Editado por

José Manuel UrquizaJosé Manuel Urquiza

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Octubre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS



LA CORRUPCION LA PAGA EL CIUDADANO

Permalink 17.10.06 @ 13:53:01. Archivado en Política, Corrupción

En una sociedad libre, moderna y abierta como la española, todos somos responsables, en mayor o menor medida, de la ola de corrupción que nos asola, ahora principalmente en el plano local, amenazando muy seriamente nuestra incipiente y nunca bien consolidada democracia. Porque, más allá de los políticos, primeros actores del corrosivo fenómeno, de la carencia de autoridad moral de los propios partidos políticos, del peligrosamente influyente mundo económico-financiero, de la incompetencia material de las instituciones públicas encargadas del control y fiscalización de la actividad administrativa, del hasta ahora ineficaz estamento judicial, y de la falta de compromiso de la intelectualidad; por encima de todo ello, digo, la gran valedora de la actividad corrupta es la complacencia de una ciudadanía básicamente corrupta también.

En efecto, el ciudadano de a pié, acomodaticio en todo momento al poder establecido, ha jaleado en ocasiones a los ladrones institucionales, justificando muchas veces sus tropelías, y hasta admirándoles en secreto. Porque, aunque resulte duro reconocerlo, vivimos en un país donde el que puede llega tarde al trabajo, estafa a Hacienda o se apropia de lo que no le pertenece.

De todas maneras, estoy convencido de que este estado de cosas responde a la falta de formación ciudadana. El contribuyente español medio no es consciente de los estragos sociales y económicos que toda práctica política perversa acarrea a la economía nacional; también a la suya, por tanto. Por eso el nivel de corrupción política es mucho menor en los paises del norte de Europa, donde tradicionalmente se vive la ciudadanía de forma responsable y reivindicativa. De ahí el que el gran escrito francés del XIX, Victor Hugo (la corrupción ha existido siempre y en todos los paises), contestara en su día a una pregunta sobre el particular en el sentido de que lo primero que haría para combatir la corrupción en su país, sería construir escuelas.

En esta línea, es fácil colegir que el ciudadano tolera la corrupción porque aún no alcanza a comprender que los políticos no son héroes admirables e inaccesibles, sino sólo representantes (formales, más bien) de la vecindad, a los que se paga para que gestionen los servicios públicos que ésta les demanda y, por lo mismo, responsables de la recta y eficaz administración del dinero público, así como de la honrada defensa de los intereses ciudadanos; gestores, en suma, a los que por consiguiente se les puede y debe pedir cuentas. El español medio todavía no ha llegado a la conclusión de que el político que utiliza las potestades públicas que él mismo le ha conferido en beneficio propio y en perjuicio de la colectividad, le ha traicionado en su confianza. El sacrificado contribuyente no ha reparado en que la corrupción le cuesta el dinero, que la paga él en definitiva cual si fuera un nuevo impuesto, pues ha de sufragar los servicios públicos que le presta una Administración cada vez más cara por desproporcionada, ineficaz y perversa. El consumidor no ha caído en la cuenta de que se hipoteca la vida pagando una vivienda tres veces más cara de lo que sería justo, porque la corrupción mediante en el sector la ha encarecido en igual proporción.

Cuando se produzca esta toma de conciencia por parte de la ciudadanía, ésta se tornara necesariamente beligerante contra esos políticos desalmados y manipuladores que la están esquilmando. Porque al cabo sólo nos preocupa aquello que nos afecta al bolsillo.


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Los comentarios para este post están cerrados.

Blogs
Religión Digital

Religión Digital

De los hechos a las causas

Religión Digital

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Chencho, España te echa de menos

Manuel Molares do Val

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

El encuentro de vino español de calidad más importante del sector llega

Juan Luis Recio

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

Carta abierta a las/os íntimas/os de Daphne

Ángel Sáez García

Corrupción global

Corrupción global

2043 APPCC: el papel mojado por carenci del Documento Internacional de Identidad DII-e. Los siete principios que, en teoría, regulan los APPCC.

Luis Llopis Herbas

El blog de Antonio Piñero

El blog de Antonio Piñero

Creer en Dios o creer en Jesús. Aldo Conti y las memorias secretas del cardenal Martinetti (y III) (925)

Antonio Piñero

Humanismo sin credos

Humanismo sin credos

La zoquetería silogística.

Asoc. Humanismo sin Credos

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

Jesús García Mendiri

Josemari Lorenzo Amelibia

Amistad Europea Universitaria

Amistad Europea Universitaria

Alejandro Ango: ¿Elecciones Autonómicas? ¡No! ¡155 y Elecciones Generales!

Salvador García Bardón

Teselas

Teselas

Decálogo del inmigrante

Alejandro Fernández Barrajón

Juicio a la noticia

Juicio a la noticia

Fraude en Venezuela ¿Quién lo cometió? ¿Gobierno o MUD? Por @AngelMonagas

Angel Monagas

El blog de Pepa Torres Pérez

El blog de Pepa Torres Pérez

Cuerpos juntos en la calle

Pepa Torres Pérez

No más mentiras

No más mentiras

Nos están "toreando" o algo mucho peor

Antonio García Fuentes

Ríase, aunque sea de mí

Ríase, aunque sea de mí

"España, país aburrido y choncho" según la inteligencia del MI7

Chris Gonzalez -Mora

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Teología de J. Ortega y Gasset.. Evolución del cristianismo

Francisco Margallo

In itinere

In itinere

EL MODERNISMO RELIGIOSO Y SU CRISIS

Antonio Aradillas

Opinión

Opinión

Escaño cero - ¿Y ahora qué?

Opinión

Un país a la deriva

Un país a la deriva

El hundimiento de España (19)

Vicente A. C. M.

Mi vocación

Mi vocación

Buenos y malos pastores

Sor Gemma Morató

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

El Rezongón. Revisiones médicas

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital