Creyentes y responsables

Un día con calefacción, teléfono, internet, comida…

15.12.17 | 10:16. Archivado en Solidaridad

A mucha de la gente que vivimos en países enriquecidos nos cuesta imaginar un día sin calefacción, sin teléfono móvil, sin internet, o sin nuestros alimentos preferidos.

En otros lugares del mundo millones de personas sueñan con tener por un solo día cualquiera de esos bienes.

En esos lugares millones de niños no tienen ni recursos para disfrutar la Navidad ni tiempo para hacerlo. Porque deben contribuir con su trabajo al sustento familiar. En el mejor de los casos, pueden alternar su trabajo con la escuela. Un trabajo en condiciones muy precarias para hacer llegar a los países enriquecidos los bienes de consumo que nos permitirán disfrutar de nuestro ocio.

Quizás no te guste, pero….debo decirlo. Quizás cuestionar el consumo no sea lo más aceptado en nuestra sociedad del bien-estar. Y menos en estas fechas. Pero….la realidad no debemos ocultarla.

Vivir la Navidad con criterios de justicia, de ética y de solidaridad nos obliga a dirigir una mirada crítica a los bienes que consumimos y a pensar en tantas gentes que no pueden disfrutarlos. A valorar lo que tenemos; a poner límites a los bienes materiales que deseamos; a repensar cuales deben ser nuestras prioridades; a actuar convencidos de que ser es mucho más importante que tener; que hay males que no se curan con dinero sino con amor.

Vivir la Navidad con criterio cristiano nos debe llevar a tomar conciencia de qué es lo que celebramos. Y ello debe suponer reemplazar la alegría superflua y artificial por la alegría que deriva de una vida espiritual intensa que es, precisamente, la que da sentido cristiano a la Navidad.

El Papa Francisco apela a la austeridad en el modo de vivir. Y nos invita a pensar y aceptar que una vida austera al servicio del prójimo es la mejor forma de promover el bien común.

Ciertamente la austeridad es una filosofía de vida que apuesta por desplazar el dinero como el centro de nuestro ocio y colocar, en su lugar, a las personas y todos esos intangibles que tanto valen y tan poco cuestan.

Es mi deseo para esta Navidad.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Ana 27.12.17 | 12:11

    De entrada me rechina pero reconozco que Remueve las entrañas

  • Comentario por Maricarmen la uruguaya de Trébago 23.12.17 | 15:23

    "Hay males que no se pueden curar con dinero, sino con amor" Quién otra que la Madre Teresa de Calcuta podía llegarnos al corazón con esta frase!Y qué real qué es!
    Trato de inculcarle a mis nietos, de 4 y 7 años, que lo verdaderamente importante en la vida no se compra con dinero. Acá en Uruguay hay un comercial de Mastercard (sí, ya sé, forma parte del consumismo) que muestra una niña pequeña que recibe regalos. Entonces el locutor en off va diciendo: "Una muñeca, 500 pesos, un vestido mil pesos, un sonajero, 200 pesos... Verla gatear y jugar sobre los papeles de regalo, no tiene precio! Para todo lo demás está Mastercard!"
    Eso se ha convertido en un dicho familiar. Cada vez que miramos algo que nos llena de alegría el alma con respecto a ellos, y que obviamente no se puede comprar con dinero, decimos "Para todo lo demás está Mastercard!"
    Ojalá todos pudieran entenderlo!
    Les mando un beso enorme para todos, desde el otro lado del charco!


  • Comentario por Luis 20.12.17 | 11:29

    !Qué tema más difícil!
    !Qué provocador hablar de austeridad en la Navidad del mundo occidental!
    ¿Habrá que decir, una vez más, lo difícil que es ser consecuentes entre lo que decimos y hacemos?

  • Comentario por Ramón 20.12.17 | 10:03

    Gracias Alejandro. por estos criterios. La mejor manera de valorarlos es PONERLOS EN PRÁCTICA.
    ¡¡¡FELIZ NAVIDAD AUSTERA, es decir CRISTIANA!!!
    Recibe un fuerte abrazo.
    Ramón

  • Comentario por Severiano Blanco 16.12.17 | 17:22

    Esta reflexión del Sr. Córdoba, su exhortación, es de perenne actualidad y oportunidad. Es bueno que nos recuerden todo esto. Pero no me satisface como mensaje navideño (a pesar de su referencia al Papa), ni siquiera veo en ella nada específicamente cristiano, sino una llamada a tener sensibilidad humana y a huir de cualquier tipo de egoísmo insolidario. Vale como mensaje de una ONG o para una ONG. En esta época del año, para que los cristianos no nos convirtamos en aguafiestas, será bueno que, como ya se dijo hace mucho tiempo, atemperemos "el rigor de la ética con el consuelo (sano) de la religión", que consideremos no tanto lo que nosotros debemos hacer cuanto lo que Dios ya hace con y por nosotros. Así actuaremos con un corazón gozoso y agradecido.

Viernes, 20 de abril

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Abril 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30