Creyentes y responsables

Difundir e implantar la responsabilidad social

06.09.10 | 22:33. Archivado en Responsabilidad Social

En el año 2000, un grupo de voluntarios de la ciudad inglesa de Gartang se unieron para introducir productos de comercio justo en diferentes espacios de la ciudad: colegios, empresas, tiendas, cafeterías. El esfuerzo les valió el reconocimiento como primera ciudad justa del mundo.

El Parlamento Europeo aprobó en 2006 una resolución en la que pedía a la Comisión Europea que favoreciera la práctica del Comercio justo y desarrollo y animaba a las administraciones a integrar estos criterios en sus licitaciones y compras.

La recomendación se concretó en el programa "Ciudades Europeas por el Comercio Justo". Una ciudad justa es aquella que acerca los productos de comercio justo a la ciudadanía. Y desde entonces más de 450 localidades han conseguido ese título.

En España, la iniciativa europea está coordinada por IDEAS (Iniciativas de Economía Alternativa y Solidaria) a través del programa Ciudad Justa. Su misión es asesorar a las diferentes localidades, facilitarles los materiales necesarios para desarrollar el proyecto y entregar el título a aquellas que cumplen los criterios.

De momento lo ha conseguido Córdoba y bastantes mas ciudades lo están intentando.

Los requisitos que se les exigen son: 1) Votar una resolución favorable al comercio justo. 2) Ofrecer estos productos en locales de hostelería y tiendas. 3) Crear grupos de trabajo locales que coordinen el programa. 4) Sensibilizar a la ciudadanía. 5) Lograr el compromiso del sector privado y las organizaciones para que introduzcan estos productos en su consumo interno.

Son, en muchos casos, tareas sencillas pero impactantes en cuanto a la difusión y sensibilización que generan. Animar a los comercios a contar con un porcentaje de productos de comercio justo, proponer estrategias con materiales promocionales de consumo responsable, apoyar campañas de información o instalar una máquina de café justo en el lugar de trabajo.

En el ámbito educativo, los colegios, institutos o universidades también pueden aportar. Las actividades que se lleven a cabo en este terreno deben ir encaminadas a aumentar el conocimiento de los estudiantes "facilitando una educación en el consumo responsable" o "incluyendo productos de comercio justo en la cafetería y máquinas de vending del centro.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios
  • Comentario por Cris Pérez 08.09.10 | 17:03

    ¿A qué llamamos Comercio Justo?

    A menudo se le llama Comercio Justo a aquel comercio que importa de países lejanos productos que han sido elaborados por comunidades a las que se les está imponiendo un modelo de producción opuesto al que necesitan (producción a gran escala que agota sus propios recursos y crea la dependencia de los mercados globales a comunidades que ya se autoabastecen con sus propios recursos)

    Pienso que esta iniciativa sería más interesante si apoyase el consumo y abastecimiento de servicios locales que fomentaran el empleo local y no se apoyaran en el transporte con energías fósiles que benefician a las grandes corporaciones y perjudican a toda la población del planeta.


Jueves, 14 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031