Cristianía, un monacato caminante

República y Mística Ecuménica: La forma más eficaz de vivir el Amor en la política.

20.06.14 | 08:49. Archivado en Autor, nuevo paradigma, contemplativos solidarios

Una de los síntomas de la fragmentación enfermiza de nuestro mundo es la separación, que han ido sufriendo (en nuestra mente y en nuestra cultura), las diversas dimensiones que constituyen la realidad, y la hipertrofia que tienden a alcanzar estas dimensiones disgregadas, al pretender ser únicas y excluir al resto de la realidad. La política, en la modernidad enfermiza, es una de esas dimensiones que se han hipertrofiado en la mente colectiva o individual. Todo se “politiza”, en el peor sentido de este término (todo se “ve” desde la óptica de la propia “secta” política o en términos de búsqueda del poder para los míos), en el discurso de algun@s, en especial, de los políticos profesionales. Pero la realidad es mucho más que “la política” y ésta termina, en algún momento, por descubrirnos que la política sola no nos realiza (no nos hace vivir en la realidad).

>> Sigue...


Ecumenismo, Amor, Eremitismo y Socialismo Humanista para salir de las Tinieblas de Occidente

Desde la llamada Baja Edad Media, el verdadero proyecto moderno nacido, en Occidente, en los siglos XI y XII (una revolución espiritual fruto del encuentro del cristianismo con otras tradiciones -celta, islámica, judía, clásica…-, centrada en el ideal del amor y la libertad espiritual como metas para la humanización), fue desviado hacia un ideal colectivo orientado a la búsqueda del poder y la uniformidad cultural. Así fue destruido uno de los “proyectos” o “ideales colectivos” occidentales más bellos, el que animó la llamada Edad Media Sapiencial del siglo XII (con todos los fallos que se quiera luego en su concreción) , y que se visibilizó en la nueva cultura del amor de la Provenza medieval, exportada a toda Europa: la época de los trovadores y las Damas, los monjes rebeldes y las monjas, místicas y sabias, los caballeros defensores de los pobres, los alquimistas y científicos alternativos, los filósofos integrales…

>> Sigue...


Cristianismo sin Cristianía

29.08.13 | 08:48. Archivado en Autor, nuevo paradigma, Iglesia Católica

Atravesamos tiempos de transición, tiempos oscuros y, a la vez, tiempos llenos de signos luminosos, que suelen tener un carácter “humilde”, o poco llamativo, en medio de la oscuridad.

En el ámbito espiritual, una de las grandes oscuridades de nuestro tiempo podría ser la posibilidad- nada improbable- de que se contara con un cristianismo institucional fuerte y visible (si bien en decadencia evidente) sin que se diera una verdadera experiencia cristiana personalizada (Cristianía) dentro de él. Y es que podemos tener unas instituciones religiosas que aparentemente funcionen, sin que se viva el cristianismo como experiencia personal, en ellas, al igual que hemos tenido una sociedad oficialmente cristiana sin que hubiera, en gran parte de ella, experiencia cristiana; y el resultado inevitable ha sido el paso a una sociedad no cristiana, cuando no anticristiana o hastiada de lo cristiano. Toda nuestra institución religiosa puede funcionar como un reloj, pero sin que haya en ella verdadera experiencia cristiana. Naturalmente esto no podría mantenerse indefinidamente. El siguiente paso, en una situación así, sería, o bien, la desaparición o marginalización social del cristianismo, o bien, su real transformación, desde el renacer de una nueva experiencia cristiana (Cristianía) que fuera capaz de renovar las estructuras, haciéndolas menos voluminosas y menos centradas en sí mismas, devolviéndoles su función de instrumento y no de fin. La “Vida” o la “Muerte” estarían así ante nosotros dependiendo de las opciones que hicieramos.

>> Sigue...


Monacato, Nueva Conciencia y Amor a la Vida.

20.08.13 | 08:49. Archivado en Autor, nuevo monacato, monacato laico

En uno de sus libros más amenos, “La Nueva Inocencia”, Raimon Panikkar recuerda la doble impresión, que tuvo, al visitar el Monte Athos: por un lado, descubrió el carácter atemporal, y “central”, de “lo monástico” (la intuición de que el monacato es un arquetipo humano universal) y, por otra, salió con la indudable sensación de “decadencia”, o de “antigualla”, al observar la actual forma que revisten las instituciones monásticas.

Podría pensarse que esta impresión de “decadencia” que tuvo Panikkar es fruto de la visión subjetiva (e ignorante) de alguien que desconoce el valor de la Tradición, pero esta conclusión sólo sería posible si realmente se desconoce por completo al autor. Panikkar, además de ser un hombre moderno de un saber enciclopédico, humanístico y científico, es uno de mayores críticos de la modernidad occidental y de todos sus mitos, así como un gran amante (y conocedor) del pensamiento oriental y tradicional (sin que haya caído, afortunadamente, en el tradicionalismo). Sus intuiciones son, pues, muy dignas de tenerse en cuenta, al margen de que las compartamos o no. En este caso, además, creo que la intuición es muy certera.

>> Sigue...


Hacia una espiritualidad cristiana no dual, postecuménica, contemplativa y solidaria.

17.05.13 | 08:36. Archivado en Autor

A la hora de dar a conocer la experiencia y la propuesta de Cristianía es habitual el encontrarnos con diversas dificultades de comprensión de la propuesta (que surgen en los otros y, a veces, en nosotros mismos), que algunos podrían considerar “contradicciones” en la identidad del camino que estamos siguiendo. Y, ciertamente, pueden llegar a parecerlo si no reflexionamos sobre ellas para “ver” su sentido.

Una primera reflexión habría que enfocarla en torno a la condición de “monacato” que Cristianía pretende tener. Si el monacato es algo que sólo se vive en las actuales instituciones monásticas, es decir, si consiste, más en unas observancias determinadas, que una experiencia espiritual, entonces poco monástico podría ser un Camino que pretende ser vivido por personas que no pertenecen en su mayoría (ni lo desean) a ninguna institución monástica ni practican observancias típicas de estas instituciones, como la vida claustral o el celibato. Ahora bien, si el monacato se limitara a la práctica de unas observancias determinadas, por muy valiosas que sean, sería un camino directo a la alienación y deshumanización (y, de hecho, puede llegar a serlo), pues pondría su meta, no en lo que es un fin (la transformación del propio ser), sino en lo que sólo es un medio: las observancias o prácticas para lograrlo.

>> Sigue...


Bienvenido, Francisco, obispo de Roma… ¡no te olvides de los pobres!

28.03.13 | 08:44. Archivado en Autor, Iglesia Católica

Estamos casi todos muy cansados de esperanzas defraudadas y quién sabe si, de nuevo, sufriremos una frustración; pero, en cualquier caso, de lo que no hay duda es de que el nuevo Papa Francisco ha suscitado una esperanza largo tiempo adormecida en la mayoría de los católicos, que han visto, en los últimos tiempos, cómo la primavera del Concilio Vaticano II quedaba frenada por el aparato burocrático vaticano y por el poder cedido a diversos movimientos, llamados nuevos, pero representantes de lo más viejo del clericalismo preconciliar, mientras la Iglesia mayoritaria, la de las parroquias y los religiosos, se iba sintiendo progresivamente marginada y desvitalizada.

>> Sigue...


La renovación eclesial y el final de la Transición española

26.02.13 | 17:14. Archivado en Autor

La dimisión del Papa Benedicto XVI ha cogido por sorpresa a la gran mayoría de fieles y de miembros de la jerarquía católica. Todavía es difícil valorar las causas que la han provocado y los efectos, que este gesto puede tener, para el futuro de la Iglesia Católica Romana. Parece poco probable que las razones alegadas, el indudable deterioro físico del pontífice, sean las que más peso hayan tenido en la decisión. El Papa mantiene una lucidez mental apreciable y los achaques propios, si bien agravados, de un hombre de su edad.

>> Sigue...


Una visión monástica de un fragmento del Arte Contemporáneo.

29.12.12 | 08:48. Archivado en Autor

El arte se ha visto tradicionalmente como el camino, a través del amor, hacia la belleza, descrita como la armonía (una experiencia interna más que formal) que expresa el “esplendor” de la verdad; y creo que esta definición sigue siendo válida incluso en una época rota y defragmentada como la nuestra, aunque lo sea de un modo autolimitado. Me asombra la potencia creadora, la sabiduría y la belleza que, incluso en una época como la nuestra, tiene el arte, cuando realmente lo es. Claro que hoy es difícil determinar, a priori, si algo es arte o no, salvo cuando se convierte en el vehículo de esa belleza y sabiduría, de la lucidez y del amor.

Estos días se representa en Madrid (hasta el 6 de Enero) una obra de teatro del autor argentino R. Spregelburd llamada “Lúcido”, que me ha impactado profundamente. Cuatro magníficos actores recrean en la escena el drama del arte, del artista, el amor y la belleza, en nuestra época, a través de una historia en la que una madre y sus dos hijos, reconstruyen y deconstruyen angustiados la ¿realidad?, ¿el sentido? de su vida, acompañados siempre por una amistosa y solidaria figura masculina, que les protege en su viaje.

>> Sigue...


Vivir el Año de la Fe: ¿En clave mítica o mística?

28.11.12 | 20:27. Archivado en Autor, nuevo paradigma, Iglesia Católica

Con la celebración de la XIII Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los obispos, dedicado a la Nueva Evangelización, hemos comenzado el llamado Año de la Fe, que el papa Benedicto XVI propone se conmemore en toda la Iglesia desde octubre de este año hasta noviembre del próximo.

Puede que pensemos que este tipo de convocatorias no pasa de ser una mera proclamación ineficaz de buenos deseos; y es verdad que estas propuestas suelen aparecer como actuaciones puramente formales, y hasta artificiales. En este caso, sin embargo, más allá de los aspectos meramente celebrativos, creo que hay una profunda intuición detrás; una intuición que parece apuntar certeramente a la causa de la profunda crisis religiosa que, ya mucho antes de la actual crisis económica, veníamos atravesando. Otra cosa es que las respuestas que se den a esta intuición y los medios propuestos en el Sínodo, para superar esta crisis religiosa, sean los más adecuados. Y es que, como señalaba Monseñor Giuseppe Casale, en su “carta abierta al Sínodo”, este tipo de reuniones está tan mediatizada por los mecanismos de control vaticanos que difícilmente pueden salir de ella respuestas que no sean las que espera escuchar el “establishment” eclesial oficial.

>> Sigue...


España, dirección: Pobreza. ¡Rebélate!

17.10.12 | 08:29. Archivado en Autor, contemplativos solidarios

Este miércoles 17 de Octubre se celebran manifestaciones contra la pobreza, y contra los injustos recortes sociales del gobierno, convocadas por la Alianza contra la pobreza, una coordinadora de diversas ONG, movimientos sociales, sindicatos, etc… que trabajan día a día para erradicar la pobreza del mundo y de nuestro país; en Madrid la manifestación será en la Puerta del Sol a las 19.00 horas.

Para alguien que siga el camino contemplativo en serio, la opción por la justicia y el compromiso con los pobres no es una cuestión marginal, es la piedra de toque que nos dice si verdaderamente el “trabajo espiritual” (el camino de humanización integral) va por buen camino o no.

>> Sigue...


Dar a luz un Nuevo Monacato, la tarea de los buscadores espirituales de hoy.

05.10.12 | 16:14. Archivado en Autor, nuevo monacato

Seguimos avanzando en la crisis, que, para muchos, es una crisis de la civilización occidental más que una simple crisis económica. Esta crisis sería, para los críticos, la demostración de que este modelo de civilización occidental no es sostenible y tiende a la autodestrucción por las contradicciones que contiene en su interior.

Si hubiera que sintetizar los males, que se han señalado como los más graves, que aquejan a nuestra cultura, cabría hablar de tres grandes sectores, que, en conjunto, abarcan la totalidad de las dimensiones de la realidad:

- El sistema capitalista, que supone una sociedad de injusticia estructural, y sostiene un modelo tecnocrático, productivista y consumista que es ecológica y humanamente insostenible.

- El autoritarismo de una sociedad patriarcal, burocrática y uniformadora, que desconfía del ser humano y busca el control, la despersonalización, la manipulación y el miedo como medios de organización social.

- El vacío espiritual de una sociedad que niega su legítimo lugar a la espiritualidad (ya sea que se le dé a este sustantivo un sentido inmanente o transcendente), entendida como la dimensión humana por excelencia y cuya ausencia genera, por un lado, el relativismo, el nihilismo y la angustia existencial y, por el otro, el fanatismo, el integrismo o el sectarismo como huída del malestar que produce la ausencia de espiritualidad en un mundo frío, banal o chato como puede ser el actual.

>> Sigue...


Cristianía: Un Nuevo Monacato para una Revolución Social y Espiritual

24.08.12 | 08:53. Archivado en nuevo monacato, nuevo paradigma, Iglesia Católica

Recientemente, el catedrático de economía, Vincenç Navarro daba a conocer en su blog “Pensamiento Crítico” un artículo publicado en Scientific American por Daisy Grewal sobre “cómo son y cómo viven los superricos”. El artículo se basa en los estudios de dos psicólogos, Paul Piffy y Dacher Keltner, que han concluido que las personas más ricas de la sociedad norteamericana son más egoístas, menos solidarias y tienen mayor propensión a saltarse las normas y las leyes sociales (por ejemplo las normas de tráfico) que el resto de la población.

Se viene así abajo el mito neoliberal de que los más ricos son los “mejores” de la sociedad y, por ello, deben ser protegidos y apoyados por el Estado (evitando, por ejemplo, que paguen muchos impuestos) pues ellos contribuyen al desarrollo de toda la sociedad. La verdad es, más bien, que el mantenimiento de estas élites corruptas y egoístas es una de las cargas (y un foco de corrupción permanente) que tiene que soportar la sociedad en un modelo capitalista como el que sufrimos. El egoísmo de estas élites se manifiesta especialmente en el campo económico. Así, por ejemplo, el propio Navarro señala cómo estas élites sólo emplean entre un uno y un dos por cien de su patrimonio en inversiones en economía productiva (que generan empleo), dedicando el resto a inversiones inmobiliarias, especulativas y suntuarias (sin beneficio para la sociedad). Desde el punto de vista de la espiritualidad o del humanismo, podría decirse que no sólo son una carga social sino que su propia situación de privilegio, y dominación sobre los demás, es también una esclavitud para ellos mismos (y una fuente de alienación y deshumanización), pues les dificulta el desarrollo pleno de su humanidad, haciéndoles vivir para el tener y no para el ser, es decir, haciéndoles vivir desde el miedo y no desde el amor y la confianza en la realidad (la fe), que es la experiencia central del ser humano para el humanismo y para toda auténtica espiritualidad.

>> Sigue...


Lunes, 18 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031