Creyentes y responsables

La religión puede y debe decir algo ante el problema ecológico

23.10.12 | 21:13. Archivado en Ecología y Medio Ambiente

¿Hay, de verdad, un problema ecológico? ¿En qué medida debe preocupar y ocupar a las religiones?

Son muchos los informes que pronostican un cambio climático importante e impactante. Incidiendo negativamente en la disponibilidad de agua, las cosechas y la desnutrición. Que aumentará el nivel del mar y el riesgo de fenómenos meteorológicos extremos; que afectará a muchos ecosistemas y a los patrones de determinadas enfermedades, con el consiguiente impacto negativo en la salud humana.

Hay zonas, como el África subsahariana o el este de Asia que, como consecuencia de su ubicación, sufrirán con mayor rigor las consecuencias del cambio climático. Esas zonas coinciden con los países mas pobres del planeta y como éstos carecen de recursos para prevenir y afrontar el problema los efectos serán mas graves sobre ellos.

La opinión pública se mueve entre la apatía, el pesimismo y el catastrofismo. Ninguna de esas opciones es buena, pues provoca insensibilización y que sea percibido como exagerado o que no se aporte ninguna solución.

Hace falta legislación de ámbito mundial que sea de obligado cumplimiento y que sancione a los infractores. Porque una propuesta ética que no tenga fundamento jurídico solo tiene validez en el ámbito de la conciencia individual.

Es por ello que desde muchos frentes se reclaman acuerdos globales para poder hacer que se adopten medidas con garantías de éxito.

Ha habido muchas conferencias y declaraciones al respecto pero el impacto ha sido limitado. Ejemplo de ello es el bajo cumplimiento del protocolo de Kioto (1997). Y es significativo lo dicho por Intermón- Oxfam tras la cumbre de la ONU sobre cambio climático en Polonia en 2008: “la cumbre se cierra sin compromisos solidos por parte de los países desarrollados para evitar el calentamiento global y ayudar a los países pobres a adaptarse a sus consecuencias. La UE no ha estado a la altura de sus discursos y ha evitado asumir su responsabilidad”

Los acuerdos mundiales son necesarios pero no suficientes, porque se necesita, sobre todo, voluntad política para plasmarlos en leyes, para hacer cumplir dichas leyes y para sancionar a quien las incumpla. Se requieren estructuras democráticas mundiales, con autoridad sobre los estados y los entes locales.

Sin menospreciar las soluciones técnicas y políticas, que son necesarias, muchos insisten en la necesidad de un cambio cultural y de mentalidad;un cambio de valores que vaya a la raíz del problema ecológico; que cuestione el consumismo y fomente otros valores; que nos saque del egocentrismo y nos haga tomar conciencia de la realidad de interdependencia derivada de las interrelaciones y de que nuestra vida depende, en gran medida, de la de los demás; comprender que el bien individual y el bien colectivo son inseparables.

Entender, en definitiva, que el problema ecológico es un problema de justicia interplanetaria.

Las diferentes religiones pueden actuar como agentes de cambio y movilizar a las personas hacia valores ligados a la justicia intergeneracional, la corresponsabilidad en torno al medioambiente o la solidaridad con los más desfavorecidos. Porque son valores que están en el ADN de casi todas las religiones.

El Parlamento Mundial de las religiones elaboró el año 1993 una declaración de ética mundial, como exponente del acuerdo de las grandes tradiciones religiosas y en él figuran también valores ecológicos. Creo que es el camino a seguir y a impulsar.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios
  • Comentario por Teresa 16.11.12 | 20:05

    La DEFENSA DEL MEDIO AMBIENTE es una bandera que desde las religiones deberiamos LIDERAR

  • Comentario por Fausto Solano Trinidad 08.11.12 | 01:20

    El Cambio climático y los problemas que llevará consigo debería ser un tema de estudio en la enseñanza obligatoria, con todos los datos técnicos al respecto y como va a afectar a cada zona de la tierra y a las generaciones futuras. Así se tomaría conciencia del problema. Hoy por hoy no cabe sanción internacional por incumplimiento de los protocolos medioambientales, pero dado que es un tema tan importante debería estudiarse en Naciones Unidas y hacer una Resolución de Asamblea General que de forma programática fuera vinculando a los Estados y pasar su contenido a formar parte del Derecho Interno de cada Estado. Las infracciones por parte de los diferentes Estados deberían ser fundamento de peso para interrumpir contratos comerciales por ataques atmosféricos y al clima o sea a la salud colectiva. Desde el punto de vista religioso debemos comprometernos con la salud del planeta, que es la salud de la vida en la tierra, todo mediante campañas de sensibilidad con el lema VIVE Y DEJA VIVIR,

  • Comentario por Richard Acosta 26.10.12 | 16:43

    Recomiendo, si sirviera de algo, mi artículo en el WFTL www.wftl.org/pdf/014.pdf sobre la responsabilidad de la Teología ante la crisis ecológica.
    Richard Acosta

  • Comentario por Anonimo 26.10.12 | 11:48

    No hay, en absoluto, ningún problema ecológico. En ese tema, todo es un cuento chino del progresismo, absolutamente. La Tierra sigue su curso normal de calentamiento, ¡y gracias a Dios!, desde que hace 15.000 años finalizó el último periodo glacial o glaciar.
    Todo este rollo del apocalípsis del cambio climático ha sido un montaje para sacar dinero a los incautos las ONG y aprovechados como Al Gore (300.000 euros por una hora de conferencia, dietas a parte) y que nos suban los impuestos en la luz, gas, gasolinas..., amén de crear organismos y reuniones planetarias carísimas (a costa de nuestros impuestos) para que unos sinvergüenzas vivan a costa de rey en hoteles de lujo, o la Oficina del Cambio Climático de ZParo, con 14 millones de euros anuales de coste, en La Moncloa.

  • Comentario por saruce 26.10.12 | 11:21

    Coincido contigo, Alejandro, en el hecho de que cuidar el medio ambiente es una tarea de todos, y un verdadero problema de conciencia para quienes sentimos la responsabilidad de participar, aunque sea humildemente, en la Creación.
    No puedo desligar mi vida de mi fe, o de mis creencias religiosas, y considero que quienes me lean en este portal, lo comprenderán.
    Vamos deteriorando la naturaleza que nos cobija, de forma desmadrada, por simple ignorancia, por egoísmo, o por ambas cosas a la vez.
    Como sucede en casi todas las situaciones, necesitamos que alguien con autoridad suficiente, nos muestre la realidad de la situación por la que atravesamos, y los posibles remedios a los problemas.
    Las grandes conferencias nos quedan tan lejos, que solamente sirven para asustarnos, y encogernos de hombros, u ocultar la cabeza, para que no nos caigan los cascotes en ella.
    Información veraz, y que los agoreros se marchen a otro lugar.

  • Comentario por Juan Luis Martín Ortega 26.10.12 | 09:38

    Por desgracia la raíz del problema está muy localizada y traspasa el ámbito social. El problema es económico. Si ya en las Cumbres anteriores a Copenhague 2009, ( Johanesburgo 2002 ), previas a la crisis, ya fue difícil alcanzar progresos, las últimas en Cancún, Sudafrica y Rio de este año sólo han servidor para reconocer el problema, pero a su vez, para bajarlo de prioridad ante la avalancha que supone la economía. Antes del 2015 tiene que haber un borrador de legislación a nivel mundial, por tanto, es ahora el momento de que cualquier agente de cambio se ponga manos a la obra, después...

  • Comentario por EDGARDO FABIAN VEGA 25.10.12 | 05:23

    El planeta tierra es nuestra casa y si contaminamos y destruimos nuestra casa adonde vamos a vivir , se que en algun momento si seguimos asi vamos a tener muchos problemas .
    Dios quiera que nos organizemos mejor para cuidar el ecosistema en el que vivimos.

  • Comentario por Maria 24.10.12 | 10:17

    ¿No es la solidaridad un valor cristiano? Pues lo debe ser, en concreto, la solidaridad intergeneracional ya que no debemos hipotecar el futuro de nuestros hijos y de las generaciones futuras

  • Comentario por Luis 24.10.12 | 10:01

    Hay muchos que justifican que este asunto nos deberia preocupar y ocupar. Debemos hacerlo si queremos, realmente, evangelizar en esta sociedad

Sábado, 25 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930