Cree en la Universidad

El Papa y la escuela: propuestas y claves

28.06.18 | 12:19. Archivado en Iglesia, Papa Francisco, Acción Católica, Juventud

Iglesia católica y ámbito escolar

En una audiencia a los miembros de la Fundación Gravissimun Educationis, el Papa Francisco ha subrayado la relevancia de la enseñanza y lo que considera claves fundamentales para un programa de pensamiento y de acción basados en sanos principios que contribuyan, a través de la educación, a la construcción de un porvenir en el que la dignidad de la persona y la fraternidad universal sean los recursos globales a los cuales todo ciudadano del mundo pueda acceder. Para el pontífice, “sólo cambiando la educación, se puede cambiar el mundo. Para hacer esto es necesario las siguientes sugerencias: hacer red, no dejarse robar la esperanza y buscar el bien común”.

Hacer red

Explicó que “hacer red significa:

– poner juntas a las instituciones educativas y universitarias para potenciar las iniciativas educativas y de investigación, enriqueciéndose con los puntos de fuerza de cada uno, para ser más eficaces a nivel intelectual y cultural.

– poner juntos los saberes, las ciencias y las disciplinas, para afrontar los desafíos complejos con la interdisciplinaridad.

– crear lugares de encuentro y de diálogo dentro de las instituciones educativas promoviéndolas hacia afuera, para que el humanismo cristiano contemple la universal condición de la humanidad de hoy.

– hacer de la escuela una comunidad educadora en la cual los docentes y los estudiantes no estén relacionados solo por un plan didáctico, sino por un programa de vida y de experiencia, en grado de educar a la reciprocidad entre las diversas generaciones“. No sólo el espacio, sino también el tiempo. La educación católica no se limita a formar mentes con una mirada amplia, capaz de englobar las realidades más lejanas. Esta se da cuenta que, más allá de expandirse en el espacio, la responsabilidad moral del hombre de hoy se propaga también a través del tiempo, y las opciones de hoy recaen sobre las futuras generaciones.

No dejarse robar la esperanza

Otro aspecto importante a la cual la educación está llamada a responder, afirma el Santo Padre, es no dejarse robar la esperanza. “Estamos llamados a no perder la esperanza porque debemos donar esperanza al mundo global de hoy. Globalizar la esperanza y sostener las esperanzas de la globalización – señala el Pontífice – son compromisos fundamentales de la misión de la educación católica”. Una globalización sin esperanza y sin visión está expuesta a los condicionamientos de los intereses económicos, muchas veces lejanos de una recta concepción del bien común y producen fácilmente tensiones sociales, conflictos económicos, abusos de poder. Hoy debe preocuparnos los procesos de interdependencia global: el desafío económico, basado en la búsqueda de mejores modelos de desarrollo; el desafío de la política, el poder de la tecnología está en continua expansión.

Proyectos educativos: identidad, cualidad y bien común

El papa sostiene que los proyectos educativos han de reunir tres criterios fundamentales: Identidad, cualidad y bien común.

La identidad exige coherencia y continuidad con la misión de la escuela, de la universidad y de los centros de investigación nacidos, promovidos o acompañados por la Iglesia y abiertos a todos: “Estos valores son fundamentales para insertarse en el surco trazado por la civilización cristiana y por la misión evangelizadora de la Iglesia. Con ella podrán contribuir en indicar los caminos a seguir para dar respuestas actuales a los dilemas del presente, teniendo una mirada de preferencia por los más necesitados”.
La calidad, afirma el Santo Padre, este es el faro seguro para iluminar toda iniciativa de estudio, investigación y educación. Esta es necesaria para realizar alianzas de excelencia interdisciplinares que son recomendados por los documentos conciliares.
El objetivo del bien común, afirma el Papa Francisco, y este no es fácil de definir en nuestras sociedades marcadas por la convivencia de ciudadanos, grupos y pueblos de culturas, tradiciones y credos diferentes. Se necesita ampliar los horizontes del bien común, educar a todos a la pertenencia de la familia humana.


Obispas y pastores con el Papa en el Consejo Ecuménico -CMI-

22.06.18 | 13:43. Archivado en Iglesia, Papa Francisco

EL PAPA FRANCISCO Y EL ESPÍRITU ECUMÉNICO

«Caminar según el Espíritu» (Ga 5,16.25)

El papa Francisco en su reciente viaje a Ginebra, en la celebración del setenta aniversario del consejo ecúmenico de las Iglesias –CMI-, ha reflexionado sobre el ecumenismo a la luz del discernimiento de espíritus, desde la teología paulina y la espiritualidad ignaciana. Nos ha dado claves fundamentales y sencillas que han de ser transversales en el camino y proceso ecuménico. Tras plantear lo que es la dinámica del espíritu mundano, que somete a la luz de los propios intereses y divide los corazones, adentrándolos en la soberbia de lo propio y lo excluyente, proclama lo propio del espíritu de Cristo que ha de ser la fuerza y el camino que nos conduzca al verdadero encuentro de la comunión y de la verdad, sobre lo que nos divide y nos separa. Dicho espíritu pasa por la clave evangélica de la disponibilidad de arriesgar y perder en el orden de priorizar la voluntad de Dios Padre sobre la nuestra, como hizo Cristo para que podamos llegar a ser uno. En su discurso nos ha servido cinco claves sencillas de análisis y de programación para seguir avanzando en el camino ecuménico:

1.- Los propios intereses causa de la división

El papa considera que las divisiones entre los cristianos se han producido con frecuencia por dejar entrar una mentalidad mundana en las comunidades cristianas, anteponiendo los propios intereses a los de Jesucristo. Incluso, manifiesta que algunos intentos de lograr la unidad se hicieron con lógicas mundanas.

2.- La autorreferencia no es evangélica, dispuestos a perder

Reconoce que el concilio ecuménico vaticano II, junto al consejo ecuménico de las iglesias han sido dinamizadores del movimiento ecuménico a la luz de la voluntad de Jesús y que lo habita el Espíritu que no permite la autorreferencia. Sostiene que este es el camino, aunque algunos vean o crean que de este modo pierden, o trabajan sin provecho, pero considera que ,siguiendo a Jesús por encima de otros objetivos y seguridades, el ecumenismo será “una gran empresa con pérdidas”. Pero apuesta por esta pérdida lo es de salvación y por tanto de ganancia, de signo del reino y de su justicia, fiel a la lógica de la Pascua.

3.- Hemos de caminar según el Espíritu, no por los atajos del mundo

Fiel a su pensamiento evangelizador y eclesial, el obispo de Roma afirma que hemos de evitar toldos el pensamiento autorreferencial y saltar sobre la tentación de buscar intereses personales. El lenitivo para cuando nos llegue la duda en el camino del ecumenismo, será saber optar por caminar según el Espíritu, purificando el corazón del mal, eligiendo con santa obstinación la vía del Evangelio y rechazando los atajos del mundo. Es lo que se ha de pedir el setenta aniversario del Consejo Ecuménico de las Iglesias.

4.- La tarea ecuménica fundamental hoy: Rezar, evangelizar, servir juntos

Para el pontífice las distancias no han de ser excusas; se puede desde ahora caminar según el Espíritu: rezar, evangelizar, servir juntos, esto es posible y agradable a Dios. Caminar juntos, orar juntos, trabajar juntos: ese es camino fundamental. Este camino tiene una meta precisa: la unidad. La división «contradice clara y abiertamente la voluntad de Cristo, es un escándalo para el mundo y perjudica a la causa santísima de predicar el Evangelio a toda criatura» (Unitatis redintegratio, 1).

5.- De la estrategia a la oración confiada al Espíritu del resucitado que ha derribado, con el amor, los muros y la enemistad que nos separan.

Ante un mundo herido por divisiones que afectan más a los débiles se descubre la necesidad sanante de nuestra unidad. Defiende que caminar juntos para nosotros cristianos no es una estrategia para hacer valer más nuestro peso, sino que es un acto de obediencia al Señor y de amor al mundo. El papa solicita una actitud orante fundamental: pidamos al Padre que caminemos juntos con más vigor por las vías del Espíritu. La cruz oriente el camino, porque allí, en Jesús, los muros de separación ya han sido derribados y toda enemistad ha sido derrotada (cf. Ef 2,14). Allí entendemos que, a pesar de todas nuestras debilidades, nada nos separará de su amor (cf. Rm 8,35-39).

José Moreno Losada. Delegado episcopal para el ecumenismo y el diálogo interreligioso.


Oración desde Aquarius

16.06.18 | 12:07. Archivado en Iglesia, Papa Francisco, Acción Católica, Lectura creyente

Querido Padre, hoy estoy confundido, mi oración comienza con un sinsabor fuerte. Confiado en ti, he querido entrar en la misericordia por la puerta de la cautividad, atendiendo tu ruego de redimir a los cautivos. El escenario me supera, contemplo el dolor y el sufrimiento, sin sentido aparente, y me doy de bruces con el infierno en medio de la historia y de todos los que han descendido hasta él, encontrándose en lo más bajo, duro e indeseable de lo inhumano. Veo el mundo de los refugiados y de todos los cautivos y me rompen por dentro. “Aquarius”, es más que un suceso es el grito de la historia en el hoy de Europa. Es la señal de un mundo herido, de una sangre en la ecología de lo humano, de lo natural, abierta en lo impide la libertad, la dignidad, la esperanza.

Mis ojos desean cerrarse, para que mi corazón no zozobre ni tiemble, pero no puedo hacerlo, porque al mismo tiempo, siento la voz de tu Hijo amado que con ternura me anima y me dice: “no temas, yo he vencido ese infierno, yo he descendido hasta él y traigo la liberación para que se pueda abrir toda puerta injusta, se sane todo dolor inhumano, salte todo cerrojo de esclavitud y de perdición, para que se anuncie el año de gracia del Señor”. Al oírle y contemplarle, con sudor de sangre y lágrimas en los ojos en el camino la pasión, con la cruz en sus hombros, alzado y crucificado en el calvario de la vida, me doy cuenta que mi Dios no es juez, sino hermano, víctima y consuelo, libertad y gracia, sanación y fuerza. Tú, mi Dios, estás en el niño solo, en la mujer embarazada, en los hombres marcados por el látigo de la esclavitud, en cada ser humano que viene en esas embarcaciones y permaneces ocultos en todos aquellos que se ahogan y no llegan, o que se acercan en el mayor anonimato de la persecución y sin los papeles, buscando solo sobrevivir.Ahí está tu Señor, te tengo al lado, callado y perseguido, ahí te haces el más cercano y no entiendo tu lenguaje, con la cultura de lo satisfecho y de lo indoloro, de los asfixiados en el puro tener y en la defensa de los privilegios injustos. Sácame de la liquidez de superficial y descomprometido y adéntrame en lo entrañable de lo humano.

Te descubro compasivo con todos los refugiados y cautivos de la historia, identificado con ellos, y veo tu rostro en el de ellos, que me espera para ser besado y darme a mí también, la salvación y la libertad que necesito. Sí, hoy siento tu invitación para abrazarme a los cautivos, como tú te abrazaste a todos los cautivos de tu pueblo y tus caminos, llegando hasta la muerte y una muerte de cruz. Siento que tu Espíritu de resucitado, me quiere quitar todos mis miedos para que arriesgue y sea capaz de adentrarme en las periferias, no desde el juicio ni desde la superioridad, sino desde la fraternidad de mi propia cautividad, que necesita ser liberada en el dolor y el sufrimiento de todos los últimos de la historia; todos aquellos que cargan con los infiernos, más desde su ser víctimas que agentes de su propia historia y su condena humana.

Y te pido, tocado por tu gracia de crucificado-resucitado, que me ayudes a saber descender contigo a los infiernos humanos de los que sufren, para poder, también contigo, ser libre y ascender a la gloria de un reino de paz y de justicia verdaderas para todos. Que “Aquarius” no nos sea indiferente.left


"Consiliarios y Quercus"

13.06.18 | 10:52. Archivado en Papa Francisco, Acción Católica

“Movimientos y consiliarios con denominación de origen eclesial, como Quercus”

Los consiliarios generales de Acción Católica en Badajoz

Del 4 al 6 de junio de 2018 tuvo lugar el encuentro de consiliarios generales de Acción Católica con el que tradicionalmente se acaba el curso pastoral. Este año fue en la ciudad Badajoz, de donde son los consiliarios nacionales de JEC y Profesionales Cristianos. A parte de ellos asistió el consiliario de HOAC, de JOC y el consiliario saliente del Movimiento Rural de Jóvenes, así como el consiliario de nacional de Frater. Llegados desde distintos puntos de España: Albacete, Madrid, Granda, Plasencia, Badajoz. Vivieron juntos en la casa de oración de Guadalupe, en Gévora, las jornadas en la que pretendían compartir lectura creyente de sus vivencias como acompañantes en la fe de los militantes cristianos de los movimientos especializados de la Acción Católica y la General.

De la oración y lo vivido

Dedicaron una jornada a la oración compartida en un retiro, animado por Tomás Rubio Díaz (MJRC) de la diócesis de Plasencia, el espacio de oración y reflexión, fue el previo que sirvió para evaluar el trabajo de acompañamiento que tiene el consiliario en los movimientos de Acción Católica. Desde la realidad se fueron compartiendo tristezas y esperanzas de la hora que toca que en el mundo actual y en la Iglesia. Otro objetivo del encuentro era detectar las necesidades y claves para la programación del próximo curso, así como el análisis del proceso vivido por todos los movimientos durante los tres últimos años en el que se ha hecho una reflexión sobre la presencia y misión evangelizadora de cada movimiento en sus espacios y ambientes propios. El proceso ha sido elaborado con rigor y precisión por parte de todos los movimientos, con participación de los consiliarios y con el obispo consiliario Carlos Escribano, y los distintos análisis y proyectos han sido compartidos con obispos de comisión episcopal del apostolado seglar en orden a renovar, animar, a la vez que profundizar en la cuarta nota de la Acción católica para mayor comunión entre los distintos ministerios eclesiales. La imagen puede contener: 1 persona, exteriorTras todo el recorrido de reflexión y análisis, los consiliarios ven la oportunidad y la necesidad de dar relevancia al proceso por parte de la Conferencia Episcopal y dar a conocer eclesialmente todo lo que ha supuesto en respuesta a la pastoral misionera y de iglesia en salida- propuesta a nivel universal en la Iglesia en todos los últimos documentos papales-, y que confirma la apuesta de todos los movimientos en el momento actual, fieles a las claves de encarnación y compromiso propias de la espiritualidad de la revisión de la vida así como de la acción y compromiso en los ambientes.

Conociendo la ciudad de Badajoz: esa gran desconocida

La ocasión también propició el conocimiento de la ciudad de Badajoz, acompañados por Alberto Gata, militante de JEC graduado en historia, y la visita a la catedral donde fueron acompañados por el arzobispo Celso Morga, quien les mostró su acogida y les felicitó por el trabajo que realizan en el ámbito del apostolado seglar, tan importante y urgente en la Iglesia Española. Mostrando su alegría por la presencia de estos movimientos en la diócesis y deseando que puedan iniciarse aquellos que ahora mismo no tienen implantación.

Desde “Quercus”: otra tierra y otra gente, otra mirada

Otro objetivo que cada año se marcan los consiliarios es el conocimiento de la realidad que se visita y estando en tierras extremeñas, insertas en la riqueza del “Quercus” – árboles productores de bellotas- se sumergieron en la zona de los baldíos, en la comarca de Aburquerque, cercano a Alcántara, y tras visitar toda la fortaleza y castillo emblemático de la localidad, conocieron todo el proceso del trabajo rural en las tierras de alcornoques y encinares, visitando una explotación agraria-ganadera y descubriendo toda la elaboración de lo propio de la denominación de origen, desde el nacimiento del cerdo hasta su elaboración y aportación en la mesa. La imagen puede contener: 4 personas, personas sonriendo, personas de pieLa empresa “Quercus”, dirigida y coordinada por militantes del movimiento de Profesionales Cristianos –Manuel y José María Monteagudo- fue quien acompañó y presentó la propio y original de todo lo que es propio y auténtico en este trabajo y producción que después se lanza a un mercado internacional con sello de calidad cuidada y asegurada.

Fortalecidos y reanimados

Los consiliarios así, desde la oración, el análisis, la programación, la cultura y el conocimiento del medio vivieron días de comunión y fraternidad, que les anima a seguir en la labor de acompañar a los movimientos y a sus respectivos equipos permanentes. La imagen puede contener: cielo, nube, césped, exterior y naturalezaUna vez más salieron reforzados para la misión en unos tiempos donde toca vivir la minoridad y dejarse convertir por la llamada a una autenticidad que pueda ser bálsamo para las heridas de este mundo y esta sociedad. El brindis con el vino de la tierra, ultimaba esta acción compartida y ponía en manos de Dios Padre el deseo de seguir siendo Iglesia evangelizadora y en salida, dispuesta a servir y dar vida, con frutos que sean auténticos en su origen y su proceso, como lo son estos productos ibéricos que se fabrican en estas tierras extremeñas y que degustaron estos sacerdotes.

José Moreno Losada.


Universidad y ciudadanía

12.06.18 | 10:44. Archivado en Acción Católica

Mayor Zaragoza: "El mundo que dejemos a nuestros hijos dependerá, en buena medida, de los hijos que dejemos a nuestro mundo"

Estamos celebrando las cuartas jornadas -que son bianuales- de Ética y universidad en la UEx, concretamente este año en la facultad de medicina de Badajoz. Ahí nos juntamos más de cuarenta profesores universitarios de los distintos campus y centros de la universidad extremeña, amén de los que se incorporan de otras universidades españolas. En este caso el lema o eje central de las mismas es "una universidad para la ciudadanía".

Se trata de un grupo de innovación docente que lleva más de ocho años de andadura, que tiene como objetivo trabajar todo lo que se refiere al desarrollo de la competencia ética en los ámbitos universitarios, tanto a nivel de alumnado como de profesorado, y en las dimensiones de docencia, investigación, gestión y extensión a la sociedad.

El planteamiento es de ética aplicada y tenemos como reto experienciar, ensayar, investigar y aplicar lo que se refiere al desarrollo ético y deontológico de los universitarios, centrándonos además en el bien interno de las profesiones, así como de la ciudadanía que el mundo y la sociedad necesita hoy. Cada dos años damos cuenta de los pasos y ensayos que hemos realizado en las aulas, los laboratorios, las investigaciones, etc.

Y cada encuentro da lugar a una publicación viva y real de un modo transversal de avanzar éticamente en el ámbito universitario en nuestro marco universitario y enlazado con otros grupos que trabajan en la misma cuestión en lugares como Madrid, Valencia, Murcia, Deusto, Sevilla, Córdoba, y la realidad universitaria latinoamericana.

El grupo de profesores universitarios que pertenecemos al movimiento de Profesionales de Acción Católica sentimos como un compromiso personal, creyente y universitario, apostar por este proyecto que viene gestándose entre nosotros hace ya más de dos décadas y que al día de hoy consideramos que es una realidad ya consolidada en el marco universitario extremeño, integrado en la institución y avanzando en el deseo de construir la mejor universidad posibles para ese otro mundo posible que soñamos y deseamos. Al día de hoy es un grupo plural, ecuménico en sus saberes y motivaciones, que se compromete con la universidad y con la ciudadanía en su propio ser universitario.

Aprovechamos los encuentros para dejarnos iluminar por personas referentes a nivel estatal en los conceptos y objetivos que nos vamos marcando. En esta ocasión en que nos planteamos la cuestión de la ciudadanía nos ha acompañado Pedro José Gómez Serrano, profesor titular en la Complutense, director del departamento de "economía aplicada: estructura e historia", que tiene un amplio bagaje intelectual e investigador en temas de economía mundial, pobreza, desarrollo, siendo un gran militante en el deseo de una universidad comprometida por la dignidad y la igualdad de lo humano, desde convicciones humanistas de justicia y ciudadanas, y en su caso, enraizadas en una antropología cristiana.

Su ponencia partió de la urgencia y necesidad de responder a un mundo y una humanidad en cambio radical y permanente, donde se vive una globalización asimétrica en medio de grandes incertidumbres, que está reclamando una universidad que lleve a cabo bien sus funciones de informar, formar, transformar y evitar la deformación.

Expuso la realidad doliente que nos rodea, las dimensiones de la herida de nuestro planeta, que cifró como una herida de carácter económico, ecológica, política y cultural. El mundo, herido y doliente, está necesitando una ciudadanía en la que el individuo tenga profundidad y se construya como un trabajador y consumidor justo, desarrolle la verdadera fraternidad de lo humano y se comprometa como ciudadano asumiendo el encargo de construir la realidad en el ancho campo de los derechos y de los deberes, con conciencia de las obligaciones de ciudadanía.

Así abrió un marco de posibilidades y tensiones que hemos de asumir en el quehacer universitario actual: preocupación equilibrada entre el prójimo cercano y lejano, saber mirar en tensión la universalidad y la cercanía, el reconocimiento de lo gratuito de nuestro bienestar y poder y así el compromiso por el derecho universal a un vida decente para todos, el descubrimiento de lo que debemos a los otros y la participación unos de otros para poder llegar a ser y la necesidad de romper el engaño de una solidaridad restringida y apolítica, hoy como nunca estamos llamados a universalizar la solidaridad y a realizarla en la estructura de lo político.

La ponencia estuvo enmarcada en una lluvia de experiencia reales compartidas por los participantes en las jornadas, 25 intervenciones que presentaban el vivir del compromiso y la opción de estos profesores por el desarrollo de la competencia ética y ciudadana en nuestra universidad. Basta atender a los títulos de sus exposiciones para entender de qué estamos hablando y de los frutos que ya son realidades vivas y experimentadas en nuestros campus y centros extremeños, doy cuenta de algunos de ellos:

-Costes medioambientales y la toma de decisiones en la empresa.
- Aprendizaje por servicio y la discapacidad en el tercer sector en Extremadura.
- Propuesta de la inclusión de la dimensión de "espiritualidad" en la Pedagogía de la Aventura.
-Actuar con responsabilidad y ética profesional: autoevaluación y evaluación por pares.
-Formación familiar en decisiones económicas y éticas.
-Aprendizaje servicio en la enseñanza universitaria.
-Sensibilización en la universidad sobre las especies invasoras y el aprendizaje servicio.
-Educación emocional y transmisión de valores éticos en la universidad.
-Planteamiento de ética ambiental aplicado a la ingeniería civil.-Aprendizaje en la gestión del talento deportivo en Extremadura.

-Respuesta ética a la biopiratería.
- Los objetivos del desarrollo sostenible. Reto y oportunidad en los títulos de industrial.
-Trabajar la ciudadanía global desde la universidad a través de la fotografía.
-Soft Skillls y valores humanos en el grado de empresariales.
-Imaginando la ciudad ideal.
-Docencia en la decencia en Biología Vegetal; un ejemplo para principiantes.
-Cooperación de la UEx para el desarrollo educativo en una comunidad indígena amazónica.
- ¿Ética y compromiso en la universidad? Hacia el alcance de competencias transversales en el profesor de hoy...

Considero que al día de hoy, en el que no estamos en los rankings de grandezas universitarias a los ojos cuantificadores del mercado y el éxito, sí podemos mostrar una línea de trabajo ético, por un grupo significativo de profesores universitarios de las distintas facultades de la UEx, que ofrecemos la posibilidad de un trabajo transversal de la ética en nuestras aulas y centros, en todos los niveles y dimensiones.

En este sentido podemos sentirnos pioneros y significativos, aunque no sea nuestro objetivo este éxito sino el responder a lo que creemos que merece la pena y que es urgente y necesario en nuestro mundo de cara a lo humano, en su vertiente de justicia y dignidad.

No da igual la ciudadanía que estemos generando en nuestros jóvenes estudiantes y que estemos promoviendo en nuestro profesorado, en este sentido nos unimos al decir de Mayor Zaragoza: "El mundo que dejemos a nuestros hijos dependerá, en buena medida, de los hijos que dejemos a nuestro mundo".


Etica, ciudadanía y Religión: Corpus y Ramadán.

01.06.18 | 01:26. Archivado en Iglesia, Papa Francisco, Acción Católica, Lectura creyente

Hoy: Corpus y Ramadán, templo y mezquita.

Sin el concurso de las religiones no habrá ética ni paz universal. Nuestro abrazo interreligioso – Abdel como imán de la comunidad islámica y yo como delegado del arzobispado para el diálogo interreligioso-, conocimiento, respeto y encuentro pone bases firmes a nuestros deseos de un mundo mejor y de una esperanza compartida. Otro mundo es posible y la religión lo proclama, lo quiere y se compromete a ello. Estamos llamados todos a comprometernos para que la justicia y la dignidad sea horizonte universal, la trascendencia es lugar para la alteridad y el encuentro de lo profundo en lo sagrado más allá de nuestras veleidades e ideologías. Todo lo que ayude al hombre, en lo profundo de sus convicciones, a ser más auténticos, transparentes, fraternos y compasivos es material indispensable para construir la humanidad y responder a los grandes sufrimientos y dolores de este mundo en el que vivimos y del que somos los encargados.

Corpus, justicia y caridad
La imagen puede contener: una o varias personas e interiorYo hoy he vivido esos dos momentos que se complementan y hacen visible la llamada a explicitar el hecho religioso en una sociedad en la que muchos de sus ciudadanos viven y sienten su religiosidad, como un elemento configurador de sus existencias. Por una parte, un encuentro simbólico en san Francisco, el parque se hacía plataforma celebrativa de todos aquellos que, desde Cáritas, se preocupan por la dimensión sociocaritativa de la fe cristiana. Allí se ha compuesto un “puzle del compromiso caritativo” con muchas piezas de las distintas parroquias y asociaciones , con un lema real y creído reconociendo la importancia del compromiso para construir el mundo en unidad, justicia y verdad. En esta dimensión está claro que se incluyen a todos los que se encuentran en situación de dolor y riesgo sean de la nacionalidad, cultura o religión que sean. Me encanta por ejemplo el centro de formación para las mujeres que tienen en la parroquia de San Andrés, que coordinan las religiosas del Buen Pastor, en el que conviven mujeres de orígenes y religiosidades muy distintas, cristianas y musulmanas. Resonaba en mi interior el canto del Ubi Cáritas, donde hay caridad y amor allí está Dios, y daba gracias al Padre por ese amor que solo puede incluir y nunca excluir. Una oración compartida y celebrada en el deseo de dejarnos llevar por el Espíritu de Jesús que es tan universal y católico.

Ayunando de la indiferencia indolora

Después me acercaba a la mezquita para responder a la invitación del imán Abdel a la Iglesia Católica. El arzobispo me pidió que lo representara en este acto simbólico de comunión y fraternidad, en el desayuno del Ramadán. Lo hacía con mucho gusto, tras la experiencia del curso pasado, y por la amistad con el imán y miembros de la comunidad islámica. Junto a otras personas del barrio, de la educación, la sanidad y la política, hemos compartido mesa, pero sobre todo sentido, cercanía, familiaridad y gozo de saber querernos, encontrarnos, conocernos, valorarnos y desear seguir caminando juntos en pro de lo mejor para todos. Nos alegramos de las cosas buenas que pasan en las comunidades religiosas respectivas y de poder contar con esta relación de aceptación mutua y de cuidado, sabiendo que es mucho lo que podemos aportar en las necesidades de nuestro mundo y de nuestra sociedad.

Todos deseamos que el Espíritu de la bondad nos penetre y nos dejemos configurar por lo mejor de nuestras religiones como es el amor, la compasión, el perdón y la entrega a los hermanos. Y me alegro del comunicado de Abdel en las redes tras nuestro encuentro hoy en la mezquita y la felicitación que le hemos llevado, siendo agasajados por ellos como ángeles:“Un gran placer recibir hoy a nuestros vecinos en nuestra mezquita y compartir con ellos la Ruptura del Ayuno del mes de Ramadán. Hemos pasado unos momentos cargados de convivencia y amistad.Queremos aprovechar el mes de Ramadán para acercarnos mas a nuestros vecinos, presentándoles la mejor imagen de nuestra religión, tolerancia, respeto, dialogo y amistad.”
Por eso, doy gracias por lo que vivo y siento en estos espacios y con estas personas.


Domingo, 18 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Junio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930