Crónicas Bárbaras

Sánchez, el irlandés

08.02.18 | 16:25. Archivado en Actualidad

La presencia de españoles en altos cargos de organismos internacionales es nula, cuando en tiempos de Felipe González y José María Aznar era notable, con presidentes del Parlamento europeo, influyentes comisarios de la UE, e incluso con un teórico opositor a la OTAN –“de entrada no”--, Javier Solana, secretario general de esa organización.

Fue la época dorada de la influencia española, pero la situación se degradó y en este momento España solo aspira a que el ministro de Economía, Luis de Guindos, sea elegido vicepresidente del BCE, simple vicepresidente, a las órdenes del italiano Mario Draghi.

La decadencia internacional se debe a la inacción y al mínimo de liderazgo de José Luis Rodríguez Zapatero seguida de la de Mariano Rajoy.

Ahora, además, Pedro Sánchez boicotea la tímida acción exterior de los populares intentando que no alcancen puesto alguno. ¿Disculpa?: les exigimos que propongan una mujer en lugar de De Guindos, dice a última hora...

Siga leyendo aquí y vea a Salas

......


Martes, 23 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca