La crisis no afecta a banqueros y directivos

Permalink 10.10.11 @ 00:07:02. Archivado en Derecho Público (Constitucional e Internacional), Teoría del Estado, Economía

Las empresas van mal, pero los salarios de los altos directivos de algunas de las empresas que van mal resulta que van bien. Eso sí, algunos economistas no dejan de repetir que hay que cambiar el “mercado de trabajo”. El “mercado de directivos”, por contra, parece ir viento en popa. ¿Es esto socialmente bueno?

No me canso de repetir que hay que reducir el déficit público y para ello hay que reducir el gasto público, porque es poco probable y, ahora, contraproducente, aumentar los ingresos subiendo los impuestos. Y creo que hay que insistir, en que esa reducción del gasto público tiene que hacerse de forma ejemplarizante, con una reducción sustancial, no simbólica, del coste de la clase política, convertida cada vez más en una “casta” como ha sido calificada en Italia.

Todo eso no sólo debe hacerse para dar “ejemplo” en el sector público. Tan necesario o más es mostrar y exigir comportamientos socialmente éticos en el sector privado.

Al mismo tiempo que el paro subía, el euro andaba moribundo, el déficit público se disparaba al tiempo que la recaudación por impuestos y la actividad económica descendía, se leían, eso sí, sólo en diarios económicos especializados, informaciones que producían perplejidad y, sí, indignación. “El salario de los banqueros (occidentales) no se resiente: creció un 36% en 2010”, “los sueldos de los 15 directivos (occidentales) mejor pagados sumaron 203 millones de euros”.
Las preguntas brotan por sí mismas. Puede que alguna de esas empresas haya mejorado, pero ¿realmente, en la actual crisis financiera se puede decir que la situación de los bancos está mejor? Quiero decir, ¿habrían capeado el temporal financiero los bancos occidentales sin ayudas del sector público? Yo lo dudo mucho. Cuando se habla del “rescate” de “Grecia”, “Portugal”, “Irlanda” o, eventualmente, “España”, se habla en realidad del rescate de los bancos occidentales que prestaron dineros a estos países. Esto significa que, sobre todo en el caso de las entidades financieras, los beneficios se producen porque, en realidad, los Gobiernos están destinando a las mismas una gran parte del presupuesto público. No es cuestión ahora de discutir si es o no de interés público que las entidades financieras sobrevivan y estén saneadas. Dado que estas entidades, privadas, piden dinero al Estado para sobrevivir, no sería irrazonable que el Estado exigiera que los sueldos de sus directivos no se disparen. El problema por tanto es: ¿por qué los Gobiernos o Parlamentos no exigen un comportamiento ejemplar a los banqueros?

NOTA:
Este artículo se publicó originalmente en el diario ABC, edición de Galicia, el día 8 de octubre de 2011.


Bookmark and Share

Comentarios:
Moi perigosa estase a voltar a situación... A bomba do día pasado no caixeiro de Caixa Nova non foi moi mal recibida nas tertulias de café, (o comentario mais suave que escoitei era que tiñan que poñela directamente aos que cobraran as indemnizacións de despido)...
Si agora o GRAPO ou outros repetiran un atentado como o que no seu día costoulle a vida na Coruña a Claudio San Martín, (presidente daquela da Caixa), dirixido a algún dos banqueiros ben pagados da NCG ou do Pastor, dubido que a reacción popular fora de condena, e mais ben temo que algún cava ia correr nas copas...

Es muy pertinente su observación.
Independientemente de que el terrorismo no admite justificación, conviene no facilitarle excusas.
Espero que la casta político-financiera gallega (y española en general) se dé cuenta de ello.
C.

Enlace permanente Comentario por Costadamorte 11.10.11 @ 20:20
Han cerrado los comentarios al articulo sobre Lepanto y veo que los anteriores estan abiertos.
Enlace permanente Comentario por highpoder 10.10.11 @ 13:27

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Los comentarios para este post están cerrados.

Blogs
Mi vocación

Mi vocación

Hemos creído en él…

Sor Gemma Morató

Religión Digital

Religión Digital

Entusiasmo por la evangelización

Religión Digital

Punto de vista

Punto de vista

El negocio de las velas en Barcelona

Vicente Torres

Columna de humo

Columna de humo

Envidia de la Galicia que arde

Pedro de Hoyos

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Nace Mica Sin, la primera cerveza de autor sin alcohol artesana y española

Juan Luis Recio

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Los sediciosos Jordis

Manuel Molares do Val

Totalitarismo y terrorismo islámico

Totalitarismo y terrorismo islámico

Alemania: El auge del Islam. por Giulio Meotti. Gatestone Institute

Doctor Shelanu

Ríase, aunque sea de mí

Ríase, aunque sea de mí

Cantó, como una moto en el Congreso de los Diputados.

Chris Gonzalez -Mora

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

¿Una cafetería? ¡"El Quinto Pino"!

Ángel Sáez García

Opinión

Opinión

Cataluña, aviones estrellados e incendios: ¿Tres piezas de un complot?

Opinión

Humanismo sin credos

Humanismo sin credos

La modestia del saber frente a la soberbia del creer.

Asoc. Humanismo sin Credos

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

Seglares, curas y altos clérigos, del mismo barro

Josemari Lorenzo Amelibia

En clave de África

En clave de África

Numerosos muertos en protestas por la independencia en el Oeste de Camerún

JC Rodríguez, A Eisman

El blog de X. Pikaza

El blog de X. Pikaza

Mariano Álvarez, el último metafísico (1935-2017)

Xabier Pikaza Ibarrondo

No más mentiras

No más mentiras

La peor de las enfermedades humanas es la incultura

Antonio García Fuentes

Asomado a la ventana

Asomado a la ventana

Un teatro en Jerusalén: arqueología siempre viva

José Luis Ferrando

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

La cigüeña sobre el campanario

Francisco Margallo

Maria Clara Lucchetti Bingemer

Maria Clara Lucchetti Bingemer

As loucas da Plaza de Mayo e sua razão

Maria Clara Lucchetti Bingemer

Un país a la deriva

Un país a la deriva

El hundimiento de España (17)

Vicente A. C. M.

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

La gran superchapuza

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital