La mancha de Marbella y una Comisión sin consecuencias

NOTA: Parece que las declaraciones de C’s a través de su portavoz, mejoran: Ciudadanos (C’s) exigirá a Ángeles Muñoz que dimita si es imputada, informa el digital Marbella 24 Horas. Sin embargo insisto: es el momento de una ciudadanía proactiva, intransigente con la corrupción. Cada uno desde su sensibilidad política, como hemos sabido hacer en el Movimiento, estamos unidos y decimos “no” a la corrupción. Dentro de la Ley nos caben todas las opciones políticas. Fuera de la Ley, ninguna.

******

Leo las declaraciones del portavoz de C’s en Marbella Confidencial y no salgo de mi asombro. ¿Quiere decir que poner negro sobre blanco que el PGOU de Marbella se falsificó es manchar el nombre de Marbella?

Dado que todo el mundo sabe que el PGOU de Marbella se falsificó —ahí está la genial viñeta de Agustín Casado en el Diario Sur—, creo que nada limpia tanto el nombre de Marbella como una ciudadanía proactiva e intransigente con la irregularidad. Y nada mancha tanto como una actitud timorata, despistada y que —queriendo o sin querer— tan bien ayuda a perpetuar lo que ojalá nunca hubiese ocurrido.

vineta-pgou-falso-web

Recuerdo aquella época, aún pre-Gürtel en que decir que había corrupción en España era “hablar mal de España“, “no ser un patriota” y demás afirmaciones que  el tiempo ha probado desatinadas. España chapotea en un lodazal de corrupción y lo mejor que podemos hacer los españoles, es empezar a limpiar antes de que nos coma la suciedad.

Por lo que respecta a las declaraciones del Portavoz de C’s Marbella, Señor Hijano, las encuentro completamente fuera de la línea de lo que es Ciudadanos.

Ciudadanos ha encontrado su nicho postulándose  como fuerza renovadora, defensora de la unidad de España y abierta a llegar a acuerdos, intransigente con la corrupción a la vez que alejada de enroques radicales que sólo acaban en bloqueos.

El caladero de votos de Ciudadanos es el de esos miles y miles de votantes del Partido Popular que están horrorizados con la corrupción que aflora a diario y, —no menos—, decepcionados con una gestión muy mejorable. Es muy mala señal que con la mayoría absoluta tan amplia que tenía el PP no hayan atajado la corrupción que asola el Partido. La falta de voluntad ha sido palmaria y eso, justamente eso, es lo que le está dando tantos votos a C’s.

Declaraciones como las de Hijano —y esto es una impresión personalísima y absolutamente subjetiva— me suenan a derecha periclitada, sin ningún futuro, destinada a ser algo minoritario: sin solvencia intelectual ni los arrestos morales para exigir poner fin a la corrupción, no sea que abordarla “manche el nombre de Marbella”.

Una Comisión sin consecuencias

No andan las cosas mejor en el Ayuntamiento, donde tras seis meses pegando vueltas siguen sin dar pie con bola con la Comisión de Investigación para la alteración de lindes.

Una Comisión de Investigación es una Comisión del Pleno, cuya misión es depurar responsabilidades políticas.

Como órgano delegado del Pleno, sólo pueden ser miembros de la misma quienes lo sean del Pleno, es decir, los Concejales; y en proporción a la representación que tengan.

La primera reunión de la Comisión se convocó hace meses. La convocatoria fue por Whassap, por lo que se debe entender que se trataba de una mera toma de contacto informal. Sin embargo sirvió para evidenciar que quien no es Concejal no podía ser miembro.

 

Después de meses, el Pleno aprueba una segunda Comisión, esta vez técnica, so pretexto de que se quiere que participen personas ajenas al Pleno y que puedan aportar datos. El problema es que una comisión técnica carece de potestad para deducir responsabilidades políticas.

Si se quiere que los técnicos puedan aportar sus conocimientos a la Comisión de Investigación, eso ya está previsto en el Reglamento de Funcionamiento, a través de los Grupos de trabajo que están precisamente para apoyar a los Concejales.

images (1)La cuestión de las lindes y la falsificación del PGOU de Marbella que ha aflorado como consecuencia de los trabajos del Movimiento Ciudadano es lo suficientemente grave como para que el Pleno decida crear una Comisión de Investigación, y no una mera Comisión técnica, carente de la necesaria potestad para deducir responsabilidades políticas… ¿O es que no se querrían deducir?

Los hechos son lo bastante graves como para que quienes no han querido ver lo evidente piensen si es hora de abrir los ojos, porque quizá su situación ante sus propios conciudadanos empiece a ser insostenible.

Dicho esto, las tres denuncias del Movimiento Ciudadano “Ni un metro de Marbella contra otra población” no son las primeras sobre la falsificación del PGOU ni  la tentativa de alterar las lindes: ahí está la Sentencia 233/2015 de 9 de febrero del TSJ que anula el PGOU en lo que éste altera las lindes y en las determinaciones de la urbanización Vega del Jaque.

El Movimiento Ciudadano ha echado a rodar una pelota: ahora es el turno de las instituciones, y tienen que funcionar. Si no funcionan, el escándalo será aún mayor, porque no es sólo que se falsificó el PGOU marbellí para evidente beneficio de personas concretas, sino que los llamados a poner remedio tampoco estarían funcionando… si bien la Ley para eso ya tiene previstos mecanismos para depurar responsabilidades.

Ahora empero, dejemos funcionar a las instituciones. Es su turno y en ellas queremos confiar: eso sí, siempre vigilantes.

 

 

Sin categoría

Comentarios cerrados.