Diálogo sin fronteras

Luego vinieron a por mi. Y ya no quedaba nadie para defenderme

10.03.17 | 12:13. Archivado en Pensamientos

Quiero alejarme de la política y las ideologías en este retiro cuaresmal, pero cuanto más trato de obviar lo que se realiza en esta piel de toro, encuentro que el silencio de los católicos nos hace cómplices del dominio ideológico predominante. Ya sé que no son fáciles las soluciones, que el diálogo conlleva mucha paciencia y realizar gestiones a largo plazo. Pero mientras, el sentido común nos dice que pocos, muy pocos salen a la palestra para defender nuestras raíces cristianas. Nos queda la oración y el silencio y salir a la calle sabiendo que vamos a ser sacrificados por nuestras ideas.

Oigo con pavor que todo es misericordia y acogida, que todo es amor y comprensión, que todo es aceptar al diferente con respeto. Y que no debemos crear conflictos, sino aceptar pasivamente las leyes que van a cortocircuitar la libertad de enseñanza y la libertad religiosa.

Me temo que hay pastores timoratos, que olvidan defender lo más elemental, que es evitar el escándalo de la pasividad imperante en la Curia sobre este y otros temas. Algunos viven atrincherados en sus palacios de cristal. Por eso oímos en demasía declaraciones que confunden a la grey.

>> Sigue...


Domingo, 26 de marzo

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Marzo 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031