La escuela de los vicios

cartelwebMagnífica La Escuela de los Vicios, obra de Quevedo de plenísima actualidad que se representa estos días en el Teatro Nuevo Apolo de Madrid. Animo fervientemente a las autoridades municipales marbellíes a que la lleven a la ciudad, donde tenemos un déficit cultural tremendo, al parecer por falta de fondos. Se trata de una obra con sólo tres actores y una puesta en escena increíblemente sencilla, pero que tiene todo lo que se necesita.

El texto, claro es magistral, y los actores de Morfeo Teatro (http://www.morfeoteatro.com/), Mayte Bona Francsco Negro y Felipe de Santiago, sencillamente magníficos los tres.

Vayan, vayan a ver la obra. No es sólo que les encantará, es que nada parece haber cambiado en 400 años. Mentir, robar y hurtar de quienes de sí tienen el concepto de buenos cristianos, para así medrar en la vida, como hacen ministros y magistrados, ambos al servicio último de banqueros, de la reina de los vicios, la avaricia: después de todo, incluso pueden llegar a ganarse el cielo, pues estando ellos, evitan que pueda venir otro incluso peor.

Morfeo Teatro - 5web¿Les suena?

La obra se representa los viernes, sábados y domingos y en el Nuevo Apolo (Plaza de Tirso de Molina) estarán hasta finales de agosto.

Les dejo con unos versos del mismo autor, también tan actuales…

A Un Juez Mercadería

Las leyes con que juzgas, ¡oh Batino!,
menos bien las estudias que las vendes;
lo que te compran solamente entiendes;
más que Jasón te agrada el Vellocino.
El humano derecho y el divino,
cuando los interpretas, los ofendes,
y al compás que la encoges o la extiendes,
tu mano para el fallo se previno.
No sabes escuchar ruegos baratos,
y sólo quien te da te quita dudas;
no te gobiernan textos, sino tratos.
Pues que de intento y de interés no mudas,
o lávate las manos con Pilatos,
o, con la bolsa, ahórcate con Judas.

Quevedo

 

Sin categoría

Comentarios cerrados.