Cree en la Universidad

Carta a una maestra

19.11.18 | 19:40. Archivado en Acción Católica

Maestra con espíritu

¿Cómo siendo tan sencilla tienes éxito en la escuela? Hoy has estado en la facultad de educación de la universidad de Extremadura y has hablado a más de un centenar de alumnos de cuarto curso de magisterio de primaria e infantil, durante más de una hora y no han pestañeado, es más cuando has terminado han hecho eco de tu intervención sin ninguna dificultad. Han conectado contigo, te han sentido a su lado.

He elegido la mejor profesión

Has terminado diciendo que, en medio de la ambigüedad y tensión de la acción pedagógica y educativa, todo merecía la pena porque “habías elegido la mejor profesión”. No puede darse una razón más clara y fuerte del bien interno de la docencia, creer que esta profesión es la mejor por lo que puede aportar al otro como persona. Desde ahí, está claro que los objetivos, lo contenidos, etc. sólo son instrumentos y medios para una relación maestro – alumno, donde el sujeto y actor principal es el discente, a quien sirve creativa y arriesgadamente el docente para que vaya creciendo, entre errores y aciertos de su propia vida y de los que los rodean. Así ha quedado patente en la facultad de educación de Badajoz, donde esta semana estamos queriendo celebrar la festividad del centro, el día del maestro.

La facultad y los futuros maestros

Se hacen actividades, más programadas por profesores que por alumnos, un acto más académico con conferencia, consideraciones a los jubilados recientes, y algún reconocimiento académico a los alumnos ya egresados. Pero los alumnos no sienten emociones propias en esta semana, no organizan, no reflexionan, no participan…y por lo que yo tanteo entre los que ultiman sus estudios, no están contentos, agradecidos, satisfechos con la facultad, y es que lo has dicho tú al comenzar: “haciendo lo mismo de siempre no podemos esperar resultados diferentes”. Se puede estar trabajando un montón, pero no llegar a la “emoción”, a la persona de modo integral, en un aprender a aprender que ilusione y motive.Algo está fallando y es serio, van a ser los futuros maestros de generaciones de niños. No somos capaces de asimilar eso de que no es una época de cambios sino un cambio de época. Sobran profetas de calamidades y jueces condenatorios, faltan vigías de esperanza y anuncio de lo nuevo, personas con opciones de vida.

Una mujer amada y amante, tus opciones

Es lo que yo noto en ti,te veo como una persona con opciones, una profesional vocacionada. Es cierto que eres premio Joaquín Sama de la comunidad autónoma, una candidata extremeña propuesta a nivel nacional como mejor docente -sin saber quién te ha propuesto-, pero sobre todo eres una mujer amada y amante, esposa y madre, que disfruta de comerse una naranja de su patio y organizar una ginkana con sus hijos pequeños y los amigos en el día de todos los santos para encontrar la momia mejicana por el pueblecito de san Rafael de Olivenza, donde has optado por vivir como mejor lugar para tus hijos. Alguien, que en educación, cree en la cooperación más que en la competitividad, en el riesgo más que en la seguridad, en la creatividad y en las inteligencias múltiples que habitan el corazón y el interior de lo humano. Necesitamos tu espíritu en la facultad, hoy lo hemos disfrutado.

Me ha encantado como has comenzado tu ponencia, partiendo de la vida, esa idea tan sugerente para ellos de que escribieran una carta personal a ellos mismos como futuros maestros y que la abrieran dentro de catorce años que son los que tú llevas de camino en la docencia. Le has sugerido esa idea, abriéndote a ellos y poniendo de manifiesto cuál es tu carta, después de esos mismos años, a aquella joven inquieta que salía de la facultad dispuesta a ser profesora, porque para ella era la mejor profesión que podía elegir. Y me tomo la libertad de airear "tus consejos elaborados para ti misma, catorce años después de ejercer, pensando en aquella joven de ayer recién licenciada":

"DECÁLOGO PARA ANGELINES PRINCIPIANTE:

1.- Note agobies, tienes toda la vida para aprender y para equivocarte.
2.- Te va a salir mal y también te va a salir bien.
3.- Ten paciencia contigo y con ellos/as.
4.- No estés sola, trabaja con gente.
5.- Aprende de los/as que tengan experiencia.
6.- Aprende de los/as que vengan con ideas nuevas.
7.- Contágiate y tírate a la piscina.
8.- Nunca nunca dejes de formarte.
9.- Hay muchas formas de aprender.
10.- Diviértete y no dejes de jugar.

Este curso en el que los profesionales cristianos estamos trabajando el tema de la igualdad y la equidad desde nuestras profesiones y haremos la síntesis de nuestros criterios de acción desde las tareas profesionales fundamentales para la equidad, tú aportarás mucho desde este trabajo previo realizado, mirando tu curriculum experiencial de profesora de instituto en un ámbito rural extremeño. Ahí donde parece tan difícil cambiar los modos y los modelos de enseñanza, donde tanto se habla de fracaso escolar, donde tanto margen tiene ganado la pobreza también en este campo educativo, ahí tú eres profesional cristiana porque eres un motivo de esperanza y una señal para la salvación. Algo nuevo está brotando, tu espíritu lo proclama a los cuatro vientos y hay algunos que se están dando cuenta, la escuela puede ser nueva, necesitamos abrirnos a este cambio de época con creatividad e ilusión.Gozo con el camino compartido y por poder ser testigo de tu proceso profesional, gracias por saber decirlo con la misma sencillez con la que vives.


José Moreno Losada.


Lunes, 10 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930