Crónicas Bárbaras

Contra la libertad académica

13.03.17 | 15:34. Archivado en Actualidad

En España se impide ya el derecho a la libre expresión de ideas que se opongan al pensamiento dominante, crecientemente ultraizquierdista, con la justificación de que generan odio.

Primero, no tenemos por qué aceptar que el odio sea malo. Como el amor, es un sentimiento natural en el ser humano. Lo inaceptable es actuar delictiva, violenta o ilegalmente siguiendo cualquiera de ambas pasiones.

Nadie debe matar a quien se odie porque, por ejemplo, violó a su hija; ni nadie puede acosar o intimidar a cualquier señora para expresarle su amor por estar locamente enamorado...


Siga leyendo aquí y vea a Salas

......


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Alef 15.03.17 | 12:14

    Sólo la progresía puede opinar libremente lo que sea sin que nadie se escandalice. Por ejemplo, que la culpable de la violencia de género es la estructura familiar anterior a ZP, cuando son evidentes los numerosos crímenes que se cometen en parejas separadas, divorciadas y no casadas. Nada que ver con la ola de histerismo progre -acompañada de sectores teóricamente serios- que se produce si alguien osa decir que los varones están provistos de prominencias y las mujeres, de aberturas. Una conmoción con desmentidos de tal aserto basados en el argumento de autoridad (o sea, falaz) de que “lo dicen los psicólogos y la ciencia”, como si una opinión pudiera convertirse automáticamente en un hecho.

Lunes, 11 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031