Convivencia de religiones

Opción pro-vida y buen morir, compatible con eutanasia despenalizada

25.08.18 | 21:49. Archivado en Bioética, Eutanasia

Permítaseme insistir y perdón por el titular largo. Así tiene menos garra, dirá la dirección de RD; pero no valgo para propaganda comercial o política, mi deformación profesional es hermenéutica: “aclaremos, que algo queda”.

Con expresiones exageradas, algún comentarísta menos amable juzgaba mi post anterior en este blog con el letrero de pro-eutanasia y pro-abortista. Temo que ese juicio precipitado fomente precisamente los malentendidos en bjoética que intento deshacer.

El títular de mi entrada en el blog el 27 de junio pasado rezaba así:
No confundir eutanasia injusta con buen morir o eutanasia responsable .

No se trata de estar a favor o en contra de una “eutanasia”(así entre comillas), en la que se confunda lo justo con lo injusto o lo responsable con lo irresponsable.

No se trata de dividirse las opiniones de un modo partidario (por ¿oportunismo electoralísta?)entre quienes “están a favor” y quienes "están en contra”, como si fuera una cuestión de aficionados a favor de uno u otro equipo. Se trata de aclarar y no confundir. Que no nos pase como en aquella manifestación en que gritaban desaforadamente: “¡Abajo el energúmeno!” Y entre grito y grito, uno de los que portaban la pancarta en cabeza, con señera de la región le dice al de al lado: “Oye, ¿quién era el energúmeno?” ...

Bromas aprte, mi opinión principal en el post anterior era: “ sería deseable una legislación sobre buen morir, como título general, que incluyera en determinados casos particulares las condiciones para que una solicitud de eutanasia sea justa y autónoma y pueda llamarse “buen morir responsable de la persona digna hasta el final”. (Véase el estudio Humanizar el proceso de morir. Ética de la asistencia en el morir, Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, Comisión interprovincial, Madrid, 2007).

Los puntos de confusión que puse como ejemplo pretendían precisamente ayudar a no confundir lo justo y responsable con lo injusto e irresponsable.

Por eso la insistencia en subrayar la importancia de no dividir en dos equipos, uno rojo y otro azul; uno, pro-paliativos; y otro, pro-eutanasia; unos, pro-eutanasia en general para todos; otros, anti-eutanasia en todos los casos.
Por eso mi interés en subrayar, en el informe tan competente y completo del P. Francesc AbelSJ (q.e.p.d.), desde el Instituto Borja de Bioética, la frase siguiente:

‘ Lucidez y responsabilidad en el último acto de la vida pueden significar una firme decisión de anticipar la muerte ante su irremediable proximidad y la pérdida extrema y significativa de calidad de vida. En estas situaciones se debe plantear la posibilidad de prestar ayuda sanitaria para el bien morir, especialmente si ello significa apoyar una actitud madura que concierne al sentido global de la vida y de la muerte ‘.

Hecha esta aclaración, propongo que se tome en serio en el debate legislativo la conveniencia, necesidad y oportunidad de garantizar la seguridad jurídica para la protección de los cuatro pasos siguientes en el cuidado del proceso de morir:
A) Ante las solicitudes de ayuda en el proceso de morir:

1) Proteger la práctica de la moderación del esfuerzo terapéutición (incluida la retirada de alimenatación de hidratación)

2) Proteger la gradualidad en el uso de los recursos paliativos, así como el acceso justo a ellos

B) Ante las solicitudes de ayuda para morir dulcemente:

3)Proteger el control prudente de la sedación profunda en fase terminal

4) Proteger las decisiones autónomas y responsables de aceleración del proceso de cese vital, asegurando que no se viole la dignidad y derechos de las personas pacientes (despenalización de la aceleración assitida del proceso de morir).

(Ver más detalles en Cuidar de la vida. Debates bioéticos, Herder, 2012, pp. 123-163)


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Martes, 25 de septiembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Agosto 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
      12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031