Convivencia de religiones

Natividad, Puerta de la Vida

19.12.16 | 14:48. Archivado en Bioética, Iglesia católica


Concebir y dar a luz, virginidad consumada

En el uso corriente del lenguaje, cuando se habla de ”ser o no ser virgen” se suele aludir a la primera relación sexual, penetración vaginal, ruptura del himen, sangrado, etc, y semejantes connotaciones fisiológicas; o también a los efectos que conlleva psicológica, social o moralmente la llamada “pérdida de la virginidad”.

Otras veces podrá ser el anuncio de la clínica de cirugía plástica o ginecología estética que ofrece una operación de reconstrucción del himen. Si se trata del guión para un telefilme cómico de ambientación medieval, quizás se harán chistes con el cinturón de castidad y la pérdida de la llave del candado. Más seriamente la antropología social y cultural se dedicará a explicarnos el significado de la virginidad como producto social y los tabùes consiguientes.

Pero cuando estamos ante el tema de la virginidad en las narraciones mitopoéticas de los evangelios según Mateo y Lucas, el tema no es fisiológico ni biocultural. La anunciación a María y la anunciación a José, como vimos en el post de la semana pasada, están encuadradas ambas en un sueño y no son ni una clase de biología, ni una sesión de sexología, ni una crónica histórica de un matrimonio excepcional, ni siquiera de un nacimiento sobrenatural. Estas narraciones son poesía y teología, mejor dicho, simbólicas y de fe. Cuesta imaginar que el mejor poeta y el mejor teólogo consiguieran expresarlo mejor de como lo plasmaron Mateo y Lucas en su interpretación de la Buena Noticia de Manuel, el que salva y libera...

¿Se entiende en toda su profundidad el sentido humano y divino, poético y de fe, que entraña el cruce de ese umbral del hymen, tanto para que entre y salga por esa puerta el enigma de la vida, al concebir y al dar a luz? Porque se trata, efectivamente, de una Puerta de la Vida.

Por esa Puerta de la Vida entra lo que prepara el comienzo de una nueva vida y sale por ella la nueva vida que nace. Y también entra y sale al mismo tiempo el Espíritu de Vida, Espíritu Santo, para que se realice la co-creación de una nueva vida, co-creando los progenitores con el Creador.

Lo cual es bien distinto del pensamiento dual que imagina a un Espiritu Santo viniendo en vuelo desde arriba a infundir un alma en un cuerpo todavía presuntamente “inanimado”.

No. El Espíritu actúa desde dentro: desde dentro de la evolución; desde dentro del óvulo y desde dentro del esperma; desde dentro del seno materno que acoge al pre-embrión al realizarse y comsumarse la concepción al final de la implantación en su seno; desde dentro del corazón de los progenitores que desearon esa nueva vida y la esperaron ya desde antes que se cerciorasen del embarazo; desde dentro de la decisión de cuidar esa gestación hacia el nacimiento, en vez de rechazarla abortándola después de haberla aceptado biológica y humanamente al consumarse la concepción; desde dentro de la puesta de acuerdo en darle nombre a la criatura, como gratitud por su vida, como promesa de criarla y educarla en la vida y en la fe (lo que se hace cuando el bautismi infantil se entiende bien y no según esquemas agustinianos de supuesta culpa original...) y como súplica de bendición para su crecimiento;...es decir, desde dentro de esos procesos biológicos y humanos, actúa el Espíritu para que se consume la co-creación de esa nueva vida y su personalización individual irrepetible

(Claro, esto está dicho en lenguaje no-dual; lo contrario de ese lenguaje que habla de un “instante de la concepción” o traza una línea límite para determinar el presunto momento en que se infunde un alma desde fuera).

Los antiguos catecismos decían inapropiadamente “virgen antes del parto, en el parto y después del parto”. Pensaban que, antes del parto, la penetración sexual rompe la virginidad; pensaban también que la criatura que nace, al romper y herir esa puerta, mancha a la madre, que tendría que purificarse; pensaban también que si María y José engendraban otros hijos e hijas, hermanos y hermanas de Jesús, María dejaba de ser virgen. Pero hay que decir que ni la unión por amor mancha, ni la sangre contamina, ni el dar a luz produce impureza.

Hoy no podemos pensar así. Quien insista en seguir usando imágenes medievales, podrá decir que hay que cuidar esa puerta del castillo. Bien pero... según quien vaya a entrar y salir, se abrirá o se cerrará. Si viene el enemigo a matar vida, cerrará la puerta. Si viene el amigo a dar vida y a que nos la demos mutuamente y co-creemos nueva vida, entonces se abrirá la puerta y se bajará el puente levadizo.

Hagamos un poco de travesura con las etimologías. Himen es, en griego hymen, membrana. Himeneo era el dios griego protector de las bodas. Se suponía que en la noche de bodas se parte el hymen, algo que puede ser doloroso y gozoso al mismo tiempo. Según otros diccionarios se puede relacionar con la etimología de hymnos. En ese caso, la connotación es de canto de alegría.

Por tanto la virginidad no se pierde o se guarda con solo la ruptura o el cierre de la puerta. Si violan a una mujer y fuerzan esa puerta, la herida será doble, física y psicológica. Pero no se podrá decir que ese día ha perdido la virginidad. Su puerta sigue siendo puerta de la vida. La próxima vez, cuando quien venga no sea un violador, sino la persona amada que viene para que ambos se den vida mutuamente, para co-crear nueva vida y para dar juntos vida alrededor, entonces hay que decir que la virginidad de esa mujer no se ha perdido, está ahí como capacidad de acogida de la vida, confianza en que la acción de dar via es “al alimón” con el Espíritu de Vida; capacidad de gratitud por la vida; y capacidad de dar vida de mil maneras a su alrededor. Lo mismo se puede decir de la decisión de aceptar y acoger la nueva vida (con lo que se completa el proceso –no el instante- de concebir-, al consumarse la concepción; ya el embrión recibe el nombre de feto...).

Por eso el título del post reza así: Concebir y dar a luz es la consumación de la virginidad.

No se pierde, se realiza. No rompe la virginidad de María, ni la mancha, sino que la realiza, el hecho de que José entre con amor por esa puerta. No hace impura ni mancha a María el nacimiento de Jesús hiriendo físicamente y causando dolor en esa puerta de María. La paternidad y maternidad carnal, biológica y humana de José y María no es incompatible con que ambos sean vírgenes que realizan y consuman su virginidad al engendrar a Jesús con el soplo del Espíritu de Vida que actúa desde dentro de José y María.

Al meditar esto en Navidad nos brtota una gratitud inmensa hacia nuestros progenitores que nos engendraron con amor y gracias al Espíritu de Vida que nos hizo nacer por obra y gracia de Espíritu Santo. Y también sentimos la responsabilidad de proteger y cuidar toda vida y de vivir todos y todas (hombres y mujeres, célibes o casados, fértiles o estériles, de sexualidad mayoritaria o minoritaria, sin ninguna discriminación ni exclusión) para darnos vida mutuamente y dar vida al mundo.

Permitiéndome repetir lo dicho en el post de la semana pasada:

La Navidad pone de manifiesto el sentido profundo de todo nacimiento humano”, decía Juan Pablo II (Evangelium vitae, 1995, n.1).
Toda criatura nace por Espíritu Santo.
Todo padre y madre pueden llamarse con propiedad co-creadores de la nueva vida, nacida de varón y mujer con la bendición del Espíritu de Vida y acogida por quienes le ponen nombre (como promesa de creación continua durante la crianza), tanto si nació de esa pareja por el proceso habitual, como si nació por medios de reproduccion asistida, o si fue adoptada en otras circunstancias (otra pareja, una maternidad subrogada, una adopción por parte de una pareja LGBTetc...)


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por CRISPA 21.03.17 | 00:54

    Si presento dogmas y pasajes mal interpretados a un joven medianamente instruido en biología puede argumentar con bastante fundamento que tanto santa Ana, madre de santa María, como ésta, padecen una mutación hermafrodita, que no precisa de un hombre, sino que ellas por sí mismas se autofecundan, pues poseen los dos gametos y sobre todo el útero para cobijar la nueva vida...
    Si se lo presentara a una joven feminista me diría que la Iglesia ha actuado en contra de la voluntad de Dios todos estos 2000 años, porque Jesús es el primer nacido sin la presencia de "macho" y que el mensaje de Jesús se echó a perder por culpa del patriarcado y no de los judíos

    Etcétera...
    El mismo Jesús lo dijo: son como dioses
    Jesús tuvo que asumir su divinidad de la misma forma que tuvo que asumir su humanidad

    Hay tantas cosas tan importantes y perdemos el tiempo y las energías y la compostura discutiendo de la virginidad de Santa María

  • Comentario por CRISPA 21.03.17 | 00:34

    El canon me manda de nuevo a este tema y aquí estoy de nuevo, regocijándome en la exposición de discernimientos no dogmáticos... Qué suerte que hay gente valiente capaz de exponer lo que viene meditando por décadas y rompe esquemas (dogmas)casi cavernícolas...
    Pregunto, si no fuera como lo plantea el padre Masiá, por qué Lucas pondría el diálogo de Jesús con sus padres luego que se perdiera... Por qué María y José no comprenden lo que les dice cuando habla de "mi Padre"??
    Los dogmas no solo no tienen sentido actualmente, sino que inspiran malos pensamientos o pensamientos poco evangélicos
    Vayamos al caso del dogma de la inmaculada concepción de María y de ahí vayamos al pasaje de la "virginal" concepción de Jesús. Si se lo presentara a un joven medianamente instruido en biología me saldría con objeciones como que "es una mutación hermafrodita" (Santa Ana era hermafrodita y concibió a María sin la intervención pecaminosa de san Juaquín... sigue

  • Comentario por esther 16.01.17 | 09:38

    Por una cuestión de salud mental, aquellas personas que funden su fe sobre el dogma de la virginidad de la madre de Jesús deberían tratar de entender que 2017 años después de los hechos que narran los evangelios, la sexualidad puede y debe vivirse desde la libertad y el respeto absolutos como don de la naturaleza que es y, por tanto, creación de Dios. El mismo Dios que se hizo carne en su hijo empleando para ello a un hombre y a una mujer, como cualquier hijo suyo. Dónde está la herejía, dónde está el escándalo. ¿El milagro de la vida que a cada segundo se reproduce en cada rincón de este planeta no es digno de vuestro asombro y admiración? ¿Os parece poca cosa el papel de una mujer sencilla que da luz a hombre excepcional capaz de transmitir con su vida un mensaje que perdura ya más de dos mil años? Si es así, deberíais buscar la fe en los dioses griegos, esos sí que hacían milagros con efectos especiales dignos de hollywood. Gracias Juan Masía por acercar el cristianismo a la vida...

  • Comentario por María 22.12.16 | 20:18

    Un hombre y sacerdote sincero y absolutamente comprometido con la verdad y la justicia...
    Shuuu a los Retro !
    Que pretenden mantenernos en la edad media
    Fuerza Juan Masiá, no le pueden dar al Papa Francisco y tú le haces de Escudero
    Somos hijos del amor igual que Jesús!

  • Comentario por Ernesto 22.12.16 | 16:58

    Sr. Sa.....Cerdote Juan Masiael

    -Cirilo de Alejandría "El mantuvo a su Madre virgen aun después de ella dar a luz" (Contra aquellos que no quieren confesar que la Santa Virgen es la Madre de Dios 4 - A.D. 430)
    -Papa Leon I "Virgen ella permaneció" (Sermones 22,2 - 450)
    -El Concilio de Constantinopla II, 553 A.D. confirmó la doctrina de la encarnación del Verbo en María "madre de Dios y siempre virgen"
    -San Ildefonso (606-669)


  • Comentario por Ernesto 22.12.16 | 16:57

    Sr. Sa.....Cerdote Juan Masiael

    -Agustín, "Al nacer de una Virgen que escogió permanecer Virgen aun antes de saber quien iba a nacer de ella, Cristo quiso aprobar la virginidad en vez de imponerla. Y quiso que la virginidad fuera escogida libremente aun en aquella mujer en la que el tomó para sí la forma de esclavo" (Santa Virginidad, 4,4 - 401 A.D.)
    - "(María) Virgen perpetua. ¿Porque te extrañas de esto, oh hombre?" (Sermones 186,1 - 411 A.D.)
    -"Herejes llamados Antidicomaritos son aquellos que contradicen la virginidad perpetua de María y afirman que después de Cristo naciera ella se unió con su esposo como uno" (Herejías 56 - 428 A.D.)

  • Comentario por Ernesto 22.12.16 | 16:56

    Sr. Sa.....Cerdote Juan Masiael

    -Jerónimo "En cuanto a Victorinus (obispo), yo afirmo lo que ya ha sido probado por el evangelio - que el (Victorinus) habló de hermanos del Señor no como hijos de María sino hermanos en el sentido que he explicado, es decir, hermanos en cuanto a relación, no por naturaleza". San Jerónimo entonces apoya su posición haciendo referencia a numerosos Padres, afirmando que ellos mantienen la misma posición a favor de la virginidad perpetua de María: Ignacio, Policarpo, Ireneo, Justino y otros. (Contra Helvidius: La Perpetua Virginidad de Maria 19 - 383 A.D. )
    -Ambrosio "la Virgen no buscó la consolación de poder tener otro hijo" (Cartas 63,111 - 388 A.D.).
    -Papa Sirucius I "Tenías buena razón de estar horrorizado de pensar que otro nacimiento pueda venir del mismo vientre virginal del que Cristo nació según la carne."Carta al obispo Anysius - 392 A.D."

  • Comentario por ernesto 22.12.16 | 16:54

    Sr. Sa.....Cerdote Juan Masiael

    -El Protoevangelium de Santiago, escrito alrededor del año 120 A.D., muy cerca del tiempo en que vivió la Virgen María, tiene como tema principal demostrar su virginidad perpetua. Este documento relata que, cuando se profetizó el nacimiento de María, su madre, Santa Ana, la ofreció para el servicio del Señor, tal como Samuel había sido ofrecido por su madre (Cf 1Sam 1,11). María desde, muy pequeña, sería de las mujeres consagradas al servicio del Templo según la costumbre judía (Cf 1 Sam 2,22). Esta vida de servicio en el Templo no permitía ocuparse de hijos, por lo que requería la virginidad perpetua.
    -Orígenes, defedió la virginidad perpetua de María (Comentario de S. Mateo 2,17 - 248 A.D.),
    -Atanasio "El tomó verdadera carne de la siempre-virgen María" (Discurso contra los arianos 2,70 - 360 A.D.)
    -Epifanio de Salamis "Cristo...nació perfectamente de la santa siempre-virgen María por el Espíritu Santo" (El Hombre bien...

  • Comentario por Ernesto 22.12.16 | 16:50

    Sr. Sa.....Cerdote Juan Masiael

    Le doy algo nuevo para que lo medite en el averno.

    2) la santisima Virgen María es la esposa amadísima del Espiritu Santo.

    le voy ayudar a memorizar:

    Leemos en las Sagradas Escrituras:
    "El que blasfeme contra el Espíritu Santo no tendrá perdón nunca, antes bien será reo de pecado eterno" (Mc 3,29; Cf. Mt 12:32; Lc 12:10).

    Leemos en las Sagradas Escrituras:
    "El que blasfeme contra el Espíritu Santo no tendrá perdón nunca, antes bien será reo de pecado eterno" (Mc 3,29; Cf. Mt 12:32; Lc 12:10).


    Leemos en las Sagradas Escrituras:
    "El que blasfeme contra el Espíritu Santo no tendrá perdón nunca, antes bien será reo de pecado eterno" (Mc 3,29; Cf. Mt 12:32; Lc 12:10).

    Leemos en las Sagradas Escrituras:
    "El que blasfeme contra el Espíritu Santo no tendrá perdón nunca, antes bien será reo de pecado eterno" (Mc 3,29; Cf. Mt 12:32; Lc 12:1...

  • Comentario por Ernesto 22.12.16 | 16:45

    Sr. Sa.....Cerdote Juan Masiel

    Iniciaré un proceso de dicernimiento dentro de este blog del averno.

    1) Es lamentable su situación en la que se encuentra: La excomunión automática (latae sententiae) "de modo que incurre ipso facto en ella quien comete el delito". Se trata de delitos sumamente graves: apostasía, herejía o cisma. (Canon 1364); la violación directa del sacramento de la confesión por un sacerdote (Canon 1388); el procurar o participar en un aborto o la cooperación necesaria para que un aborto se lleve a cabo (CIC 2272; Ley Canónica 1398).


  • Comentario por Luis Cordón 21.12.16 | 20:52

    Hola Juan, me disfruté mucho el artículo y a titulo personal estoy de acuerdo con lo expuesto : )
    Gracias por escribirlo,
    Saludos desde Guatemala

  • Comentario por Joaquín 21.12.16 | 14:17

    ¿Pero qué se ha fumado el autor del artículo? Qué sarta de delirios e insensateces sin sentido.

  • Comentario por Verto 20.12.16 | 20:35

    Y si eso fue así ¿Porqué pensó José en repudiar a María?

  • Comentario por Ignacio 20.12.16 | 19:28

    Este tío es t-nt- y nadie se lo ha dicho nunca. Las tonterías que suelta son... sin calificativos. Qué mala es la demencia senil. Y qué desperdicio el dinero empleado por los jesuitas en formación de este sujeto.

  • Comentario por Pepe 20.12.16 | 19:20

    Y qué le importan a Masiá los anatemas... Este tiene de sacerdote y de jesuita lo que yo de yihadista. Vamos, que se parece a san Ignacio y a san Francisco Javier en el blanco del ojo.

  • Comentario por Mauricio Gabriel Romero 20.12.16 | 18:33

    AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA!!!!!!!

    “Si alguno, de acuerdo con los Santos Padres, no confiesa que María Inmaculada es real y verdaderamente Madre de Dios y SIEMPRE Virgen, en cuanto concibió al que es Dios único y verdadero -el Verbo engendrado por Dios Padre desde toda la eternidad- en estos últimos tiempos, SIN SEMILLA humana y nacido sin corrupción de su virginidad, que permaneció intacta DESPUÉS de su nacimiento, SEA ANATEMA”.(Concilio de Letrán)












  • Comentario por Morgate 20.12.16 | 17:31

    La culpa de este desvarío anticatólico no la tiene este anciano indudablemente demenciado, sino los superiores de la compañía de Jesús que le permiten publicarlo sin consecuencia alguna.

  • Comentario por mauricio parra solis 20.12.16 | 16:28

    Cabe ver semejante estupidez de este articulo que niega la Virginidad de nuestra madre por los méritos de cristo. Que automática gana el Hereje que lo ha escrito se ha excomulgado sin necesidad de decreto.

    Satanás mueve este cisma y estamos en la puerta de que la iglesia del anticristo salga de la Iglesia de Cristo.

  • Comentario por Juanjo 20.12.16 | 11:30

    Creo que Jesucristo es el Verbo encarnado, la Segunda Persona de la Santísima Trinidad. Creo en TODO lo que pertenece a la Fe de la Iglesia.

    Es un grave error buscar "explicaciones racionales" a nuestra medida.

    Jesucristo dijo: Te doy gracias Padre porque has ocultado estas cosas a los sabios y prudentes y las has revelado a los pequeñuelos.


    Ojalá, recupere usted la fe católica, con la intercesión de la Santísima Virgen María y la de su esposo San José.

Jueves, 23 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930