Diálogo sin fronteras

Luego vinieron a por mi. Y ya no quedaba nadie para defenderme

10.03.17 | 12:13. Archivado en Pensamientos

Quiero alejarme de la política y las ideologías en este retiro cuaresmal, pero cuanto más trato de obviar lo que se realiza en esta piel de toro, encuentro que el silencio de los católicos nos hace cómplices del dominio ideológico predominante. Ya sé que no son fáciles las soluciones, que el diálogo conlleva mucha paciencia y realizar gestiones a largo plazo. Pero mientras, el sentido común nos dice que pocos, muy pocos salen a la palestra para defender nuestras raíces cristianas. Nos queda la oración y el silencio y salir a la calle sabiendo que vamos a ser sacrificados por nuestras ideas.

Oigo con pavor que todo es misericordia y acogida, que todo es amor y comprensión, que todo es aceptar al diferente con respeto. Y que no debemos crear conflictos, sino aceptar pasivamente las leyes que van a cortocircuitar la libertad de enseñanza y la libertad religiosa.

Me temo que hay pastores timoratos, que olvidan defender lo más elemental, que es evitar el escándalo de la pasividad imperante en la Curia sobre este y otros temas. Algunos viven atrincherados en sus palacios de cristal. Por eso oímos en demasía declaraciones que confunden a la grey.

Son pastores de rebaños que quieren confraternizar con el mundo. Olvidan que eso es imposible, que el mundo está contrapuesto a la Verdad del Evangelio. Cierto que debemos tener misericordia con el pecador, pero también hay que hablar contra los errores fatídicos que nos llevan a todos al sumidero. Y denunciar el pecado.

No queremos abrir trincheras, queremos una transición como la del pasado siglo, donde la Iglesia colabore en el cambio social. Señores, despierten, eso no es posible. La Iglesia está en la frontera de todas las necesidades, pero si no levanta la voz contra el pecado, está haciendo caso omiso a su deber. Esa es la principal obra de misericordia, la denuncia clara y abierta del fiasco de nuestra sociedad corrompida hasta la médula.

Y la denuncia clara de que estamos en una guerra de facto, donde hay que situarse o caer en el lado equivocado. No sería la primera vez que los obispos desde sus púlpitos equivocan el sentido de su misión. Pero cuanto reprochar a HAZTE OIR, pidiendo evitar la confrontación y las manifestaciones pro vida o pro derecho a la libertad de expresión, nos dejan en las manos del lobo.

Así con ese diálogo de componendas han ido dejando que la religión en la escuela vaya a desaparecer en breve, aunque esté defendida en la Constitución. Lo crean o no los Acuerdos Iglesia Estado del 79 están a un paso de irse al garete. Falta sólo un paso y al parecer están muy cerca de darlo. Porque aunque los monseñores no lo crean el PP no es un partido democristiano, sino el partido en el poder dispuesto a cualquier acuerdo, por la sencilla razón de que ya han roto todos los principios que les sustentaban.

Los partidos de izquierda están a favor de los necesitados, en una especie de osmosis mental que diluye todo en el relativismo moral y a partir de ahí la inquina hacia la Iglesia queda puesta de manifiesto desde la misma tribuna del parlamento.

De manera que vamos directos a la disolución de los conciertos y a la imposición de la ideología de género. No ver esto, es como no comprender que el aborto pasó a despenalizarse en tres supuestos y hoy es un derecho, sin el más mínimo respeto por los derechos del ser más débil, el no nacido.

Seguimos la senda de cambiar la sociedad con el convencimiento que debemos cambiarnos a nosotros mismos antes, sin embargo no olvidemos que la Palabra ilumina la historia. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán. Juan 15:20.Habría que tenerlo claro como en el poema:

Primero fueron a por los comunistas
pero como yo no era comunista, no hice caso.
Luego fueron a por los judíos,
pero como yo no era judío, no hice caso.
Después fueron a por los sindicalistas,
pero como yo no era sindicalista, no hice caso.
Luego vinieron a por mí.
Y ya no quedaba nadie para defenderme.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por saruce 14.03.17 | 15:09

    Una puntualización, Carmen.
    Tuve, por un corto período de tiempo, contacto con un amigo teólogo, que después llegó a ser conocido por sus escritos, y su sabiduría reconocida por toda la comunidad andaluza.
    Era un hombre que yo consideré sabio, un avanzado de su tiempo, y una de sus frases más comunes era la de que el cristiano cabal ha de ser íntimamente anticlerical.
    Predicaba no cruzarse de brazos, aceptando cuanto viniese de "arriba". Creo que a muchos estudiantes de entonces, nos hizo mucho bien.
    Y aunque no lo entiendas así, en mi escrito, yo también aplaudo los inconformismos religiosos.
    Pero me cuesta trabajo admitir ciertas actitudes en las que no prima el amor a todo tipo de prójimo.
    Pienso que un cristiano no debería seguir unos ideales que no hubiesen pasado por el cedazo del amor a Dios y al prójimo.
    Y protesto, aún admitiendo que puedo estar equivocado.
    Jamás existe algo personal, puedes creerlo.

  • Comentario por saruce 11.03.17 | 12:13

    No entiendo, Carmen, esa acusación tuya contra la iglesia Católica oficial, cuando indicas que, poco a poco, esa Iglesia va permitiendo la disolución de los conciertos, y que se acepten socialmente, otras ideologías actuales en nuestra sociedad, como por ejemplo, la de género, a la vez que se hace la vista gorda en los casos de aborto.
    La Iglesia Católica no posee más fuerza que la enseñanza del Cristianismo.
    No elabora ni promulga leyes, ni su ejemplo ciudadano es tan contagioso, que atrae tanto a las personas del siglo XXI.
    Y por supuesto, tampoco debería utilizar la fuerza bruta para imponer sus razones, y sus prédicas de amor a Dios y al prójimo.
    Criticar se puede, por descontado, pero un cristiano no debería saltarse el contenido del "mensaje cristiano", para tratar de poner "orden" en nuestra sociedad.
    Y confiar en los partidos políticos será siempre un error garrafal, porque ellos buscan el poder, siempre.

    Bloguer:
    Estimado Saruce en la Iglesia hay muchas corrientes diferentes, no pretendo criticar toda la Iglesia, sino sólo aquella que como diría el Papa Francisco se ha mundanizado aceptando víbora como animal de compañía.
    Un saludo.

Viernes, 18 de agosto

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Agosto 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031