Crónicas Bárbaras

Yihadistas por frustración

09.11.15 | 14:57. Archivado en Actualidad

“Walid Oudra, de 26 años, pasó de perder a su novia y su empleo a odiar la vida y querer matar a “infieles” para satisfacer a Alá”.

Una entradilla corta y precisa de Luis P. Arechederra sintetizaba cómo se hizo yihadista un inmigrante marroquí detenido este fin de semana en Madrid, donde, con otros dos marroquíes, quería atentar y asesinar, primero a judíos, luego a sufíes, una secta contemplativa musulmana, y finalmente a españoles comunes.

Walid estaba desesperado. Malvivía sin medios y ya no sabía qué hacer. Según las investigaciones policiales se encontraba desorientado y aislado del mundo, al que odiaba cada día más, cuando encontró a Abdessadek Essalhi, un fanático “que incendió su mente y lo captó para hacer la yihad”.

Obedeciendo a su líder del Estado Islámico, Yassin El-Mourabet, que difundía por Twitter sus órdenes, Essalhi se convirtió en consejero y...

Siga leyendo aquí y vea a Salas

...


Miércoles, 26 de junio

BUSCAR

Editado por