Diálogo sin fronteras

20 de Noviembre mártires y beatas

20.11.16 | 16:12. Archivado en Sociedad

En el calendario de efemérides hay una conjunción de hechos significativos para la fecha que hoy nos ocupa. No sólo se celebran los Derechos del Niño a partir 1959. También fallece en este mismo día en 1936 el anarquista Durruti por las heridas recibidas en la batalla de Moncloa. Y la memoria de muchos españoles recuerda 1975 en el obituario Francisco Franco y en 1936 a José Antonio Primo de Rivera. Podríamos seguir las huellas de estas efemérides y encontraríamos también la celebración de las mártires beatas de las Hnas de la Doctrina Cristiana. El mayor grupo de religiosas asesinadas durante la última contienda española, tras las Adoratrices en Madrid.

Es importante mantener vivo el recuerdo de aquellos que dieron su vida por ser hijos de Cristo, por permanecer fieles a su fe. Es tan importante que el retazo de la Memoria Histórica que luego nos han querido manipular, convierte en héroes a quienes habían asesinado impunemente a civiles indefensos. Y aunque todos sabemos que en las guerras se cometen todo tipo de atrocidades, es obvio que los mártires lo son por su condición de víctimas por odio a la fe. Los otros, también serán víctimas en algunos casos, por odio ideológico, por rencillas maliciosas, o porque el destino sencillamente se cebó con ellos.

En este caso eran mujeres que no tenían quien las acogiese, algunas pudieron haberse salvado sin embargo decidieron permanecer unidas en un piso haciendo labores para los milicianos, sometiéndose a numerosos registros y humillaciones, para finalmente ser llevadas al paredón, sin más juicio que el del odio.

Se están celebrando misas en sufragio de José Antonio y de Franco en algunos lugares, y esto agita los ánimos de quienes no entienden que la oración por los difuntos es una de las obras de misericordia del creyente. Sean estos difuntos de un bando u otro. Porque efectivamente también se ora por quienes asesinaron de manera vil a estas religiosas. Quienes como muchas otras víctimas murieron perdonando a sus verdugos.

Celebrar su memoria no es más que una nueva ocasión de perdonar a quienes les arrebataron la vida, de orar por quienes no tuvieron piedad de unas mujeres indefensas. En fechas como estas viene bien unirse en oración por todos los difuntos de la contienda española, sean del bando que sean. Y dejar que la oración apacigüe esos ánimos confusos que abren cunetas buscando víctimas que fueron antes verdugos, o sencillos personajes cuya hora de entregar su vida les cogió en una determinada zona.

Lo que nadie puede negar es que la reconciliación de las dos Españas es un imperativo al que nos debemos todos. Y sobre todo hoy que celebramos la memoria de Cristo Rey en la liturgia cristiana, nos sabemos partícipes del servicio y la entrega a los demás. Nuestro Rey no tiene el poder de los ejércitos, ni de los lobbys de las divisas. Nuestro Rey tiene como trono una cruz que representa el triunfo del aparente fracaso.

Si cabe es más imperioso hacer llegar este mensaje a quienes viven para el éxito mundano y el triunfo aparente de los medios. Hoy es el día que celebramos la entrega incondicional de Cristo a los hombres en una cruz al lado de dos ladrones, uno de los cuales encontró el paraíso precisamente por comprender que el bien no podía finalizar en aquel montículo tenebroso.

Hoy es el día del triunfo de la vida ante la muerte, de la vida de todos aquellos que también supieron darla con generosidad. Como dice Tertuliano la sangre de los mártires es semilla de nuevos cristianos.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por sofía 27.11.16 | 12:22

    Digo lo mismo que Moisés. No sé a qué viene ese comentario. Veo el espíritu de la reconciliación en el articulo y el de la inquina en el de Manuel, y bien que lo siento.
    Y ahórrense decirme a mí que diga viva Franco, que para perseguidores ya tuve a los grises cuando era jovencita y luchaba contra la dictadura y a favor de la democracia -pero con el espíritu de la transición no con el de la revancha, precisamente porque conocí ambos lados de la contienda y de todo había entre mis amigos y mi propia familia.
    Claro que me parece bien que pudiera hablar la otra parte, tras la muerte del dictador y la vuelta a la democracia. Lo q no me parece bien es que se quiera volver al enfrentamiento con imposiciones de signo opuesto. Vamos que no quiero volver a los tiempos en los q te obligaban a participar en el pensamiento único excluyente, aunque fuera de signo opuesto. Me opuse entonces y me opondría ahora igualmente.

  • Comentario por Antonio Manuel 21.11.16 | 17:07

    En una guerra mueren soldados, personas del pueblo llano sin odio a sus vecinos que en muchos casos, en nuestra horrible guerra civil, combatían en bandos distintos. Puestos a desenterrar, habría que hacerlo con los muertos de los dos bandos, ya que en ambos había soldados inocentes y mártires de un Estado social y político revanchista, unos y otros.
    Según Manuel_RH, solo se puede hablar de los soldados que combatían en el bando republicano; para los soldados del otro bando, el "infierno" sería poco. Todos los responsables de esa guerra ya han dado cuenta a Dios de sus actos. Ahora somos otros españoles, con nuevas ideas y esperanzas; aunque hay algunos que están muy satisfechos de heredar las "viejas" ideas. ¡Y luego hablamos de misericordia!

  • Comentario por Moisés 21.11.16 | 16:41

    No entiendo a qué viene el comentario de MANUEL_RH en relación con el post.

  • Comentario por Manuel_RH 20.11.16 | 19:19

    ""....Lo que nadie puede negar es que la reconciliación de las dos Españas es un imperativo al que nos debemos todos...."

    Pues no, no me parece que sea esa su prioridad con artículos tan parciales como éste.

    Despues de cada batalla cada bando se lleva sus muertos; pero en ésta todavía quedan muchos muertos esparcidos y pisoteados. Claro, como antes habían sido asesinos, según el juicio sumarísimo que vd les aplica, pues no merecen otra cosa. Verdaderamente no puedo comprender tanta inquina. Y no es que yo les deba nada al bando republicano ni a los comunistas, me importa la justicia y la Verdad, y que se aplique la piedad y la misericordia que emanan del evangelio por quienes dicen creer en él. Despues nos quejamos de que los conventos estén medio vacíos....

    Pero vamos, que el blog es suyo y puede escribir lo que quiera, no hace falta que dé tantos rodeos y no se corte por gritar un viva Franco o un viva Jose Antonio, que todavía tienen muchos seg...

    Estimado Manuel RH:
    No entiendo lo del artículo parcial. Se conmemora a unas mártires y beatas y se ora por los verdugos. Yo sólo apunto la coincidencia de efemérides. Por Durruti también se ora en la Iglesia, por todos los alejados y no creyentes, por los perseguidores y enemigos. La inquina la veo en sus palabras, no en mi artículo.

Miércoles, 19 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Septiembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930