Hoy como ayer: sólo prensa francesa en el Sahara Occidental

Permalink 12.11.10 @ 20:38:40. Archivado en Marruecos, Sahara Occidental, Europa (UE, Consejo de Europa)

Los periodistas españoles están experimentando en sus carnes las "magníficas" relaciones que Marruecos tiene con España. Hoy, como ayer, la prensa española está vejada y vetada en el reino alauita. Y hoy, como ayer, la dinastía alauita, autoriza a la prensa francesa a presenciar la ocupación militar del territorio.

Marruecos ha invadido el Sahara Occidental por fases.
En la primera fase, en 1975-1976, Marruecos invadió y ocupó militarmente el norte del territorio del Sahara Occidental. El 14 de abril de 1976, Marruecos firmó un tratado con Mauritania donde decía que la región sur del Sahara Occidental, con capital en Villa Cisneros, no formaba parte de la "integridad territorial" de Marruecos. Aquella región se bautizó como "Tiris Occidental".

Posteriormente, apenas unos días después del acuerdo del Frente Polisario con Mauritania, el 10 de agosto de 1976, por el que Mauritania ponía fin a la guerra y se retiraba del sur del Sahara Occidental, Marruecos procedió a la segunda fase de su ocupación militar.

Cuando se produjo esa ocupación, el día 12 de agosto de 1979, Marruecos anunció que el territorio sahariano de Tiris Occidental estaba ya bajo dominio marroquí:

Esta zona fue rebautizada con su antiguo nombre de Río de Oro (en árabe Oued-Eddahab) y su anexión fue calificada por el ministro del interior marroquí Driss Basri como un acto de “autodeterminación de sus pobladores” ante periodistas franceses, única prensa a la que estaba permitido cubrir la ocupación militar y los actos de anexión, a los que mostraban fotos de la retirada de los antiguos administradores mauritanos.

Ahora, nuevamente, Marruecos vuelve a hacer presente la ocupación militar del territorio de la forma más brutal imaginable. Y, nuevamente, como ayer, Rabat permite viajar a una periodista francesa al Sáhara pero veta de nuevo a la prensa española.

Hoy, como ayer: Marruecos, Francia, Sahara Occidental....
Y España fuera.

NOTA
Sirva este artículo como un modesto homenaje a Luis de Vega, periodista de raza, de los de antes, íntegro y competente, al que el majzén acaba de retirar su acreditación como corresponsal en Rabat: no cabe mayor reconocimiento de la calidad de su trabajo.

POST-DATA (14-IX-2010)
1. Aquí esta la explicación de por qué sólo han dejado entrar a la prensa francesa.
El contraste con el trabajo de Luis de Vega y otros queda bien de manifiesto. Y sirve para descubrirse ante la mayor parte de la prensa española que, con alguna vergonzosa excepción, cumple su trabajo con valor y fidelidad a la verdad.

2. Por cierto, ha quedado de manifiesto que Marruecos odia a la prensa española, como tal. La prueba es que acaba de expulsar a un periodista francés, Guillaume Bontoux, que ha cometido el "error" de trabajar para un medio español, que, por cierto, es de titularidad pública, aunque, ni qué decir tiene, al la protesta del Gobierno de España por esta expulsión ni esta ni se la espera.

Enlace permanente

Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Los comentarios para este post están cerrados.

Blogs
Atrévete a orar

Atrévete a orar

Preces Fieles (D. 29º TO A 2ª L. 22.10.2017): “Sé valiente, la misión te espera” (Domund 2017)

Rufo González Pérez

Corrupción global

Corrupción global

2042 ALARMAS, con mayúsculas: la ineficiente y tardía gestión de las Alarmas Sanitarias. APPCC.

Luis Llopis Herbas

Mi vocación

Mi vocación

Hemos creído en él…

Sor Gemma Morató

Religión Digital

Religión Digital

Entusiasmo por la evangelización

Religión Digital

Punto de vista

Punto de vista

El negocio de las velas en Barcelona

Vicente Torres

Columna de humo

Columna de humo

Envidia de la Galicia que arde

Pedro de Hoyos

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Nace Mica Sin, la primera cerveza de autor sin alcohol artesana y española

Juan Luis Recio

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Los sediciosos Jordis

Manuel Molares do Val

Totalitarismo y terrorismo islámico

Totalitarismo y terrorismo islámico

Alemania: El auge del Islam. por Giulio Meotti. Gatestone Institute

Doctor Shelanu

Ríase, aunque sea de mí

Ríase, aunque sea de mí

Cantó, como una moto en el Congreso de los Diputados.

Chris Gonzalez -Mora

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

¿Una cafetería? ¡"El Quinto Pino"!

Ángel Sáez García

Opinión

Opinión

Cataluña, aviones estrellados e incendios: ¿Tres piezas de un complot?

Opinión

Humanismo sin credos

Humanismo sin credos

La modestia del saber frente a la soberbia del creer.

Asoc. Humanismo sin Credos

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

Seglares, curas y altos clérigos, del mismo barro

Josemari Lorenzo Amelibia

En clave de África

En clave de África

Numerosos muertos en protestas por la independencia en el Oeste de Camerún

JC Rodríguez, A Eisman

El blog de X. Pikaza

El blog de X. Pikaza

Mariano Álvarez, el último metafísico (1935-2017)

Xabier Pikaza Ibarrondo

No más mentiras

No más mentiras

La peor de las enfermedades humanas es la incultura

Antonio García Fuentes

Asomado a la ventana

Asomado a la ventana

Un teatro en Jerusalén: arqueología siempre viva

José Luis Ferrando

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

La cigüeña sobre el campanario

Francisco Margallo

Maria Clara Lucchetti Bingemer

Maria Clara Lucchetti Bingemer

As loucas da Plaza de Mayo e sua razão

Maria Clara Lucchetti Bingemer

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital