El nacionalismo se asusta: ¡Qué vienen los alemanes!

pareidolia 001“… ¿no pueden dar lecciones o es que no quieres aprender de las lecciones aprendidas por los alemanes?, resulta más que sorprendente que los “desbanalizadores” del nazismo, los que exigen que no se les compare con el movimiento nacionalsocialista, tengan el atrevimiento de lanzar a la cara, precisamente el nazismo, a unos ciudadanos alemanes por el mero hecho de llevar la contraria…”

La denominada “Declaración de Barcelona” en la que una serie de directivos y empresarios alemanes residentes de Cataluña alertan de las consecuencias de la deriva nacionalista catalana ha levantado ampollas, suspicacias y más de una salida de tono, pero más allá de la estridencia del que se cree saberlo (casi) todo de antemano o del que pretende acaparar (casi) todo el debate, resulta interesante observar cómo encajan la disensión los “defensores de las libertades de Cataluña”.

El siempre lenguaje hiperbólico nacionalista se suele disfrazar de moderación e, incluso, de ¡modernidad y progresismo!, sin embargo, cuando el monólogo se tropieza con eso que es cada vez más extraño en la Cataluña esencialista, cuando se topa con el diálogo –básicamente con una opinión o certeza contraria- emerge con fuerza el espíritu excluyente que no tolera la diferencia, ni propia…ni mucho menos ajena.

Resulta chocante observar cómo los defensores de la independencia aceptan como un hecho “natural” las adhesiones incondicionales y públicas al Proceso soberanista (desde asociaciones empresariales, organizaciones civiles, grupos de jueces…), pero toman como una traición ¿a la patria? cualquier postulación contraria al referéndum de autodeterminación, más aun si quienes lo hacen pertenecen a la nación más poderosa de Europa.

Imagino que esta visceralidad es para tratar de esconder la más cruda de las realidades a las que se enfrenta la “construcción nacional”: el destino geopolítico de una Cataluña independiente es convertirse durante muchos años en un paria de Europa, en un mendicante de favores ajenos, básicamente porque para estar en el proyecto europeo tienes que pasar la cancillería alemana, y a los alemanes les repele el discurso nacionalista, ¿por qué será?

Pero veamos una de las reacciones a la “Declaración de Barcelona”, la siempre “moderada” Pilar Rahola, en su artículo publicado en La Vanguardia del pasado jueves día 14 de febrero titulado “Danke”, naturalmente esta declaración la encuadra en el “discurso del miedo”, los argumentos contrarios a la independencia son y deben ser siempre denostados, siempre encuadrados en una estrategia “superior” y coordinada por fuerzas extrañas y destructivas, la “ilusión” (o el ilusionismo) y lo constructivo es y deber ser terreno nacionalista.

 En el último párrafo encontramos el nudo principal del razonamiento con el que pretende deslegitimar a los empresarios alemanes, dice así: “Unos señores nacidos en el país que llevó su nacionalismo imperialista a cotas de tragedia inimaginables ¿no deberían ser un poco más prudentes a la hora de señalarnos con el dedo del fervor nacionalista? Lo digo porque no creo que puedan darnos lecciones de lo que es la lucha contra los sufrimientos que el nacionalismo exacerbado puede hacer a los pueblos y a las gentes”.

Es decir, que quiénes han nacido en un país que sufrió los embates y la locura del nacionalismo ¿no pueden dar lecciones o es que no quieres aprender de las lecciones aprendidas por los alemanes?, resulta más que sorprendente que los “desbanalizadores” del nazismo, los que exigen que no se les compare con el movimiento nacionalsocialista, tengan el atrevimiento de lanzar a la cara, precisamente el nazismo, a unos ciudadanos alemanes por el mero hecho de llevar la contraria, por el mero hecho de disentir del discurso único y unívoco del nacionalismo.

Así que, puestos a comparar, cabría recordar que el movimiento nacionalsocialista no comenzó con la Solución Final, como casi todos los totalitarismos, fue un crecimiento paulatino en la locura, empezando por la inoculación del esencialismo culturalista, por la imposición de un discurso único que se convirtió en pensamiento único, por el arrinconamiento y posterior destrucción de lo disidente, por la sacralización de lo político (Safranski), por la ideologización de lo moral, por la corrupción del espíritu romántico y la disolución del individuo en el magma del Proceso superior.

No hace falta ser muy avezado para comprobar que en el discurso practicado por el nacionalismo catalán siempre refieren al “pueblo catalán” como si de un cuerpo orgánico se tratase, como si de un objeto heterónomamente determinado se tratase, como si fuese la cosa en sí, este organicismo es una de las características de los totalitarismos, subsumir al individuo en una comunidad del pueblo adscriptiva, de ahí solo hace falta llegar a convencerlo y hacerlo partícipe (concienciarlo) de su pertenencia, de su dualidad como persona y comunidad, de su sumisión a esta última.

Esta doble existencia, esta voluntaria subordinación a la Causa, también se traduce en algo que será reconocible para cualquier persona mínimamente informada en temas de la actualidad, los alemanes convencidos e iniciados en los misterios del nacionalismo alemán, tenían una existencia social y profesional rutinaria, pero siempre acudían prestos a los actos de masas, a las manifestaciones de adhesión al Régimen, a las marchas de exaltación “nacional”, estaban siempre dispuestos a la manifestación pública de pertenencia a la “comunidad del pueblo”, ¿a qué les recuerdan este tipo de movilizaciones?.

José Rosiñol Lorenzo

Comunicación

8 comentarios


  1. Volem consulta, No al Mobile World Congress a Catalunya.

    Volem una consulta, decidir SI volem o NO, el MWC a Barcelona..

    Dret a decidir per tot, aixi es la democracia a Catalunya.

    La pela es la pela no es suficient. a dit la monga independentista Teresa Forcades.
    O com deia un xarnego a naciodigital, “Beneficiadas por el congreso MWC las putas. Si al menos cotizaran a Hacienda y a la Seguridad Social el beneficio seria para todos”.

    No al MWC a Catalunya ni al Paisos Catalans.

    Dret a decidir.

  2. marta

    Yo lo que noto aquí es,por un lado la coerción y hostilidad de algunos que campan a sus anchas y han tejido una colosal tela de araña con sus afines manejando todos los resortes de poder, (nacionalistas).Yque tienen el apoyo total del “govern” de todos los catalanes (¡manda huevos!) .Y por otro lado veo la cobardía y el silencio de otros , cuando no su cambio de chaqueta porque así están en la ” colla” o no tienen narices para plantar cara. Aquí no existen medios catalanes de comunicación críticos, la escuela la han convertido en un semillero de futuros “patriotas”, son unos hipócritas de narices vendiendo “su mercancía” diciendo por ejemplo que los niños acaban la ESO con un perfecto castellano … Y encima vienen otros lameculos a llamarles locomotora de España y a decirles que todos les queremos. Arcadas me dan.

  3. Protheus

    Arturito Más se atrevió a decir hace un par de días, que CataluÑa fue nación de Europa hace muchos años.
    Parece ser que no fue a la escuela, donde nos enseñaron que CataluÑa era Condado de Francia. Y es que debe creer que una mentira divulgada 1000 veces, se convierte en verdad. Pobre ignorante…

    • Samaranch 1992

      Y la Olimpiada Barcelona 92?

      Hubiera podido organizar un mini estado catalan una Olimpiada en 1992? Ni de conya.

      Se pudo hace la Olimpiada del 92 con el apoyo finanaciero y politico de todos los espajnyoles.Despues los nacionalistas insultan.

      El foro tre cuartos de lo mismo.

      Y que decir de Samaranch, sin el ni de conya Olimpiada de Barcelona. Hoy los nazionalistas aun le insultan, no le han dedicado ni una sola calle en Barcelona, se la van a dedicar al payaso gamberro de Rubianes.

      No se si estan enfermos, si se que son unos chorizos, ….los independentistas, ademas de corruptos y violentos.

  4. Se hiciéramos una lista de desmanes no acabaríamos.
    En un informe del CAC, ese ente dedicado a la caza de brujas que tanto gustirrinín le procura a catalufos como el tal angelet (y que pagamos TODOS) no sólo figuran nombres de periodistas, se incluye también el nombre de una diputada, Inés Arrimades, de Ciutadans. No contentos con controlar a los medios según su ideología, le quieren parar los pies a políticos elegidos democráticamente.

    Puro totalitarismo. Basura. Ni más ni menos.

  5. Adicionalmente, la denuncia del (des)gobierno caganer contra diversos periodistas que se arroga el derecho a demandar “en nombre del pueblo de Cataluña” (telita), basan su legitimación activa a la “moderna doctrina constitucionalista alemana” . O sea, los que echan pestes de la Constitución española, los que no dejan de decirnos que la carta magna no puede ser un muro y blablblabla, recurren a la doctrina constitucionalista alemana para justificar la demanda.

    El relativismo jurídico caganer está trufado de “gracietas” como esta.

    “Quin melic mes bonic tenim”, se dijo Homs mirándose al espejo inmediatamente después de justificar la grosería del friki laportista Fenoll.

    Merda de pais petit.

  6. No, no es normal que tengamos que recordar constantemente que en Cataluña tenemos dos lenguas oficiales, y que los catalanes tenemos el derecho a expresarnos tanto en catalán como en castellano indistintamente.
    Lo que están haciendo en las escuelas es muy lamentable, incumpliendo sentencias judiales, es repulsivo, se mire por donde se mire.

    Son una caterva de totalitarios.

    Angelet, para conseguir vuestros sucios propósitos tendréis que pasar por encima de nuestros cadáveres. Nosotros somos los demócratas y vosotros el lumpen sedicioso que agita la misma bandera que mostraban orgullosos los etarras en sus comunicados. No hay más. Esta es la realidad y no la que te cuentan todos los días en los carísimos medios de La Corporació.

    Métetelo en tu dura mollera: La libertad vencerá.

  7. Catalunya Nord, dando la nota haber que pillan.

    Manifestaciones ofensivas y pretenciosas por parte de los nacionalistas de CiU
    en Perpigan

    CDC anirà en solitari a les eleccions municipals de Perpinyà

    La secció nord-catalana del partit d’Artur Mas i l’actual batlle Jean Marc Pujol han trencat les relacions.

    La conservadora UMP i CDC havien signat acords electorals que no s’han respectat, ante estas manifestaciones solo les falta enviar al CAC y multar
    a los franceses.
    No solo tienen bastante con insultar al PP ahora denuncian a UMP. Haciendo amigos.

    26/02/14 12:27 – ACN/A.R. PERPINYÀ

    http://WWW.ELPUNTAVUI.CAT/NOTICIA/ARTICLE/3-POLITICA/17-POLITICA/720249-CDC-ANIRA-EN-SOLITARI-A-LES-ELECCIONS-MUNICIPALS-DE-PERPINYA.HTML?CCA=1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*