Creyentes y responsables

Ángeles y alimañas, don Carnal y doña Cuaresma

20.02.18 | 18:33. Archivado en Espiritualidad

San Pablo nos dijo el miércoles de ceniza que el tiempo (de cuaresma) que comenzamos es tiempo de gracia, tiempo de salvación. Es una invitación a no entrar en este tiempo con el gesto torcido, en plan "cenizo".

El rito de la ceniza no es un signo que pretende humillarnos, sino una invitación a la esperanza. Porque en ese rito reconocemos con realismo que tampoco somos gran cosa: reconocemos nuestra limitación real, física, psicológica, moral, espiritual. Pero, al mismo tiempo, lo hacemos con la conciencia de que podemos mejorar, ir a más, vencer la limitación.

En el arrepentimiento Dios no nos acusa, ni nos echa en cara, ni, menos aún, nos castiga. Al contrario, nos acoge y pone en pie, nos dice: "eres mucho mejor de lo que crees, tienes posibilidades que todavía no has ensayado".

El camino cuaresmal es un camino que va del realismo a la alegría, de una cierta mortificación a la vida. Se trata de una alegría de una calidad superior, porque brota de dentro, de un espíritu renovado.

Se diferencia mucho, todo, de esa alegría vacua e impostora del actual carnaval. Esa fiesta parece un monumento a la falsedad, a la impostura. Ni siquiera se parece a sus verdaderos orígenes.

En la Edad Media la gente se preparaba a una cuaresma en la que ayunaban de verdad, se la tomaban en serio. Y, al mismo tiempo, haciendo gala de buen humor (de salud mental) organizaban el carnaval, aprovechaban para hartarse de carne, y para reírse de los poderosos, incluidos, claro, obispos y cardenales... Pero, al final, vencía doña Cuaresma, en realidad, acababa venciendo esa otra alegría profunda y auténtica de la mano de la Pascua.

Ahora, esa explosión (comercial, turística...) no tiene sentido, porque no es el preludio de nada, y, por eso, en algunos sitios, la burla no se dirige a los poderosos de este mundo, sino directamente a Dios, a Cristo, a la Virgen... Es señal de esa pérdida de sentido, de que hemos perdido el "oremus"... Ni siquiera sabemos de qué nos reímos...

Reflexión cedida por José María Vegas


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Ana 28.02.18 | 10:54

    John, tu comentario se descalifica por si solo

  • Comentario por John Cena 21.02.18 | 16:41

    Y SI YO QUIERO GRITAR, ¿CUÁL ES EL PROBLEMA?

  • Comentario por Ana 21.02.18 | 13:13

    !Qué pena!

Domingo, 24 de junio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Junio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930