Si pueden, opten por el Hotel Puente Romano

PROMEl hotel Puente Romano, junto con el Marbella Club, son dos instituciones emblemáticas de esta ciudad. Con cinco estrellas bien merecidas tiene una fabulosa ubicación cerca de casi todo y en primera línea de playa.

Sin embargo hoteles lujosos en España hay muchos, y en Marbella no es algo que falte, desde luego.

La razón por la cual me permito invitar al lector a que si puede, entre la oferta que hay, opte por el Hotel Puente Romano, es por los valores que demuestra tener: desde su dirección hasta los encargados de mantenimiento y numerosos jardineros.

Puente Romano tiene unos jardines que son una preciosidad. Por supuesto la abundancia de agua y el clima privilegiado de esta ciudad no son ajenos a esta circunstancia. Añádase a ello una batería de jardineros bien organizados y que no paran de trabajar, encabezados por el siempre solidario y eficaz François.

El hotel se conecta con la urbanización Marina de Puente Romano a través del Club de Tenis que diseñó en su día Björn Borg y que aparte de unas pistas excelentes, se inserta en un entorno natural frondoso y lleno de flores.

Y es en este pequeño paraíso donde con una actitud absolutamente sensata, respetuosa con el equilibrio ecológico y con el bienestar animal, se mantiene una colonia felina, controlada y tutelada. Los gatos se mantienen esterilizados y atendidos dos veces al día; reciben comida y si alguno necesita atención veterinaria se le presta. Se procura mantener un control en cuanto al número de animales: ni pocos ni muchos, los justos para que ese delicado equilibrio que habría en estado natural, se mantenga. A los clientes les encantan y ellos se saben animales muy queridos.

La esterilización es clave

Los gatos son animales territoriales y si una colonia sana, controlada de animales esterilizados se retira, será cuestión de semanas que el espacio se ocupe por otra colonia, y habrá que empezar a hacer todo el trabajo de nuevo. de que la esterilización es la clave, no cabe duda. Gracias a Javier Peromingo, ex-Presidente y hoy voluntario de la asociación protectora de animales Triple A, se han cazado numerosos gatos este año. El número de cachorros en la protectora marbellí ha bajado de más de cien a unos treinta esta primavera.

Tan sólo podemos aplaudir la iniciativa del Hotel Puente Romano y decir que del mismo modo que nos sentimos menos animados a comprar de empresas con pocos valores, es lógico que ante una oferta amplia, nos decantemos por aquellas que sin darse importancia, empero, hacen gala de un grado de civilización especial, de una sensibilidad magnífica hacia el bienestar animal y de un ecologismo moderno y avanzado, que entiende que todos estamos en este planeta por algo.

Lo dicho, pues: en sus próximas vacaciones, si pueden, elijan el Hotel Puente Romano: por los valores que demuestran tener y porque además es un precioso cinco estrellas con un personal absolutamente encantador a su servicio: tanto el que usted ve, como el que pasa desapercibido.

Sin categoría

7 comentarios


  1. Todo un ejemplo el demostrar que se puede poner en marcha programas de gestión que incluye el respeto a los animales. Nuestros más sinceros agradecimientos al equipo del hotel y a su dirección por promover el bienestar animal como un eje más de trabajo.

    • Cristina Falkenberg

      Muchas gracias por su comentario, Agnès. Sí, hay que aplaudir la actitud del hotel y su gerencia, quienes demuestran ejercer un ecologismo avanzado acorde con lo que postula la ciencia.
      En este sentido, ya hay algunas ciudades —un caso reciente y bastante conocido es el de La Coruña— donde el Ayuntamiento ha decidido supervisar y proteger las colonias de felinos tuteladas por las asociaciones protectoras y los voluntarios. El resultado está siendo excelente.

  2. Genial el post sobre este precioso hotel en primera línea de playa en el corazón de la Milla de Oro y con un servicio excepcional. Ginés García http://www.nevadomarbella.com

    • Cristina Falkenberg

      Muchas gracias por su comentario Ginés. Sí, Marbella camina claramente hacia un turismo de lujo de verdad, que pone entre sus prioridades el cuidado del medio ambiente, la seguridad jurídica y otra serie de cuestiones sin las cuales el lujo no se entiende. El Hotel Puente Romano se sitúa a la vanguardia, con su lujo relajado pero impecable; su naturalidad cuidada y absolutamente respetuosa con el entorno; y los valores que efectivamente practica: desde un personal amabilísimo y un servicio impecable a un respeto exquisito por todas las criaturas vivientes (¡incluidas las de cuatro patas y bigotes!)

  3. Pingback: Si pueden, opten por el Hotel Puente Romano - P...

  4. Rita Romero Martín-Estévez

    Muchas gracias por su artículo. Es de agradecer que poco a poco los amantes de los animales veamos que en nuestra ciudad se va dando importancia a un tema que entendemos prioritario, como es el respeto y la protección de todos los animales, y su incorporación al círculo de nuestra consideración moral. Solo así podremos avanzar como sociedad y conseguiremos que Marbella sea un referente mundial del turismo de verdadera calidad. Debemos aspirar a cambiar esa siniestra imagen de marca España que, por desgracia, hoy está aún muy asociada al maltrato y abandono animal, por otra imagen en la que valores como la compasión, la empatía y el civismo se lleguen a asociar a nuestro país y a la ciudad de Marbella. Magnífico ejemplo del Hotel Puente Romano en este aspecto, que deberían seguir todos los establecimientos hoteleros de nuestra costa.

    • Cristina Falkenberg

      Muchas gracias por su comentario Rita. En efecto, existe la “marca España (negra)” asociada al maltrato y al abandono animal y si una ciudad con tanta proyección internacional como es Marbella a través de uno de sus establecimientos emblemáticos da ejemplo de civismo y altura moral, creo que se puede avanzar bastante. Igual que Marbella fue la bandera, el líder del turismo de lujo internacional en los años sesenta y setenta, puede y debe serlo ahora en ese nuevo turismo de lujo y superlujo que valora de manera muy especial el respeto por el medio ambiente y como usted bien dice “la incorporación de los animales a nuestro círculo de consideración moral”, pues no cabe duda de que son seres que sienten y padecen, y más aún si cabe aquellos que nos son tan próximos.

      Un saludo y muchas gracias de nuevo por su comentario