Creyentes y responsables

Lecciones éticas derivadas de la crisis

15.02.11 | 13:59. Archivado en Responsabilidad Social

Al reflexionar sobre la crisis el empresario Warren Buffett dice: “Alguien me recomendó una vez que al contratar a alguien debo buscar tres cualidades: integridad, inteligencia y energía. Mi valoración es que si el candidato carece de la primera, las otras dos acabarán contigo”.

Tiene mucho que ver con lo que ha pasado. Las instituciones empresariales y políticas que han jugado sucio tenían directivos inteligentes y entregados al trabajo. Pero entregados para buscar su propio beneficio y poco íntegros.

Sin integridad es imposible generar confianza. Ganarla requiere tiempo y se genera a través de un proceso cíclico, basado en comportamientos reiterados.

Los hechos han demostrado que la confianza precisa ser complementada con el control. Es la consecuencia que Adela Cortina extrae de lo ocurrido en torno al cambio de siglo “confianza y control son imprescindibles. Sin control, los bancos juegan al riesgo excesivo, al préstamo basura un día y a no prestar al siguiente, los ayuntamientos avalan recalificaciones, los consumidores se endeudan más allá de lo razonable y llega un tiempo en que el tren de la actividad económica da un brusco frenazo. Parece que, al menos en parte, es lo que nos ha pasado. Pero sin confianza decaen las transacciones, disminuye la inversión, escasean los préstamos, cierran las empresas, aumenta el desempleo y crece el sufrimiento”

Para generar confianza se precisa una gestión basada en valores. El buen funcionamiento de las instituciones requiere una estructura y un sistema de valores en los que crea la gente. Esto incluye confiar en la palabra del otro, y la seguridad de que el sistema funcionará con equidad.

La toma de decisiones es, con frecuencia, difícil y requiere coraje. Mandela expresa muy bien lo que significa coraje para tener miedo y superarlo “Es de los compañeros que pelearon por la libertad de quien aprendí el significado de la palabra coraje. He visto a seres humanos soportar ataques y torturas sin romperse, sin descomponerse, mostrando una fortaleza y resistencia que desafían a la imaginación. Aprendí entonces que coraje no era la ausencia de miedo sino el triunfo sobre este instinto básico. Sentí miedo muchas más veces de las que puedo recordar, pero lo ahogaba en una máscara de atrevimiento. El hombre bravo no es aquel que no siente miedo sino el que lo conquista y domina”.

Hace falta coraje para no comulgar con ruedas de molino; para decir “no” cuando lo que se hace busca exclusivamente el beneficio y no se tiene en cuenta el impacto negativo que se puede producir; para decir que “no todo vale” y que incluso hay acciones que aun siendo legales no son justas.

¡Claro que a veces es difícil, pero eso forma parte de las cosas que dan sentido a la vida y un sentido positivo!


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios
  • Comentario por saruce 24.02.11 | 19:14

    Difiero de W. Buffett, en lo referente a mantener un control continuado de "todo" o de casi todo.
    Considero excesivamente simplista presentar las crisis económicas (actuales, anteriores y posteriores) como efectos secundarios de falta de vigilancia en los procedimientos o métodos establecidos.
    Mi opinión sobre el tema es la de que las crisis económicas (no olvidemos que el dinero rige el mundo), son el resultado natural de las grandes y pequeñas ambiciones, individuales y colectivas.
    Cada ciclo económico comienza en una crisis, y acaba en otra distinta, con la peculiaridad de que a su final, los ricos son más ricos, y los pobres, más pobres.
    ¿Y para cuándo una gestión basada en valores éticos, preguntas?.
    Pues, con estos mimbres humanos, casi nunca.
    El dinero, que no es más que un pacto o convenio social, sin valor intrínseco en sí mismo, no puede crecer al ritmo que le marca la ambición desmedida.

  • Comentario por antonieta hernandez 15.02.11 | 18:43

    En cuanto a que hay acciones legales que no necesariamente son justas, pienso en nuestro actual gobierno de ir "contra el narcotràfico" y lo único que no considera es a los civiles. Estamos en estado de guerra, avalado por un presidente que le ha salido de control la situaciòn, y del cual la ciudadanìa hemos perdido la confianza.
    Hace falta coraje, señor presidente.

  • Comentario por Luis 15.02.11 | 15:47

    La Iglesia por cada vez que habla de etica en la economia habla 100 de sexo !qué obsesión!

    Haria mucho bien no limitandose a tomar las lismonas de los ricos sino apelando a su comportamiento responsable

Miércoles, 22 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930