Crónica Negra

La Delegada del Gobierno en Madrid culpa a los atracados de los atracos

26.12.07 | 09:35. Archivado en Estafa

(PD).- La Delegada del Gobierno en Madrid está de gira por los medios. Tras los últimos casos de inseguridad ciudadana, todos ellos muy graves, Soledad Mestre ha encrespado hasta los ánimos de la SER. Todo, dice, se está sacando de quicio y las cosas no sólo es que no vayan mal, sino que van muy muy bien. Lo de Moreno se exagera, el macro-robo en Cartier es culpa del propio robado, y así. Mientras, los estafadores aprovechando para actuar hasta vestidos de Guardia Civil.

Soledad Mestre, responsable de la seguridad en Madrid, ha sido entrevistada este miércoles por la mañana en Hoy por Hoy de la Cadena SER. Mil y un casos de inseguridad ciudadana ha hecho que la cadena amiga se ponga en contacto con la Delegada del Gobierno en Madrid. Ni ellos mismos se creían lo que estaban oyendo.

Atracos, crímenes, estafas, extorsiones y hasta secuestros esprés que están saliendo a la luz en los últimos días con demasiada frecuencia ha sido el motivo de la llamada. Y la Delegada del Gobierno lo tiene claro: No es para tanto. Si pasan tantas cosas es porque la Comunidad de Madrid es muy grande y allí vive mucha gente -6 millones de personas-. Según Mestre, no hay de qué quejarse, las cosas van bien, y "las cosas se están sacando de quicio".

Respecto al caso del atraco multimillonario (en euros) a la tienda de Cartier en la conocida como "Milla de Oro" de Madrid, la Delegada de Gobierno ha anunciado:

"Se le ha abierto un expediente a Cartier por no tener las medidas de seguridad que debería".

La indignación del presentador y de los tertulianos de la SER han dado caña a la Delegada de Zapatero en Madrid. Incluso las llamadas de los oyentes que han colado -normalmente aplauden hasta con las orejas la labor del Gobierno ZP- tenían un todo incendiario.

Pero no sólo. Soledad Mestre ha justificado los atracos a Ikea y sobre lo que le ocurrió al empresario José Luis Moreno no es para tanto, "no hubo peligro para su vida y se está sacando de contexto".



ESTAFADORES VESTIDOS DE GUARDIA CIVIL

Explica José Antonio Hernández en El País que el empleado de la sucursal de Caja Madrid que les atendió no entendía nada. De pronto, dos hombres altos, corpulentos y ataviados con el uniforme de la Guardia Civil se acercaron a su mesa.

Uno de ellos, tras exhibir un DNI, pidió abrir una cuenta para transferir dinero de otra de la misma entidad. El empleado introdujo los datos en el monitor y surgió un problema: la cuenta desde la que se iba a trasvasar el dinero estaba bloqueada y no permitía realizar la operación.

Ni por lo más remoto se le ocurrió que bajo aquellos atuendos verdes había dos estafadores a los que la policía tiene ganas de echar el guante. El empleado de esta oficina, en los aledaños del hospital La Paz de Madrid, intentó varias veces realizar la operación, pero el ordenador se mostraba inflexible: la cuenta estaba bloqueada por pérdida del DNI del titular de la misma.

"Sí, perdí el DNI, pero ya lo he encontrado, desbloquéela porque necesito el dinero", insistía uno de los falsos agentes. Para acceder al deseo del cliente, intentó reiteradas veces desbloquear la cuenta. El ordenador seguía en sus trece.

La forma de actuar de estos estafadores es la siguiente: la pareja llega al banco con un DNI falso, y trata de sacar dinero de una cuenta a nombre del titular de ese documento. No está claro cómo conocen la filiación que falsean.

La policía sospecha que roban cartas en buzones de empresas y viviendas y luego indagan en qué entidades hay cuentas abiertas a nombre de la persona de cuyos datos disponen. Luego ponen una fotografía falsa en el del DNI y simulan ser el titular. Hecho esto, abren en la entidad una nueva cuenta y piden traspasar a ella dinero de otras.

El empleado intentó solucionar el problema llamando a la oficina de origen. Allí le confirmaron que el bloqueo era porque el titular había denunciado la pérdida de su DNI. Resultó que al auténtico titular le conocían de vista en la sucursal de origen. Pero ignoraban si era o no guardia civil. Les extrañó que intentase sacar dinero en una sucursal del otro extremo de Madrid, cuando habitualmente lo hacía en la suya. Y, más aún, que abriese la cuenta en una oficina tan alejada.

CUENTA BLOQUEADA

Mientras la sucursal trataba de solucionar el problema (los guardias llevaban esperando un buen rato), la oficina de origen telefoneó al auténtico dueño de la cuenta. Le avisaron de que alguien vestido de guardia civil se hacía pasar por él para sacar dinero. El hombre pidió que continuase el bloqueo: era mentira que hubiese recuperado el DNI.

En ese momento, los falsos guardias empezaron a notar que algo estaba saliendo mal y se marcharon. La estafa había sido destapada, pero el empleado de Caja Madrid no sabía si avisar a la policía o a la Guardia Civil. Finalmente, acudió la policía. Los agentes visionaron la cámara de seguridad y no tardaron en ver que se trataba de David, un conocido delincuente al que buscan por este tipo de timos. Se le ha visto con su compañero en otras entidades bancarias con similar vestimenta.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Martes, 26 de septiembre

    BUSCAR

    Síguenos

    Hemeroteca

    Septiembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
        123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    252627282930