Zapatero y los muros: el real banalizado, el imaginado y el ocultado

Permalink 10.11.09 @ 08:35:48. Archivado en Autor, Marruecos, Sahara Occidental, Europa (UE, Consejo de Europa), Política exterior de España

El presidente Rodríguez ha hablado de muros. Sin conocerlos, claro. Ha comparado el muro real y horroroso de Berlín, con el imaginario muro del franquismo. Aparentemente, pretende comparar al franquismo con el comunismo. Pero en realidad, Rodríguez lo que pretende es banalizar el horror real del comunismo. Y Rodríguez Zapatero hace esto al mismo tiempo que oculta el muro más horroroso que aún permanece: el muro que divide el Sahara Occidental.

I. EL MURO REAL: EL HORROR COMUNISTA
Salvo error mío, el presidente Rodríguez no conoció la Alemania comunista y el muro de Berlín. Yo sí. Yo estuve allí. Yo vi el muro de Berlín no desde el Oeste. Lo vi desde dentro. Me permitiré por tanto, hacer algunas observaciones al Sr. Rodríguez.

Fui a la Alemania del Este, la Alemania comunista, en tren. Crucé la frontera por la localidad de Bebra. La frontera estaba construida con tremendos alambres de espino y torres de vigilancia con individuos armados y con orden de disparar. Los convoyes que entraban en la Alemania del Este eran sometidos a una rigurosa inspección por parte del Ejército germano-oriental. La espera podía ser de 2 o 3 horas. Eso es lo que hacía falta para que los de fuera pudiéramos entrar. Porque la gente de la Alemania del Este, sr. Rodríguez, no podía salir. Nadie podía salir. Sólo quien ha vivido eso sabe que la Alemania del Este era una inmensa cárcel. Un inmenso campo de concentración.

Una vez en Alemania del Este fui a Berlín. A Berlín Este. Y allí caminando por la gran avenida "Bajo los tilos", llegué al final, hasta la puerta de Brandemburgo. Detrás de ella estaba el muro. Delante una zona prohibida y soldados armados vigilando. Pero no vigilaban para impedir que nadie entrara desde el oeste. Sino para que nadie saliera del Este. Recuerdo la sonrisa criminal del soldado que custodiaba en ese punto el área de la Puerta de Brandemburgo cuando advirtió el terror de mi mirada.
Porque la misión del muro de Berlín, Sr. Rodríguez, es que nadie pudiera salir del "paraíso" comunista. Digo nadie. Porque no es que se negara el derecho a salir a los adversarios políticos. Es que no se permitía a nadie.

Rodríguez Zapatero es político activo desde antes de que se derribara el muro de Berlín el 9 de noviembre de 1989. Salvo error mío, antes de su derribo nunca dijo una sola palabra contra este muro del horror.

II. EL MURO IMAGINARIO: EL FRANQUISMO
El Presidente Rodríguez vivió el franquismo más o menos en la época que yo lo vivi. Con una diferencia: él pertenece a una familia acomodada del entorno del régimen. Dudo mucho, por tanto, que sufriera algo en aquellos años. Todo el ruido montado en torno al abuelo Rodríguez Lozano no trata sino ocultar este hecho.
Pero no se trata de conocer las vivencias individuales. Se trata de conocer los hechos objetivos.
Y el hecho objetivo es que yo durante el franquismo sí pude salir del país. Y como yo, la mayor parte de la gente que quiso. Es cierto que algunos se vieron impedidos de salir del país por razones políticas. Pero era un porcentaje reducido.
No sé si el presidente Rodríguez ha advertido que en los mismos años en que la Alemania del Este prohibía a su gente viajar a Alemania del Oeste (fuera por razones familiares o de trabajo) la España de Franco sí permitía a la gente viajar a la Alemania del Oeste. Quizás los orígenes acomodados de la familia del presidente Rodríguez le hayan impedido conocer a emigrantes. Pero yo sí conocí a emigrantes que iban a Alemania.
Es evidente que el régimen de Franco no era una democracia. Pero no todos los sistemas no democráticos son iguales. En unos se puede entrar y salir del país para buscar un futuro mejor... y en otros no. El comunismo se caracterizó, precisamente, porque no sólo no era una democracia.... es que impedía a la gente buscar un futuro mejor en otro país.

III. Y EL MURO OCULTADO: EL SAHARA OCCIDENTAL
Y mientras se celebra el derribo del muro de Berlín, se silencia un muro tan horroroso como aquél. Un muro más largo. Un muro de más de dos mil kilómetros. Un muro rodeado de millones de minas antipersona. Un muro vigilado por más de cien mil soldados. El muro levantado por Marruecos que divide el Sahara Occidental.
Un muro del que José Luis Rodríguez Zapatero no dice nada.


Bookmark and Share

Comentarios:
Yo también pasé en tren a la República "Democrática" Alemana. Los controles eran exhaustivos y literalmente a cara de perro. Hasta me arrebataron con rabia un simple periódico de temática ferroviaria que había cogido en alguna estación de Alemania occidental y que me servía para no mancharme, ya que iba sentado en el suelo. Las condiciones eran penosas. Horas parados en la frontera con el tren cerrado a cal y canto y un calor sofocante. Se abría cualquier recoveco del tren, se miraba bajo los asientos, etc. Y luego en el país, una delicia de sistema: viaje en el tiempo, sin ascensores, ni frigoríficos, ni ordenadores, ni coches con motores de cuatro tiempos, ni... Solo aire gris, colas en tiendas vacías, tristeza en los rostros. Eso es lo que yo vi.
Enlace permanente Comentario por Pecán. 15.11.09 @ 21:03
Carlos, rendido de admiración me tiene. Un abrazo ferroviario.

Estimado Pedro, aunque el halago se explique más por la amistad.
Y otro abrazo
C.
Enlace permanente Comentario por Pedro de Hoyos [Blogger] 12.11.09 @ 00:10

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Los comentarios para este post están cerrados.

Blogs
Ríase, aunque sea de mí

Ríase, aunque sea de mí

La comparativa ICETA y los supuestos previos.

Chris Gonzalez -Mora

Esto es lo que hay

Esto es lo que hay

Sin tazas en el Sandwichez

Miguel Ángel Violán

Parresía

Parresía

Juan (Bautista) según Juan (Evangelista)

Juan Manuel González

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Laudato Si' . Carta encíclica del Papa Francisco

Francisco Margallo

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Las SS separatistas

Manuel Molares do Val

Fratría

Fratría

Hermenéutica de la religión (y Claves de la vida 73)

Andrés Ortíz-Osés

Punto de vista

Punto de vista

A vueltas con el dialecto catalán

Vicente Torres

Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

15 Adviento. El áloe

Angel Moreno

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Nuevas olivas esféricas picantes de Caviaroli drops. By Albert Adriá

Juan Luis Recio

Entre dos luces

Entre dos luces

Yo también confieso haber vivido

Santiago Panizo

Un país a la deriva

Un país a la deriva

Cuenta atrás para la traición a España (-6)

Vicente A. C. M.

Amistad Europea Universitaria

Amistad Europea Universitaria

Teresa Freixes: Ante el 21-D: entre la incertidumbre y la esperanza

Salvador García Bardón

Religión Digital

Religión Digital

Los belenes evocan una tierra sin males

Religión Digital

Punto de encuentro

Punto de encuentro

Dolor y sufrimiento

Gabriel María Otalora

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

LA MUERTE NO HA DE SER UN TABÚ

Josemari Lorenzo Amelibia

Diario de un cura de pueblo

Diario de un cura de pueblo

Una familia misionera

César Luis Caro

Un grano de mostaza

Un grano de mostaza

Anunciaciones

Dolores Aleixandre

No más mentiras

No más mentiras

Pensamientos y reflexiones 173

Antonio García Fuentes

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

Un belén en tiempos de zozobra

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Aeterna Christi Munera

Aeterna Christi Munera

Madre del Redentor

Jose Gallardo Alberni

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital