de difamación, de esta espiral de la sospecha, delata la naturaleza del secesionismo de la que hablaba más arriba, los ideólogos del movimiento secesionista medran sobre un nihilismo cínico, nihilismo porque son sabedores de los perjuicios sociales y económicos que suponen sus postulados, y cínico porque saben que no se trata de un nihilismo superador de nada, sino un proyecto que esconde una voluntad de poder, una voluntad de dominio oculto en tras un discurso buenista y demagogo, un discurso determinista que condena al ciudadano soberano a ser comparsa de un falaz fatalismo histórico en el que los derechos de las personas están subyugados a lo colectivo, al dogma oficial y oficializado.

José Rosiñol Lorenzo

Publicado en ABC el 23/05/15

Política

10 comentarios


  1. forgottenman

    Puede que haya una “mayoría silenciosa”,pero yo pienso que esa mayoría silenciosa es algo sociológico,a nivel político y a la hora de votar la mayoría silenciosa se transforma en una “mayoría indiferente”,que hasta ahora lo único que aporta es que Cataluña es el territorio con más porcentaje de abtención de toda España en las últimas elecciones municipales más de 2 millones de votantes,cosa que no habla muy bién de la comunidad política de Cataluña donde semejante número de votantes no encuentran atractiva ninguna opción sea por desinterés o por indiferencia.En cuanto a la campaña de difamación ya lo explicó muy bién Alfons Quintà en Crónica Global,el “Repudio” como arma política no es exclusivo de Cuba.

  2. Pau Lo Blanc

    Saludos cordiales apreciado José.

    Como pienso que no tienes más ingenuidad que la imprescindible para mantener una elemental espontaneidad intelectual, supongo que no es más que un eufemismo por tu parte plantear que aquellos que vocean y presumen constantemente de demócratas, defensores de la libertad y del derecho a decidir, busquen abrir espacios de diálogo, ya que son estos colectivos sociales y políticos, precisamente, los que menos asumen estos planteamientos ideológicos, más allá de su permanente instrumentalización interesada y sectaria, tan sólo en defensa de unos objetivos concretos a alcanzar, los suyos, tanto partidistas como de grupo de poder.

    En mi opinión, más allá de la improbable consecución de ese «sueño romántico» que señalas plantean los líderes del «procés», sus planteamientos políticos e ideológicos tienen más que ver más con la imposición por la fuerza a beneficio de inventario de unos patrones sociales, culturales y políticos a toda una población sumida constantemente en un artificial parque temático «pseudo-patriótico», que a otros planteamientos más oníricos o sentimentales. Una ciudadanía que, por cierto, está siendo narcotizada y sedada prolíficamente con permanentes dosis de catalanismo alienante y prefabricado, en aras de anular su personalidad individual y crítica, para mantenerla constantemente instalada en un permanente «sueño de Morfeo» identitario. Eso sí, apoyando sus comportamientos y actitudes como grupo, y justificando sus planteamientos autócratas y excluyentes, en un supuesto derecho a hacerlo en nombre de una legitimada (que no legítima) representatividad democrática absolutamente adulterada, falseada y corrompida por unas leyes electorales que la clase política y social dominante ha impuesto al conjunto de esta ultra anestesiada ciudadanía, pudiendo así ejercer un total control y dominio sobre la propia sociedad en la que parasitan económica, social y políticamente, y a la que manifiestan hipócritamente representar y servir.

    Difamar es relativamente sencillo si se dispone del control de los medios adecuados para difundir las infamias, mentiras, insinuaciones y falacias convenientes, así que, amigo José, esta situación a la que está sometida SCC por parte de los próceres del independentismo catalanista no deja de ser un resultado previsible de la propia incertidumbre e inseguridad en la que se hallan, por una parte, y de su falta de valores auténticamente democráticos y humanistas, por otra. En cualquier caso, es una práctica tan habitual como prolífica de quienes ejercen el poder en una sociedad en que los valores esenciales de quienes las dirigen, tanto en lo personal como en lo colectivo, no se sustentan en el humanismo y en la ética del comportamiento.

    Recibid todos los miembros de SCC mi ánimo y mis mejores deseos para la consecución de vuestros objetivos fundacionales.

    «Dilige et quod vis fac»

    • Toni

      Hey!, nois, ha aparegut en Pau! Síiiii! Bienvenido maestro! Cuanto tiempo sin entrar por aquí! Lástima que otros sigan dando la misma tabarra de siempre! Jajajajaja! No lo dirás por Sergio, Marc? Jajajajaja! Qué Sergio? Jajajajaja! Si dona, el Pinocho i els seus ninots! Jajajajaja! Síiiiiiii, el Astarlo, el espabilao y el so espabilao, el Copypaste, el Copypaste alias “payasete de micolor” (jajaja), el Soviet supremo, el soviet, el m33, el ciudadano de quinta regional, el hombre olvidadizo, el Manipulator, el David, el Jorge Sopeña,…………..! Jajajajaja! Vaya tropa! Jajajajaja!

      Lo dicho Pau, nos alegra leerte de nuevo por aquí.

      Salut i birras!!!!!

  3. soespabilao

    Esta espiral llega incluso a fundar peñas blaugranas, tal es la presión existente.
    ¿simple victimismo catalán?

    • Toni

      Cada día estás más perdido Pinocho! Jajajajaja!

      El victimismo catalán no existe Sergio, a ver si te enteras de una vez por todas. Lo que existe es el victimismo del nacionalismo catalanista e independentista! Jajajajaja! Lo pillas pardal? Jajajajajajajajajajajaja!

      Agur matxote! Jajajajaja!

  4. ANRO

    La obsesiva focalización y los intentos por monopolizar los exclusivismos secesionistas, no solo van dirigidos contra los que piensan diferentes, y las masas silenciosas y silenciadas, sino que mediante la estigmatización pretenden conseguir, la anulación de todo sujeto que ose, poner resistencia a los dogmas y proclamas de los nacionalistasfascistasexcluyentes.

    Y es que las perspectivas de los que en sus días, vivíamos y trabajábamos en Cataluña, observamos ahora y desde fuera, a unos secesionistas envenenados por la sinrazón, y el odio fermentado durante décadas por la hipocresía y el cinismo más integrista, con grave acentuación en las actitudes y comportamientos de los más radicales y talibanistas en aras por conseguir si o si los objetivos que les marca la propaganda subvencionada y medios afines del actual govern de la Generalitat.

    Como igualmente observamos, con hastío y al mismo tiempo con relativa indiferencia, los repetitivos y cansinos discursos de los mismos que en tiempos atrás se vanagloriaban de su aportación a la vertebración del Estado. A todos los efectos, ni que decir tiene, la triste observancia impávida de millones de ciudadanos, antes lo que consideran no solo la felonía de unos talibanes secesionistas que anteponen dogmas oficialistas y territorios en detrimentos de los derechos de las personas, sino que atentan contra los sentimientos más inherentes de los ciudadanos, forzados y presionados por determinaciones sui genéris de unos políticos oportunistas sin escrúpulos que ansían protagonismo y poder, con la vana excusa y justificación de los sentimientos originarios y la supuesta soberanía que solo concita, dudas reproches y vacuas ambigüedades sin fundamentos que se pueda sustentar.

    Un saludo

  5. Sergio

    Aquí José se reviste de victimismo españolista… Pero no habíamos quedado que los que íbamos de víctimas éramos los catalanes?.
    Espera, espera, algo me he perdido.
    Habla de una campaña de criminalización de los miembros de SCC por ser discordantes… Vamos a ver: si queréis buscar datos de apariciones públicas de representantes de SCC en medios de comunicación catalanes veréis que están a la par o por encima de asociaciones mucho más importantes en número de afiliados (AMI, Omnium Cultural, etc.). Eso, por no hablar de que los actos celebrados por estos fascistas de SCC han sido un rotundo fracaso. No llenasteis Pl.Catalunya el 12-O. Por no hablar del ridículo estruendoso de la convocatoria de Tarragona, con apenas … 7.000 personas?. Y eso, siempre enviando autocares desde España y saliendo en la foto con asociaciones o partidos claramente falangistas, con águilas incluidas: JONS, Carlistas, VOX, Democracia Nacional, Antiguos Legionarios, Casal Tramuntana…
    Asco, puro asco.
    http://www.vilaweb.cat/noticia/4214218/20141008/ultradreta-suneix-pp-cs-12.html

    Además, resulta que RENFE os deja a mitad de precio los billetes de tren para ir a Tarragona. Curioso… más que nada porque no tuvo el mismo trato con los que se manifestaron los pasados 11-S en BCN, a quienes les hizo pagar el importe íntegro (normal) pero a quienes negó más trenes en previsión de necesidad de servicio.

    Sigamos…
    Habla de “campaña de difamación” sobre los miembros de SCC… A ver, alma de cántaro, si uno de los fundadores de SCC se manifiesta a favor de la división azul y es un fascista declarado, qué quieres que lo disfracemos de cura de Montserrat?. Es fascista. Y punto. Es un tal Javier Barraycoa.
    Pero es que no es él, sólo, sois unos cuantos.
    Además, teneis cuentas opacas con aportaciones que no justificáis… Quién os financia?.
    http://araomai.cat/lobscur-financament-de-sociedad-civil-catalana-una-despesa-inexplicable/

    SCC tiene vínculos con la extrema derecha… ergo, sois fascistas. Y no hay más… No podeis autodenominaros demócratas cuando os relacionáis con quien os relacionáis y venís de donde venís. Somatemps, VOX, Plataforma X Catalunya o Movimiento Social Republicano (neonazis)…
    El tal Ramón Bosch, presidente de SCC es hijo de un franquista de Santpedor, militante de Fuerza Nueva, que organizaba cada 20-N una misa en memoria de Franco… pues mucha democracia no debió mamar en casa el presidente de SCC…
    En vuestra presentación, había miembros de la Fundación Francisco Franco…

    http://www.elcritic.cat/investigacio/els-vincles-ocults-de-lextrema-dreta-amb-societat-civil-catalana-2365#.VMIM1EhL1Q8.twitter

    No hace falta que nadie os difame. Os bastáis solitos para situaros junto a los fascistas más extremos de España. Ergo… qué sois?. Fascistas.

    Javier Barraycoa, uno de los fundadores, es miembro también de Comunión Tradicional Carlista, partido de extrema derecha, católico y ultraconservador. Un demócrata, vamos…
    http://www.vilaweb.cat/mailobert/4187670/records-darrera-martingala.html
    http://www.naciodigital.cat/noticia/75892/espanyolisme/divi/ve/sempre

    Una estrecha relación con Somatemps, organización, otra más, de ultraderecha, con un nombre que destaca: Josep Alsina Calvés, que fue miembro del PENS (Partido Español Nacionalista Socialista), una organización neonazi, vamos.

    http://www.elcritic.cat/investigacio/els-vincles-ocults-de-lextrema-dreta-amb-societat-civil-catalana-2365#.VMIM1EhL1Q8.twitter

    Sois fascistas, tardofranquistas… y me meo “toíto” entero cuando tú te pones la palabra “democracia” en tu boca.
    Asco, puro asco…
    Ale, Toni, ya puedes explayarte.
    A parte de insultarme y reírte como Chucky, el del muñeco diabólico, dime si algo de lo que hay aquí es mentira.

    • Toni

      Pobre Sergio, sigues anclado en un pasado alimentado con mentiras y falacias; manipulando y sesgando la información en todo tu discurso.

      Lo que escribes y referencias está pleno de connotaciones sectarias, excluyentes, xenófobas y discriminatorias. No hay nada más retrógrado, excluyente y totalitario desde un punto de vista sociopolítico que los planteamientos de quienes presumen como tú, Sergio, de antifascistas, y van calificando de fascistas a algunos que, en realidad, son igual que ellos, aunque sea con un referente político temporal, social e identitario diferente.

      Pues bien, esos planteamientos políticos, sociales y culturales fascistas son los tuyos, Sergio. Una parte importante del independentismo catalanista tiene connotaciones claramente fascistas. De nada sirve que lo niegues y, además, me importa un bledo. Todos los fascistas lo niegan siempre. Pero…..como tú bien sabes, Pinocho, la realidad se impone.

      Salut y birras, campeón! Ya no engañas a nadie! Jajajajaja!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*