Editado por

José Manuel UrquizaJosé Manuel Urquiza

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Diciembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS



LAS PREBENDAS DE LOS POLITICOS

Permalink 22.09.06 @ 20:28:58. Archivado en Política, Corrupción

Confieso que me ha sorprendido gratamente saber que el socialista Juan Carlos Rodriguez Ibarra, que dejará de ser Presidente de la Junta de Extremadura el próximo mes de mayo, se verá necesitado entonces, para ganarse la vida, de volver a su actividad docente en la Universidad extremeña, dado que no percibirá sueldo alguno por su condición de ex Presidente de la citada Comunidad Autónoma. Desconocía yo que la Junta de Extremadura careciese de un Estatuto del cargo de Presidente (al parecer, Rodriguez Ibarra no lo quiso nunca), contrariamente a lo que acontece en la casi totalidad de las Autonomías españolas, en las que sus respectivos Parlamentos ya se ocuparon hace tiempo con sospechoso consenso y unanimidad, de garantizar la tranquila jubilación, en el aspecto económico, de sus dirigentes.

Contrasta vivamente esta circunstancia, por ejemplo, con el estatus de que disfruta actualmente su compañero de partido, el ex Presidente de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, José Bono, que además del sueldo correspondiente tiene a su disposición (¿ de por vida?) una secretaria, un asistente, coche oficial, chófer, escoltas y un despacho en Toledo.

Pues bien, en un Estado social y democrático como el que nos ocupa (nunca mejor dicho), lo corriente y ejemplarizante debiera ser que el representante de la ciudadanía sólo disfrutara de las prebendas propias del cargo durante el tiempo en que efectivamente lo ejerce, de tal forma que al término de sus responsabilidades públicas volviera con toda normalidad a ejercer su actividad profesional y a vivir de ella en exclusiva, como el ciudadano normal que vuelve a ser.

Sin embargo, en España ocurre todo lo contrario. El oficio político procura a quien lo desempeña, amén de retribuciones sustanciosas, promoción pública y alto nivel social, todo tipo de rentas y provechos anejos, la mayoría de ellos injustificados o innecesarios para su correcta función, con los que especula habitualmente; y ello, en todos los niveles de la cosa pública (últimamente hasta a los concejales se les asegura un tiempo de cobertura tras su gestión, haya sido esta mala o buena, decente o deshonesta). Así, se ha hecho de la política un medio de vida, suficientemente rentable, por lo demás (cuando no un negocio, según vamos conociendo).

¿No resulta incoherente esta realidad, cuando la sufraga una ciudadanía con un nivel de renta mayoritariamente escaso?. ¿No comprendería y atendería mejor las necesidades sociales de todo tipo aquélla persona que desde el gobierno de una institución pública las compartiera y sufriera con el común de los gobernados? En todo caso, es una indecencia y hasta un contrasentido que un político esté mejor retribuído, en todos los aspectos, que la inmensa mayoría de los ciudadanos que le pagan por serviles y representarles.


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Los comentarios para este post están cerrados.

Blogs
Encuentros con la Palabra

Encuentros con la Palabra

“Abran un camino derecho para el Señor”

Hermann Rodríguez Osorio, S.J.

Cine espiritual para todos

Cine espiritual para todos

"Comunión" de Anna Zamecka gana el premio al Mejor Documental del Cine Europeo

Peio Sánchez Rodríguez

Israel, más allá de las noticias...

Israel, más allá de las noticias...

MI (s.z.) FORMA DE VER LAS COSAS SOBRE EL TEMA JERUSALEM

Shimshon Zamir

Punto de vista

Punto de vista

La indignidad de unos bomberos

Vicente Torres

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Sinsentido constitucional

Manuel Molares do Val

Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

10 Adviento. El incienso

Angel Moreno

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Platos de cuchara: la fusión inunda las sopas de los restaurantes

Juan Luis Recio

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

¿Quién aún ve algún vestigio?

Ángel Sáez García

Entre el Cielo y la Tierra

Entre el Cielo y la Tierra

Francisco Baena Calvo

Totalitarismo y terrorismo islámico

Totalitarismo y terrorismo islámico

Por qué los panarabistas y los islamistas rechazan Jerusalén como capital de Israel. Eduard Yitzhak

Doctor Shelanu

Humanismo sin credos

Humanismo sin credos

A propósito de España país católico (2/2)

Asoc. Humanismo sin Credos

Atrévete a orar

Atrévete a orar

Domingo 3º Adviento (17.12.2017): Jesús nos trae un espíritu nuevo

Rufo González Pérez

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

LA CAPILLA Y LOS BUENOS SAMARITANOS

Josemari Lorenzo Amelibia

Un país a la deriva

Un país a la deriva

Cuenta atrás para la traición a España (-11)

Vicente A. C. M.

Ríase, aunque sea de mí

Ríase, aunque sea de mí

Desesperadamente artistas con las obras de arte de Sijena.

Chris Gonzalez -Mora

No más mentiras

No más mentiras

La flor de pascua y su historia

Antonio García Fuentes

Entrelíneas

Entrelíneas

La atormentada fe de T. S. Eliot

José de Segovia Barrón

Buenas noticias

Buenas noticias

Abrirnos a Dios

José Antonio Pagola

El blog de X. Pikaza

El blog de X. Pikaza

Refundar la Iglesia: sobre los tres primeros concilios (Francisco y Tawadros)

Xabier Pikaza Ibarrondo

Rumores de Ángeles

Rumores de Ángeles

Caravana por la paz

José Manuel Vidal

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital