Diálogo sin fronteras

El sueño de la felicidad

14.03.17 | 11:35. Archivado en Pensamientos

Siempre se ha dicho que no es más feliz el que más tiene, sino aquel que sabe valorar lo que posee. Por otra parte en una vida llena de tensiones de toda índole, la felicidad es un estado de paz interior al que en muchas ocasiones le asaltan las preocupaciones y los problemas que, sin embargo, no consiguen perturbar más de lo razonable.
Ser feliz por tanto, es una opción y la religión tiene un componente catártico en este sentido. Porque nos envuelve la esperanza, porque nos acerca a los demás, y porque es una larga travesía para aprender a amar sin egoísmos.

Y la vida es también un largo aprendizaje del que vamos sacando experiencias que nos enfrentan a nuestras zonas oscuras. Llegan las crisis y con ellas la posibilidad de superarlas. El camino es sinuoso, porque no somos clones, cada uno lleva su historia en la mochila personal y carga con ella toda su vida.

A medida que pasan los años, vemos el pasado como un largo túnel por el que hemos ido circulando y eligiendo situaciones, decidiendo ante conflictos, superando dificultades. No obstante, la oración y los sacramentos son grandes catalizadores de bienestar interior. No en vano se nos envía a ir en paz, nos deseamos la paz y oramos por todos para que existan los dos tipos de paz, la de ausencia de guerras, y la de aceptación de problemas sin ser vapuleados por ellos.

>> Sigue...


Domingo, 26 de marzo

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Marzo 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031