Desde Roma

Historia de un viaje a Brasil con el Papa

24.05.07 | 15:59. Archivado en Benedicto XVI, Viajes del Papa

El Papa resumió en la audiencia general de ayer su viaje a Brasil del 9 al 13 de mayo.

Yo también estuve en Brasil. No fui en el avión papal, pero pude llegar dos días antes para ver cómo se preparaba el país, y pude irme dos días después para ver como valoraban la visita.

En Brasil se ha producido en mismo efecto Ratzinger que se produjo en Turquía. Los brasileños se esperaban un Papa que les azuzase y han encontrado un hombre tranquilo que les miraba sonriendo. Pero eso no significa que Benedicto XVI les haya dicho cosas fáciles.

El Papa preparó este viaje a conciencia. Desde el estudio del portugués, -los lugareños decían que “Benedicto XVI habla portugués mejor que Lula da Silva”-, hasta el contenido de los discursos.

Desde enero, ha tenido al menos tres encuentros con los tres cardenales presidentes del CELAM, la conferencia de obispos de América Latina y el Caribe, y ha convocado a todos los jefes de dicasterio de la curia romana para hablar del viaje a menos de un mes de subirse en el avión.

Benedicto XVI ha dado las recetas para que el país deje de perder católicos. Pide a los obispos brasileños que despierten. De este viaje yo me quedo con estos mensajes:

- El catolicismo no es una ideologia.

El Papa dice que "si la Iglesia comenzara a transformarse directamente en sujeto político, no haría más por los pobres y por la justicia, sino que haría menos, porque perdería su independencia y su autoridad moral, identificándose con una única vía política y con posiciones parciales opinables. La Iglesia es abogada de la justicia y de los pobres, precisamente al no identificarse con los políticos ni con los intereses de partido. Sólo siendo independiente puede enseñar los grandes criterios y los valores inderogables, orientar las conciencias y ofrecer una opción de vida que va más allá del ámbito político".
Pero que "los laicos católicos deben ser concientes de su responsabilidad en la vida pública; deben estar presentes en la formación de los consensos necesarios y en la oposición contra las injusticias". Los parrafos sobre la politica en la apertura del V Congreso del CELAM no tienen desperdicio.

- A los jóvenes: No despedicieis vuestras vidas.

La invitación que os hago a vosotros, jóvenes que habéis venido a este encuentro, es que no desaprovechéis vuestra juventud. No intentéis huir de ella. Vividla intensamente. Consagradla a los elevados ideales de la fe y de la solidaridad humana.

Vosotros, los jóvenes, no sólo sois el futuro de la Iglesia y de la humanidad, como si fuera una especie de fuga del presente. Al contrario, sois el presente joven de la Iglesia y de la humanidad. Sois su rostro joven. La Iglesia necesita de vosotros, como jóvenes, para manifestar al mundo el rostro de Jesucristo, que se dibuja en la comunidad cristiana. Sin este rostro joven, la Iglesia se presentaría desfigurada.

- A los medios de comunicación:

El mundo necesita vidas límpidas, almas claras, inteligencias sencillas, que rechacen ser consideradas criaturas objeto de placer. Es necesario decir "no" a aquellos medios de comunicación social que ridiculizan la santidad del matrimonio y la virginidad antes del casamiento. .

- A los sacerdotes. La verdadera revolucion es la de los santos. La santidad de vida de los sacerdotes resolvera los problemas de los católicos.

O testemunho de um sacerdócio bem vivido dignifica a Igreja, suscita admiração nos fiéis, é fonte de bênçãos para a Comunidade, é a melhor promoção vocacional, é o mais autêntico convite para que outros jovens também respondam positivamente aos apelos do Senhor. É a verdadeira colaboração para a construção do Reino de Deus!

- Denuncia del machismo. Lo dice también en el discurso de apertura del CELAM.

En algunas familias de América Latina persiste aún por desgracia una mentalidad machista, ignorando la novedad del cristianismo que reconoce y proclama la igual dignidad y responsabilidad de la mujer respecto al hombre.

La familia es insustituible para la serenidad personal y para la educación de los hijos. Las madres que quieren dedicarse plenamente a la educación de sus hijos y al servicio de la familia han de gozar de las condiciones necesarias para poderlo hacer, y para ello tienen derecho a contar con el apoyo del Estado. En efecto, el papel de la madre es fundamental para el futuro de la sociedad.

El padre, por su parte, tiene el deber de ser verdaderamente padre, que ejerce su indispensable responsabilidad y colaboración en la educación de sus hijos. Los hijos, para su crecimiento integral, tienen el derecho de poder contar con el padre y la madre, para que cuiden de ellos y los acompañen hacia la plenitud de su vida (...). Es indispensable también promover políticas familiares auténticas que respondan a los derechos de la familia como sujeto social imprescindible. La familia forma parte del bien de los pueblos y de la humanidad entera.

- Teologia de la liberacion.
Habla de ella en el discurso a los obispos brasileños y en la interesante rueda de prensa previa al viaje, que concedió en el vuelo hacia Brasil.

¿Cómo es el Brasil que ha visitado el Papa?

Es cierto que baja el numero de católicos, y que muchos de ellos se van con las sectas, pero también que, según la misma estadística, crece el numero de católicos que van a Misa mas de una vez a la semana.

La Iglesia católica en Brasil es "carismática". En las Misas, un presentador saluda a los sacerdotes, anima al publico a aplaudir y explica las partes de la ceremonia.

¿Cómo estuvo el Papa en Brasil?

Yo le vi igual de sonriente que durante su visita al santuario de Altötting, en Baviera. En la Facenda della Esperanza, el centro de recuperación de extoxicómanos, los fotógrafos han hecho las mejores fotos del pontificado del Papa Ratzinger. Todavía pueden verse en www.visitadopapa.org.br
Se le veía suelto, abrazaba, se dejaba abrazar, sonreía, se detenía en los aplausos...
Durante sus días en Sao Paolo, antes de ir a dormir salía a la ventana para dar las buenas noches a los peregrinos y curiosos que esperaban fuera.

¿Había poca gente?

Había menos gente de la que se esperaban los 200 obispos del país. Aunque en cualquier caso, se dispararon los índices de audiencia durante las emisiones de las ceremonias papales.

El principal bluff fue en el espectacular encuentro con los jóvenes. Los organizadores –“23 jóvenes encargados de preparar todo”, según información oficial- alquilaron un estadio con capacidad para sólo entre 30 y 60 mil personas -según dijeron, “no habían encontrado un lugar con mayor capacidad en Sao Paolo”, una ciudad de 11 millones de habitantes. Todas las invitaciones para el estadio se repartieron, pero el césped quedo libre. Nadie había pensado en esta parte del estadio. Calculaban que más de 200 mil personas habrían asistido desde fuera del estadio. Pero, ¿de qué sirve ver al Papa en pantallas gigantes con el frío que hace en la calle si se puede ver cómodamente en casa?

Las segunda gran ceremonia fue la canonización de Fray Galvao, el primer santo brasilegno. Se celebró en la pista de un aeropuerto militar. Acudieron mas de un millón de personas. El santo nació en Guaratinguetá, una ciudad cercana al santuario de la Aparecida, donde tuvo lugar el tercer evento de masas, la Misa de apertura de la asamblea del episcopado latinoamericano y del Caribe.

Los obispos y el ejército calculaban que mas de medio millón de peregrinos habrían acudido. Por eso, tanto los medios de comunicación como la Iglesia, avisaron a la gente de los peligros de una Misa al sol, de la necesidad de llevar agua y alimentos puesto que la localidad de Aparecida tiene solo 38 mil habitantes y no podían garantizar "asistencia sanitaria" a todos los peregrinos. Al final solo acudieron doscientos mil, entre ellos muchos procedentes de Chile, Paraguay, Argentina y Uruguay.

Motivos de las ausencias

Según el ejercito, tres motivos:

1. Coincidió con el Día de la madre.
2. Los medios habían desaconsejado acudir azuzando la alarma social.
3. La cobertura televisiva era buena y no hacia falta acudir.

En mi opinión, la estrategia de comunicación de la Iglesia brasileña ha sido de perfil bajo y la gente no tenia claro cuando eran los encuentros con el Papa y que debían hacer para acudir. No había carteles por la calle o en las fachadas de las iglesias que saludasen al Papa. Además, el santuario de Aparecida está lo suficientemente lejos de Sao Paolo -185 kilómetros- y de Rio de Janeiro -200 kilómetros-.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Domingo, 24 de junio

    BUSCAR

    Editado por

    • Javier Martínez-Brocal Javier Martínez-Brocal

    Síguenos

    Hemeroteca

    Junio 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
        123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    252627282930