Crónicas Bárbaras

Fábrica de amor

27.02.16 | 15:42. Archivado en Actualidad

Hace unos días los ciudadanos más racionalistas se asombraron al leer un tuit de Pablo Manuel Iglesias ofreciéndose a Pedro Sánchez como aliado porque “nosotros somos una fábrica de amor, en las derechas no encontrarás tanto amor”.

Y en rueda de prensa añadía que “lo normal sería vernos y pasear juntos”, porque lo importante ahora es establecer una “seducción mutua”.

No eran mensajes ni proyectos políticos, sino sentimentaloides, apelando a las emociones primarias, dulzonas y de una cursilería boba que parece sacada del peor culebrón venezolano.

Lo que realmente entregaba amor y pretendía seducir era un edificio que quizás siga todavía al lado del aeropuerto de Maiquetía, camino de Caracas, que hace unos años tenía un letrero anunciado “Fábrica de amor”.

Era un gran prostíbulo que seguramente Pablo Manuel, Monedero y otros dirigentes de Podemos vieron en sus numerosos viajes como consejeros-aconsejados del chavismo para, como en aquel lugar, dar amor y recibir dinero...

Siga leyendo aquí y vea a Salas

........


Miércoles, 19 de junio

BUSCAR

Editado por