Diálogo sin fronteras

HazteOir y la libertad de expresión

05.03.17 | 10:15. Archivado en Actualidad

A estas alturas del comecocos de la ideología dominante en este siglo XXI, ser católico te convierte en ultracatólico, conservador, fascista, homófobo, intolerante y una retahíla más de epítetos todos ellos peyorativos. Defender la doctrina común de la Iglesia puede llevarte entre rejas, colgarte un sambenito, ponerte una multa, ser víctima de mobbing, y otras perrerías que vamos a obviar.

La verdad es que preocupa que la libertad de expresión sea unidireccional, es decir que o comulgas con la ideología y lo que conlleva la modernidad o estás en peligro. Lo curioso es que afecta a lo católico, y no tanto a otras convicciones religiosas que son tratadas con guante blanco. Sin embargo, en todo sitio hay gente bien nacida, de esos que saben distinguir las cosas, sean ateos, agnósticos, musulmanes o de otras confesiones. De manera que cuando el autobús de HAZTEOIR ha proclamado una verdad de Perogrullo:" Los niños tienen pene y las niñas tienen vulva" Han sido atacados sin piedad. Si está detrás de ellos el Yunque es lo de menos. Lo cierto es que se oponen a su libertad de expresión.

>> Sigue...


Jueves, 19 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Marzo 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031