Benedicto XVI, el último europeo

Permalink 14.03.13 @ 19:32:34. Archivado en Europa (UE, Consejo de Europa), Religión, Historia, Hispanoamérica

La elección del Papa Francisco ha sido una conmoción. El primer Papa jesuita, el primer Papa americano. Pero puede que estemos ante algo que va mucho más allá de la Geopolítica. Quizá esta elección, seguida del brillantísimo papado de Benedicto XVI, constituye un momento de inflexión en la historia de la humanidad. No parece descabellado pensar que estamos ante el fin de Europa. Igual que el brillante Papado de San León Magno prácticamente selló el fin del imperio romano de Occidenta, ahora el no menos brillantísimo Papado de Benedicto XVI puede que haya sellado el definitivo fin de Europa.

Son varias las reflexiones que se han hecho sobre la elección del Papa Francisco en clave geopolítica. No parecen desacertadas.

Pero creo, y no soy el único, que este cambio va más allá. Estamos ante un cambio de dimensiones históricas. Y ese cambio se resume de forma muy simple: estamos ante el fin de Europa.

Un agudo e inteligente comentarista sobre temas religioso, Juanjo Romero, escribió estas palabras el 6 de octubre de 2008, hace cuatro años y medio:

A veces veo en éste Papa una especie de San León Magno, un Papa que se duele por el fin de una civilización. A san León la gente lo identifica por las películas de Atila, pero es mucho más. Él se consideraba un ciudadano romano, quería a Roma y su cultura, y observa como se estaba descomponiendo, hasta el punto de que le toca ejercer de interlocutor de la «civilización romana» frente a los dos grandes invasores del momento: Atila por el Norte y Genserico por el Sur; y también atajar las divisiones eclesiales internas con el Concilio de Calcedonia. El resto de la sociedad —la política, la militar, la económica— está demasiado ocupada mirándose el ombligo. Y sin embargo 'vio' que el cristianismo no era el Imperio Romano, que comenzaba otra época. Se me podrá reprochar la exageración, pero no que el paralelismo sea disparatado. En definitiva cristianismo no es la civilización occidental, ni siquiera la civilización cristiana, o al revés.

Estremece volver a leer estas palabras ahora, tras la elección por primera vez de un Papa americano (no "no europeo"*).
Tras la renuncia de Benedicto XVI se sugirieron algunos candidatos con posibilidades, prácticamente todos ellos, italianos. Italianos que, guste o no guste, aparecen identificados con el "sistema curial" que, no parece ser un secreto, hizo la vida imposible a Benedicto XVI, un gigante del pensamiento y el protagonista del mayor intento de restauración de la Iglesia quizás desde San Pío V (1566-1572).
Resulta patético leer noticias como éstas:
- "Italia reacciona entre la “sorpresa” y la “traición” de algunos cardenales a Angelo Scola"
- "El Papa argentino y el error italiano"

Benedicto XVI ha sido la última oportunidad para Europa. Una oportunidad que Europa, suicida, ha despreciado.
Creo que quizá no sea exagerado decir que Benedicto XVI ha sido el último europeo. Será difícil que surja un nuevo Papa con su conocimiento de las raíces culturales de Europa, del latín, del griego, de la Filosofía griega y medieval, de la Teología de los Padres de la Iglesia, de la música gestada en Europa, del arte en general que Europa ha dado a la civilización.
Ese Papa gigantesco, Benedicto XVI, ha protagonizado el intento más serio de purificar la Iglesia católica desde San Pío V. Su combate contra los abusos sexuales del clero, su empeño en limpiar las finanzas vaticanas, su denuedo en volver a reunificar el Cristianismo... se toparon no sólo con la hostilidad externa, sino también con resistencias internas. Pero entre San Pío V y Benedicto XVI hay una diferencia: el primero contó con la eficacísima y leal colaboración del entonces arzobispo de Milán, mientras ahora se pretendía sustituir a Benedicto por el arzobispo de Milán.
Benedicto XVI no sólo buscaba restaurar la Iglesia. Buscaba restaurar Europa asentándola sobre un firme fundamento. Su racionalismo "fundamentado", fundamentado de forma inmediata en la REALIDAD y el ARTE. La realidad, naturaleza para la Filosofía, Creación para la Teología era el terreno que poder facilitar un diálogo entre la filosofía y la religión. El de Benedicto ha sido el más formidable esfuerzo de combatir el racionalismo nihilista que conduce inexorablemente al fin, decadente, de Europa.
Benedicto XVI quería dialogar. Estaba OFRECIENDO razones. Y se ha encontrado con que sus interlocutores, los hombres de pensamiento, adheridos al racionalismo nihilistale han despreciado con sólo algunas brillantes excepciones.

Europa ha dado la espalda a Benedicto XVI.
Y lo peor de Europa, tras haber combatido, incluso dentro de la Iglesia, a Benedicto, quería ahora retomar el poder en la Iglesia.
Pero ya es imposible.
¡¡Qué falta de perspectiva!!

Benedicto XVI ha sido el último europeo.
Lloremos por el fin de Europa, aunque reconozcamos que no ha podido tener final más brillante.

NOTA (*)
A pesar de que a veces se ha dicho que es la primera vez que se elige un Papa "no europeo" esto no es cierto. Fueron varios los Papas de origen africano o asiático. La última vez que se eligió a un Papa no europeo fue al sirio San Gregorio III (731-741).
Aun cuando se pretenda considerar sinónimos "Europa" y "Roma", estamos hablando de un momento en que no sólo había desaparecido el Imperio romano de occidente casi tres siglos antes, sino que incluso Siria ya había sido invadida por los musulmanes.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

- "Benedicto XVI, el último europeo" (14-III-2013)

- Francisco I: el primer Papa (hispano)americano de la historia (13-III-2013)

- Geopolítica en la elección del Papado (11-III-2013)

- Abdicación de Benedicto XVI: algunas reflexiones y una grave pregunta sin contestar (12-II-2013)


Bookmark and Share

Comentarios:
Aunque bien argumentado espero que no se cumplan las negras previsiones para Europa que don Carlos aquí nos muestra. La verdad es que bien mirado - economía, natalidad, moralidad,etc - el pronóstico es certero.

Con relación a lo que comenta Pedro Fernández Barbadillo hay que señalar que - según Ricardo de la Cierva - Pío XII durante la SGM estuvo pensando en exiliarse a Brasil o España.

Estimado Enrique,
yo también quisiera que estas previsiones no se cumplieran pero todos los signos parecen apuntar hacia ahí.
C.
Enlace permanente Comentario por Enrique 19.03.13 @ 18:17
Ausschlussreich!
Enlace permanente Comentario por dnp 17.03.13 @ 14:18
Benedicto XVI no se ha sentido con fuerzas para luchar contra los que desde el interior de su organización le han impedido proceder a eliminar el horror del que, en parte conocido, le han informado sus investigadores.
Incluso es muy posible que se haya acordado de Juan Pablo I.
Enlace permanente Comentario por Löwe 15.03.13 @ 12:39
Pedro, yo ya no descarto nada, ni siquiera que lo vamos a ver ;-)

Carlos, gracias por la cita y sobretodo por esta entrada, creo que resume muy bien hacia dónde podemos ir estar yendo.
Enlace permanente Comentario por Juanjo 15.03.13 @ 08:41
Y ten presente, Carlos, que no es artículo de fe que el Papado resida en Roma. En el siglo XIV estuvo en Aviñón, y varios papas estuvieron presos fuera de Roma, como Pío VII. Éste fue prisionero de Napoleón entre 1809 y 1814; además, como Roma estaba invadida, el cónclave que lo eligió se celebró en Venecia.

¿Llegaremos a ver al Vicario de Cristo residir en América?
Enlace permanente Comentario por Pedro Fernández Barbadillo [Blogger] 14.03.13 @ 22:05

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Los comentarios para este post están cerrados.

Blogs
El barón rampante

El barón rampante

Guadix, Getafe... ¿cambio de cromos?

Jesús Bastante

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

Una encuesta de práctica religiosa en colegio del año 1974. Muy interesante.

Josemari Lorenzo Amelibia

Religión Digital

Religión Digital

Los ateos hoy

Religión Digital

Entrelíneas

Entrelíneas

El hijo perdido

José de Segovia Barrón

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Actualidad de José Ortega y Gasset

Francisco Margallo

No más mentiras

No más mentiras

De listos y tontos, víctimas y verdugos: y canallas abundantes

Antonio García Fuentes

Un país a la deriva

Un país a la deriva

El hundimiento de España (22)

Vicente A. C. M.

Opinión

Opinión

No es Rajoy, es el Estado de Derecho

Opinión

Mi vocación

Mi vocación

Kurdistán

Sor Gemma Morató

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

Los lunes, revista de prensa y red

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Aeterna Christi Munera

Aeterna Christi Munera

Ven Espíritu Santo

Jose Gallardo Alberni

Terra Boa

Terra Boa

MINISTROS DA, PARA E NA IGREJA SEMPRE REFORMADA... (Pe. Paulo Crozera/Campinas)

José Ramón F. de la Cigoña

El blog de Antonio Cabrera

El blog de Antonio Cabrera

Definitivamente me voy a hacer de izquierdas

Antonio Cabrera

Acción-formación social y ética

Acción-formación social y ética

Con Francisco y su moral liberadora ante el rigorismo e integrismo

Agustín Ortega

Hermosillo

Hermosillo

TLC que sea justo con Estados Unidos o será terminado. Es así de simple: Trump.

Efrén Mayorga

El blog de X. Pikaza

El blog de X. Pikaza

Creer en Dios 1-3: Mundo, vida, libertad

Xabier Pikaza Ibarrondo

Poemas

Poemas

Y eso es todo pensar.

José Pómez

Sor Consuelo te ayuda

Sor Consuelo te ayuda

La chica del banco

Manuel del Pino

Amistad Europea Universitaria

Amistad Europea Universitaria

Déborah Bardon: "No arruinemos un país que era hermoso y vivía en paz"

Salvador García Bardón

Tras mi vidriera

Tras mi vidriera

Distensión, un bocadillo de 770 metros de largo

Luis Espina

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital