Creyentes y responsables

Reivindicación cristiana de la sostenibilidad

03.02.14 | 11:42. Archivado en Desarrollo Sostenible

Se ha anunciado que el Papa está preparando una encíclica sobre la ecología y el medio ambiente. Ojalá y sirva para impulsar un desarrollo sostenible.

La idea de sostenibilidad no solamente no es ajena a mi concepción creyente de la vida y a mi comportamiento social sino que no puedo entender el ser miembro activo de la sociedad sin hacer míos los principios que la sustentan.

La historia del hombre está repleta de muchas y diversas esperanzas, sin las cuales no habría sido posible el desarrollo de la humanidad. Muchas de esas esperanzas se han hecho realidad y se han plasmado en grandes conquistas sociales. Pero en torno a esas esperanzas ha habido, también, muchas frustraciones y desencantos que han dejado un importante vacío existencial.

En nuestro mundo Occidental – el industrializado, el rico- hemos asociado la idea de “progreso” a la potenciación del desarrollo científico técnico; a la identificación del consumo con el bienestar al margen de consideraciones éticas. Se trata de un modelo “desarrollista” caracterizado por producir más, consumir más y aceptar que más es siempre mejor.

Pero la verdad es que el progreso es ambiguo, tiene sus limitaciones y está cargado de contradicciones.

En una mirada retrospectiva vemos que aquel progreso que iba a ser la salvación mundial no es tan mundial. Que la sociedad más justa con la que soñábamos ha derivado en una sociedad más dividida y más desigual.

Porque aquel progreso no solo no mitiga las diferencias sociales sino que las agudiza y el crecimiento económico de los países del Norte no está dando lugar al desarrollo de los países del Sur, sino que las diferencias se agrandan.

¿Qué hacer como cristianos para impulsar un mundo más sostenible?


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios
  • Comentario por Alejandro Córdoba Largo [Blogger] 05.02.14 | 18:15

    RECIBIDO EN MI CORREO:

    Pues lamento que el Papa pierda sus energías y el poder conferido por Cristo para hablar de esas, con perdón, chorradas ecologistas.
    Un saludo cordial.

  • Comentario por saruce 04.02.14 | 14:28

    Me alegra "verte de nuevo" en tu blog, Alejandro, y poder "charlar" contigo.
    Pienso que el progreso siempre es bueno, si entendemos por "progreso" todo cuanto mejora las condiciones de vida de los seres humanos, parcialmente, o en su totalidad.
    Pero, aunque parezca que soy un agorero, creo que existe un contraproceso que marca las pautas de los continuados retrocesos en el bienestar social, que no es otra cosa que el poder humano, o poder, a secas, detentado por unos pocos individuos o entes reales, y no ficticios.
    Ese "poder" controla los recursos, el dinero y las voluntades, de forma bien estudiada, y con pocos errores.
    ¿Podríamos llamar poder a los bancos, solamente?.
    Creo que no, así como tampoco a los líderes del mundo, o a los generadores de recursos.
    Tampoco lo llamaría "mal" a secas, pero hay que reconocerle una gran capacidad para alterar las conciencias de la gente normal.
    Y quizás se trate de unos pocos, poquísimos.

Viernes, 22 de febrero

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Febrero 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728