cl@sicodigit@l

Christoph Eschenbach: "La música salvó mi vida"

17.06.16 | 09:31. Archivado en Noticias

Hector.J. Porto. LA GOZ DE GALICIA

Christoph Eschenbach (Breslau, hoy Wroc?aw, Polonia, 1940) pasa estos días en A Coruña, donde hoy (a las 20.30 horas, en el palacio de la Ópera) dirigirá a la OSG (Orquesta Sinfónica de Galicia) en una velada en la que interpretarán el Concierto para piano en la menor de Schumann y la Sinfonía n.º 5 de Gustav Mahler.
-Queríamos una gran obra para orquesta, para tocar juntos, ya que es nuestra primera colaboración. De ahí el concierto para piano de Schumann, que tiene drama, que tiene lirismo. Y Schumann siempre conjuga muy bien con Mahler.
-¿Y la música contemporánea?
-Toco muchísima música contemporánea. Esa-Pekka Salonen, Bruno Mantovani, Unsuk Chin... Hay mucha oferta, pero me gustan mucho estos compositores.
-¿Le da pereza eso de que la música contemporánea necesite ser explicada además de tocada?
-Lo que hay que hacer es tocarla más, para que la audiencia se familiarice con ella. Si la tocas cien por cien como eres tú, ya está explicada. Basta solo con tocarla según la sientas. Claro que es bueno explicarla, si hace falta. Pero es porque se toca poco.
-Quizá apela más al intelecto que al corazón, es un producto artístico más intelectual...
-Hay música contemporánea compuesta desde el corazón pero también desde el intelecto. Sin embargo, también Mahler hace una música muy intelectual, y muy emocional. Y no es música fácil. Ni Mahler, ni el propio Schumann, que fue un visionario. O la Quinta de Beethoven, que te causa un shock, te golpea. No divido entre música clásica y contemporánea, para mí, toda música es música contemporánea.
-¿Es partidario de intervenir en la partitura, de una lectura personal, o prefiere el respeto?
-Yo respeto la partitura, pero tengo que interpretarla. Tú sabes lo que es un adagio, lo que es un crescendo, pero tienes que observar las notas dentro de un contexto. La cosa más difícil y más interesante en la interpretación es establecer el camino entre una nota y la siguiente, el porqué una nota va detrás de la otra. Cuanto más analizo las notas y estudio el contexto de las frases, más respeto tengo por la partitura.
-Glenn Gould era controvertido por sus licencias interpretativas.
-No era un intérprete tan licencioso. Era un pianista estricto, con una cabeza muy organizada. Un pianista fantástico, muy bueno.
-Como director, ¿cree en la democracia como modelo de funcionamiento para una orquesta?
-Por supuesto. La dirección de una orquesta es un yo-te-doy-y-tú-me-das. Respeto a la orquesta. Es un reflejo, también de las ideas de los músicos. Y siempre esperas que ellos te den para redondear tu visión de la partitura.
-Pero los directores alemanes tiene fama de duros. ¿Su paso por EE.UU. relajó su talante?
-Al contrario. Además, no creo en las nacionalidades. Pero es que en América todo está estrictamente regulado, tiempos, ensayos, programas; mucho más que en Europa. América no me cambió.
-Houston, Filadelfia, Washington, ¿qué encontró en América?
-Pasé un tiempo allí, pero ya acabó. Treinta años fueron suficiente, aunque trabajé también en Europa. América me interesó para tratar de hacer que su música fuese menos rígida, que se dejasen llevar por el corazón, que su interpretación fuese más expresiva, que sus orquestas fueran más emocionales. Y lo logré.
-Usted tuvo una infancia muy dura, ¿se puede decir que la música le ofreció una nueva vida?
-La música salvó mi vida. Las vivencias de mi infancia dejaron en mí una impresión dura y amarga. Me cerré. Hasta dejé de hablar. La música entró en mi vida de la mano de mis padres adoptivos. Me permitió sacar todo eso fuera. Fue maravilloso. Y así sigo hasta el día de hoy. La expresión a través de la música es mi vida.
-¿Qué papel cree que debe tener la música en la sociedad?
-Es súper importante que esté en los colegios. Los políticos deben incentivarlo. Cuando yo estaba en la escuela tenía dos horas de música, dos horas de coro y dos horas de pintura. Eso hoy en día ha desaparecido.
«Es terrible que Europa, en vez de ayudar a los refugiados, esté levantando muros»
Al piano se sienta esta noche Christopher Park, intérprete germano-coreano al que, pese a su juventud, el maestro alemán no duda en elogiar profusamente. «Vayan a escucharlo», zanja. Eschenbach no tocará y dirigirá la orquesta a la vez. «Lo hago a veces, aunque solo con determinados compositores, como Mozart. Pero prefiero hacerlo en formaciones de cámara, como primus inter pares, con los músicos alrededor del piano».
-¿No echa de menos el piano?
-Sigo tocándolo, pero no mucho. Es una cuestión de tiempo. Si ensayas seis horas al día, practicar después... Es un problema de energía, de esfuerzo. Por ello ya no hago recitales, no tengo tiempo para incorporar nuevos repertorios ni para estar en forma. Pero me gusta tocar música de cámara, o con cantantes.
-¿Notó el impacto de la crisis?
-El mundo está en crisis. Admiro a los españoles por cómo la enfrentan. La crisis en otros países europeos es tremenda. Es horrible la situación de los refugiados sirios y me parece terrible que Europa en vez de buscar formas de integrar, de ayudarlos, esté levantando muros. Y veo venir una muy gorda en América.
-¿Una crisis económica?
-Política, por las elecciones.
-¿Donald Trump?
-No parece posible, pero todo puede suceder en América. Yo espero, todos esperamos que no suceda. Sería un desastre. [Ríe] Mejor no hablemos de eso. Pero el Congreso de EE.UU. ha tenido atado de manos a Obama, un hombre de gran intelecto que no ha podido hacer muchas cosas importantes durante su mandato.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Martes, 26 de septiembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Septiembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
        123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    252627282930