Creyentes y responsables

Si la ética comienza a estar de moda, acojámosla con seriedad

30.11.10 | 14:44. Archivado en Etica y Valores, Responsabilidad Social

Hay quienes lamentan la pérdida, en la sociedad actual, de principios y de valores y tienen razón. Hay también quienes sostienen que si los conflictos éticos nos parecen, en la actualidad, más acentuados es porque somos más conscientes que nunca de su importancia y también tienen razón. Más allá del debate sobre si la botella está medio llena o medio vacía lo importante es plantearse cómo ayudar a llenarla y reforzar la presencia y la importancia de la ética en todos los ámbitos de la vida: social, política, laboral, personal.

Que la ética tiene una presencia creciente es un hecho constatable. Basta mirar los medios de comunicación refiriéndose permanentemente a cuestiones relacionadas con ella en las secciones de política, negocios, religión, salud, familia, deportes, tecnología, cultura, comunicación etc.

Detrás de todo ello emerge una discusión sobre la dirección que deberían tomar nuestra economía, política, cultura, y sociedad en el futuro y qué posturas éticas se deben adoptar tras la crisis económica mundial.

En esa discusión entre las distintas generaciones, sociedades, clases sociales, razas, religiones, norte y sur, este y oeste y demás contingencias de la vida la ética ha de ser la protagonista del diálogo. Y el objetivo del mismo remoralizar el debate sobre qué significa ser y actuar responsablemente en cada una de las instituciones.

Para alentar ese debate Freeman lanza una serie de preguntas interesantes.
¿Cómo sería el mundo:

 Si contáramos con una organización de Naciones Unidas con un poder real y efectivo para la creación de valor y las relaciones políticas y comerciales internacionales?
 Si las mujeres gobernaran durante los próximos cien años?
 Si los generales tuvieran que ser madres?
 Si los políticos dejasen de destriparse los unos a los otros?
 Si las empresas se vieran a sí mismas como parte de la comunidad y se dedicaran a mejorarla?
 Si directivos y empleados vieran el trabajo como una manera de crear valor para los distintos grupos de interés y mejorar su nivel de vida?
 Si las empresas fueran más claras y transparentes sobre lo que defienden?
 Si obviáramos la competencia con los demás y creáramos una competencia con nosotros mismos para mejorar y aprender más?
 Si valores como la cortesía, la integridad, la perseverancia y la responsabilidad fueran los protagonistas en nuestras escuelas?
 Si valoráramos la labor de nuestros maestros y profesores tanto como valoramos a nuestros deportistas y estrellas musicales?

¿Crees, amigo lector, que podemos seguir sosteniendo que no sabemos lo que se puede hacer para contribuir a crear una sociedad más justa y responsable?


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios
  • Comentario por Olga 08.01.11 | 17:24

    Deberiamos unir fuerzas y apostar con una etica de minimos que arrastre multitudes. Seria una buena forma de avanzar

  • Comentario por Antonio Javierre 30.11.10 | 19:38

    Pues claro que sabemos lo que se puede hacer. Al menos yo así lo pienso, el problema es que tenemos una sociedad altamente dividida y confusa. Es lo que interesa en este momento.
    Me pregunto si tiene solución el deteriorode valores de nuestra sociadad actual.
    Tengo dudas.

  • Comentario por saruce 30.11.10 | 18:40

    Quizás se podían realizar unas cuantas miles de preguntas más, que reforzarían la tesis de la necesidad de una mayor ética en la sociedad.
    Pero yo disiento desde el origen.
    La ética no corresponde ser aplicada por la sociedad, sino por el individuo.
    Claro está que el agrupamiento de individuos forma/conforma la sociedad, y que del mismo podrían extraerse unas normas, pero la actitud y la actuación éticas, siempre será personal (así lo creo yo, al menos).
    Tampoco estoy de acuerdo en que la ética comienza a estar de moda.
    Los intereses del poder, de sus grupúsculos hábilmente distribuidos por el planeta, no permiten la generalización de los comportamientos éticos de las personas sometidas a ellos.
    Creo que fue Juan XXIII quien propuso a Nikita Kruschev que intentasen ser justos ellos dos, para INICIAR una sociedad justa.
    En el mensaje cristiano se atesora todo un mundo de ética, de respeto y de amor.
    ¿Es la ética una sucursal del amor?.

Sábado, 25 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930