Diálogo sin fronteras

El sentido de la Trascendencia

26.02.17 | 09:47. Archivado en Religión

Pasamos por momentos de sequía en la fe católica en Europa, mientras que proliferan todo tipo de experiencias que suplen el sentido de la trascendencia que el hombre lleva dentro de sí mismo desde el momento de la Creación.

Hemos edulcorado el mensaje del Evangelio en un sentido de bondad universal que confundimos con la misericordia. Nos hemos quedado sosos, como dice Juan Manuel de Prada. Y estamos sosos porque no hay fuego en nuestro corazón, fuego que nace de la oración constante y permanente. Si el ser humano deja la oración por un activismo desaforado, cae en la trampa de la autosuficiencia.

Lo poco que se puede hacer, a veces, se consigue de rodillas. Aunque no podemos quedarnos en el Tabor y hemos de dar respuestas a las necesidades de nuestro tiempo. Sin embargo, también vivimos un momento esperanzador con propuestas que exigen una mayor autenticidad de nuestra vida. En el Evangelio de hoy se nos exige no servir a dos señores. Porque despreciará a uno y amará al otro. Andar agobiados por las cosas que no son del Señor, produce finalmente la servidumbre al mundo. Y la respuesta es diáfana: Buscad sobre todo el Reino de Dios y su justicia..( Mateo 6,24-34)

La justicia de Dios es bastante más exigente que la justicia del mundo cuyos ojos van vendados. El Reino de Dios exige predicar su Palabra en todo tiempo y ocasión y vivir continuamente volcados en sus manos. Estamos llamados a ocuparnos de la salvación de las almas y de la conversión de los corazones a la Verdad.

Parece que esto ya no cuenta, y la dispersión de opiniones y juicios sobre tema tan fundamental ha hecho que muchos consagrados sufrieran en sus carnes la sequía pavorosa de su propia vocación, dejándose por el camino lo fundamental de su misión: ser testigos del Evangelio y darlo a conocer en todo el mundo.

"Que la gente solo vea en nosotros servidores de Cristo y administradores de los misterios de Dios".(1Corintios, 4-1-5) Sin embargo mientras tanto sesudos intelectuales van desnudando a Dios de todo misterio, dejando un vacío existencial a su alrededor que llega a contradecir la Verdad revelada en la Tradición.

Y es precisamente en aquellos que guardan los misterios de Dios, aquellos que oran día y noche en quienes se manifiestan los frutos. El extraordinario aumento de las clarisas de Soria, que os enlazo manifiesta que la Iglesia no es una ONG, sino el Templo del Espíritu Santo. y sus carismas diversos obran de multitud de modos. Pero todos ellos se cimentan en la voluntad de Dios, no en nuestras fuerzas.

Quienes dicen que las iglesias están vacías y que las diaconisas no las llenarán, como no han llenado los anglicanos sus iglesias, confunden la parte por el todo. Las iglesias están vacías porque no sabemos formar comunidades de creyentes al estilo de los primeros cristianos. Y no sabemos contagiar la fraternidad que significa el Reino de Dios. Tal vez porque nos hemos olvidado de dirigirnos al Padre y mientras tanto hemos intentado obrar por cuenta propia dispersándonos con el mundo.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Antonio Manuel 28.02.17 | 18:48

    Jesús nos dijo, de manera concreta y clara, cuál es el amor que Él nos pide. No hizo un "brindis".
    Por lo que leo, la sinceridad solo está de su lado. Los demás hacen "referencias falsas" y actúan como "trileros" para embobar a la gente para que acudan a ese demonio "con rabo y cuernos" llamado "secta protestante".
    Me parece comprender porque a usted el "amor le duele".

  • Comentario por Antonio Manuel 28.02.17 | 11:16

    No niego el pecado, y la oración está en el centro de mi vida. El hecho real que expuse, yo lo he valorado como más atractivo al incidir en lo positivo, en la felicidad de saber que Dios está a nuestro lado. Si la comisión del pecado ocupa toda nuestra mente, y si invertimos todo nuestro tiempo en buscar el perdón, perdemos la parte más importante de la relación de Dios con nosotros. Jesús no pedía que expiáramos las culpas, sino que amáramos a nuestros semejantes. Ésta es la única condición a la que hace referencia Jesús cuando ilustra el Juicio Final.

    Bloguer:
    Pues vamos a hablar en positivo, sin olvidar que hablar del amor sin concretar es un gran brindis al sol. El amor duele, amigo Antonio, porque se trata de darse. Y ahí insisto en que endulzar la cruz puede no ser atractivo, pero mejor ser sinceros que engañar a la gente con referencias falsas y performances chulas para captar a la gente como si fuéramos una secta protestante.

  • Comentario por Antonio Manuel 27.02.17 | 21:18

    He vivido una experiencia que me parece oportuna, por aquello de la asistencia a los templos.
    "Durante un par de años, oficiaba la misa de 13 h. un sacerdote franciscano. Al iniciar la Eucaristía, el sacerdote planteaba una pregunta a la asamblea, como si Dios nos la hiciese a cada uno, y por nuestra parte debíamos plantearnos en nuestra mente una respuesta. En la homilía, iba desgranando la respuesta que el Evangelio del día daba a esa pregunta; así nosotros podíamos comparar con lo que habíamos pensado. Nunca habló de pecado, ni de tristeza. Solo hablaba de amor, de comprensión, de misericordia y de alegría en los hijos de Dios.
    Cada semana acudía más gente al templo, estando a rebosar. Cuando se marchó lo echamos de menos, y la asistencia se fue normalizando a lo que era antes."
    Pienso que debemos flagelarnos menos, promover optimismo y aptitudes positivas en los cristianos, en especial los comunicadores de medios públicos.

    Bloguer:
    Estimado Antonio Manuel. Dios es Amor, no es un Dios justiciero según nuestros conceptos. Tiene misericordia de todos aquellos que se arrepienten, quien no tiene conciencia de pecar, lo dejo a juicio de Dios, yo no soy quien para condenar a nadie. Pero es que creo que en el post no hablaba del pecado sino de la oración y de hacer la voluntad de Dios.Si la oración no le parece una actitud positiva a lo mejor es que no hablamos de lo mismo

  • Comentario por Moisés 26.02.17 | 19:33

    "... cómo a NUESTRO PARECER,
    cualquiera tiempo pasado
    fue mejor",

    que decía J. Manrique.

    Para los creyentes (defectuosos todos...) el asunto sería saber cómo piensa Dios en cada momento, cada persona, cada situación... pero no lo sabemos. Sabemos, sí (por la fe) que Dios no piensa como nosotros, de modo que...

    Por otra parte si Dios quiere puede hacer brotar vocaciones del tipo que LE parezca bien. Lo que no quita para que los creyentes procuremos trabajar en el sentido en que CREEMOS que Dios quiere. Pero sin darnos tanta importancia ni considerar esencial nuestra actuación. En este aspecto creo como SOFÍA (19:07).

    "Pero cuando venga el Hijo del hombre ¿encontrará fe en la tierra?" (Lc 18,8). Dios sabrá...

    Me sorprende que SILVERI GARRELL dé a entender que muchas mujeres se hacen monjas clarisas PORQUE muchas mujeres se hacen monjas clarisas... ¿tan poca "sustancia" tendrán? ¡Pues sí que tiene un buen concep...


    Bloguer:
    El caso es que yo pienso que por mi no puedo hacer nada y que hay que orar sin desfallecer. Y la regla siempre será la misma ora et labora aquí o en Sant Sadurní de Nolla, por decir algo, que le queda cerca a Silveri. Mi post iba en ese sentido, no tanto por las vocaciones contemplativas en concreto, sino en el de las vocaciones también de los laicos.

    Y por supuesto estoy de acuerdo en que solemos ser poco coherentes, en general, y muy sosos como dice Juan Manuel de Prada, en particular.

  • Comentario por sofía 26.02.17 | 19:07

    A mí no me preocupa absolutamente nada ninguna sequía de vocaciones porque no creo que el cristianismo tenga que vivirse en guettos apartados del mundo. Otra cosa es que igual que el cristiano puede tener vocación de ingeniero aeronáutico o de pedagogo la pueda tener de anacoreta - pero lo preocupante no es que no haya suficientes monjas de clausura, pues la fe no tiene por qué meter a nadie en un convento, lo preocupante es que no haya coherencia entre fe y vida, en cualquier circunstancia de vida q se pueda tener.
    Y nada q objetar al papel de la oración en la vida del cristiano - es q tampoco hace falta meterse en un convento para eso. Si hay vocaciones religiosas. muy bien y si no las hay, también.

  • Comentario por catolicocomprometido 26.02.17 | 17:12

    siempre donde hay mucha gente la gente vamos mucho, todavia hay gente en algunos lugares, bastante gente

  • Comentario por Silveri Garrell 26.02.17 | 16:59

    El aumento extraordinario de las Clarisas de Soria creo que se debe al efecto grupal que consiste lo mismo como en las manifestaciones que la gente se adhiere al ver a mucha gente allí. Este fenómeno si fuera general en la Iglesia española si que se podría hablar de un despunte vocacional pero queda reducido a una comunidad concreta en una ciudad concreta.

  • Comentario por catolicocomprometido 26.02.17 | 15:16

    algo pasa , no vamos por el buen camino, hay que moverse mas y buscar horizonteznuevos

Lunes, 11 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Agosto 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031