Católicos por el avivamiento

Teilhard de Chardin


Parece posible que el papa Francisco pueda rehabilitar intelectualmente a Teilhard de Chardin, como dice la información de RD, “injustamente castigado por haberse adelantado a su tiempo“, después de que el Pontificio Consejo de la Cultura votara para pedir al Pontífice que se levante la sanción a Teilhard de Chardin, paleontólogo y filósofo jesuita, impuesta por el santo oficio en 1962.

Nada más y nada menos que en 1962 (históricamente hablando hace cuatro días) se impuso la sanción del santo oficio al intelectual y jesuita Teilhard de Chardin. Esto es, desde hace más de 700 años, se ha estado persiguiendo a todo aquel que se ha atrevido a pensar por sí mismo más allá de los estrechísimos márgenes intelectuales eclesiásticos, que quedaron detenidos en los felicísimos tiempos medievales de la escolástica. Pero la realidad es muy otra. Ni el sol, ni la historia, ni la cultura, ni el pensamiento de la humanidad se han detenido desde entonces ni se detendrán jamás, hasta el final de los tiempos, si Dios no lo remedia. Los tiempos medievales han pasado. El conocimiento humano es esencialmente creciente cualitativa y cuantitativamente, superando radicalmente cada etapa a la etapa anterior. No lo podemos evitar. No nos podemos estancar. O seguimos pensando, indagando, creando, inventando, esto es, participando del poder creador del Señor, o directamente nos convertimos en pieza de museo o en estatuas de sal.

>> Sigue...


Eclipse total


El otro día quise hacer un estudio doméstico de campo, y decidí comparar dos canales de televisión que emiten su programación religiosa/cristiana al mismo tiempo, uno de carácter evangélico y el otro ortodoxo católico. Quise hacer un análisis comparativo sencillo, y decidí contar el número de veces que se pronuncia por hora la palabra “Jesús “ en cada uno de los canales.

Los resultados fueron muy reveladores. El canal evangélico pronuncia la palabra "Jesús" (y sus relativas: Cristo, Salvador, Redentor, Rey de reyes, Señor de señores, Mesías, Emmanuel, etc.) unas 200 veces por hora (de forma directa o muy directa). El canal ortodoxo católico pronuncia la palabra "Jesús" (y sus relativas) una o ninguna, y la vez que lo hace, lo hace de forma indirecta y circunstancial, como una referencia teórica lejana, coyunturalmente necesaria para confirmar el resto del mensaje, que es con mucho lo más importante...

>> Sigue...


Conversión institucional y nueva definición de Iglesia


Tenemos que reconocerlo. Vivimos en una nueva época, en una nueva cultura, en una nueva civilización, postcristiana y postmoderna. Estamos en el final de una era (¿metafísica?). No podemos seguir anclados dogmática, mental y espiritualmente en el pasado.

Institucionalmente hablando, podemos decir que, con el devenir de los siglos, se fue cristalizando un modelo de Iglesia ---Iglesia-institución eclesiástica---, que, a la postre, es el que tenemos hoy, pero que ya se muestra definitivamente agotado. Aunque, todo hay que decirlo, este esquema reduccionista sigue arraigado en el imaginario colectivo de creyentes y no creyentes. Cuando hablamos de "Iglesia", "todos" nos estamos refiriendo a la "institución eclesiástica". Todos somos Iglesia, pero hoy todavía unos más que otros...

>> Sigue...


¿Célibes o castrati?


Eunucos por el Reino de los Cielos. Célibes de amores carnales, pero apasionadamente enamorados de Cristo y de su Iglesia (no hablo de institución eclesiástica). Ésa es la llamada del Señor para sus sacerdotes (que conste que no vería mal otras posibilidades con respecto al celibato o el sacerdocio femenino, pero sería siempre movidos por la fe y con argumentos de fe, no por el hecho de que "hacen falta sacerdotes para repartir sacramentos...", o con argumentos meramente de tipo reivindicativo de conquista de pretendidos derechos negados en el pasado). Y eso es además lo que se predica en las campañas vocacionales. Y eso es a lo que el futuro sacerdote se compromete en el día de su consagración. A eso y no a otra cosa.

Pero la verdadera realidad eclesiástica que el recién ordenado se va a encontrar, ya al segundo día de su bendito ministerio (y que, por cierto, le habían ocultado), situación además que jamás podía haberse imaginado (los laicos piadosillos siguen, por cierto, en la inopia a este respecto), es muy distinta...

>> Sigue...


Dignificación institucional del sacerdote


Dejémonos de historias y de marear la perdiz. Todos sabemos dónde está la raíz del problema de la crisis del ministerio sacerdotal. Al menos, la institución eclesiástica lo sabe perfectamente. A este respecto, resaltaba el otro día un alto clérigo que nada más celebrarse el Concilio Vaticano II, hubo una estampida de sacerdotes, en especial de pequeños sacerdotes, que enseguida reconocieron la posición de debilidad en que institucionalmente habían quedado, habida cuenta del reforzamiento institucional que el Concilio dio a laicos y a altos clérigos. Y esa estampida perdura hasta el día de hoy: Unos 100,000 sacerdotes han tenido que dejar el ministerio hasta el presente por esta causa. Aunque el problema ya venía de mucho antes (el modelo clerical hipostático es milenario), el Concilio Vaticano II confirmó y desató la situación actual de crisis del ministerio sacerdotal. Y esto se sabe perfectamente...

>> Sigue...


O nos hacemos "motivadores", o desaparecemos del mapa


Una de las críticas que hacemos, eso sí con aires de superioridad, a los evangélicos (hablo de los evangélicos serios, no de los histéricos) es que son fundamentalmente "motivadores". Los pastores evangélicos buscan animar a la gente, y les dan lo que les gusta, lo que buscan, y por eso tienen éxito...

>> Sigue...


Será una renovación radical de nuestra espiritualidad la base de la refundación de nuestra fe? (y II)


Como decíamos en nuestro post anterior acerca de la crisis actual de las religiones oficiales, si partimos del hecho de que primero es la espiritualidad y después viene la religión, y de que la espiritualidad es una realidad intrínseca y por tanto necesaria para el ser humano, podemos concluir que la crisis actual de la Religión tiene por causa fundamental una crisis de un modelo de espiritualidad que, a la postre, se ha demostrado poco acogedor, por decirlo finamente, de las inquietudes y necesidades profundas del ser humano, fuera del prejuicio eclesiástico establecido para él.

>> Sigue...


¿La Ciencia, fuente de la Revelación?


La Sagrada Escritura y la Tradición han sido las fuentes de la Revelación de Dios tradicionales en la historia de la Iglesia. A través de ellas, reconocemos que Dios nos ha hablado y nos habla de forma autorizada y plena en Cristo, Plenitud de la Revelación. Pero los conocimientos humanos y especialmente el conocimiento científico es una fuente de conocimiento que tenemos que reconsiderar en su justa medida, y con el cual no podemos estar ya más en conflicto...

>> Sigue...


El problema está en los imanes, no en el Islam


Parece mentira que no se señale este punto: el problema está en los imanes, que son quienes interpretan autorizadamente los textos sagrados del Islam y los que mueven a sus fieles por caminos de paz o por caminos de violencia. El problema no es el Islam "en sí", sino los imanes que lo interpretan, ¿Quién nos ha nombrado a nosotros intérpretes autorizados del Corán y de los demás libros sagrados de su religión? Mientras sigamos perdiendo el tiempo en cuestiones metafísicas, de si el Islam es bueno o es malo, de si los musulmanes son buenos o son malos, no encontraremos una respuesta adecuada al problema del terrorismo islámico. Por este camino las cosas irán a peor, por nuestra pasividad o por nuestro ¨dar palos de ciego¨ y no querer coger el toro por los cuernos y afrontar el problema de manera conveniente y útil para la Paz.

Imanes tiene su Iglesia para interpretar el Islam. Los imanes que elaboran discursos pacíficos y de concordia, deben ser respetados y apoyados. Los imanes que propalan ideas violentas y fanáticas que favorezcan el terrorismo, deben de ser perseguidos, detenidos y ajusticiados penalmente, por favorecer y/o propiciar el terrorismo.

Abandonemos los planteamientos metafísicos y seamos prácticos. Repito: el problema está en los imanes y en su interpretación del Islam, no en el Islam.


¿Será una renovación radical de nuestra espiritualidad la base del renacimiento de nuestra fe? (I)


Estoy básicamente de acuerdo con el artículo de José Arregui: "El fin de la religiones en su forma actual se dará más pronto que tarde". Y no es porque este "final de era" sea "lo correcto", ni "lo deseable", ni "lo dogmáticamente ortodoxo", perspectivas desde la que se critica este planteamiento. Sencillamente se producirá porque esa es la via por la que circulamos desde hace siglos. No hay más que abrir los ojos. Tenemos que estar preparados y actuar adecuadamente para poder afrontar la situación con renovadas fuerzas, aunque me temo que hay muchos factores históricos, ideológicos, filosóficos, sociales, culturales, institucionales y espirituales, entre otros, que lo certifican. Y continúa Arregui: "No es el fin de la espiritualidad, sino de los dogmas y creencias...". Matizando esta última afirmación, nos centraremos aquí en el ámbito espiritual...

>> Sigue...


¿Autorreferenciales o silenciados en el anonimato?


Veo con tristeza que se sigue comentando que los sacerdotes que destacan en Internet (y yo diría que, por extensión, los que destacan en cualquier ámbito no estrictamente eclesiástico al uso), y logran, por tanto, sacar la cabeza y romper este anonimato homogeneizante a la baja, impuesto a todos los sacerdotes, y en especial a los pequeños sacerdotes, son, según se dice, ¨curas autorreferenciales, autosuficientes... y lógicamente la autosuficiencia hace mal a la vida presbiteral...¨

>> Sigue...


¿Modelo anglicano o modelo evangélico?


Parece que vamos circulando con paso resuelto y decidido, en nuestra decadencia complacida, siguiendo la estela del modelo anglicano, "porque la falta de sacerdotes es un problema enorme, y no podemos seguir como siempre...". Con esta sólida fundamentación doctrinal, que no sigue ni de lejos los mínimos criterios que la PNL establece para la declaración adecuada de objetivos, nos disponemos a circular por una senda cuyos pasos, por otra parte, están perfectamente marcados: sacerdotes casados, diaconado femenino, sacerdocio femenino, diaconado homosexual, sacerdocio homosexual, obispos femeninos, obispos homosexuales...

Primero serán los "viri probati", después vendrán los "viri" a secas, y después ni viri ni probati ("quisque") y así sucesivamente... Al fin y al cabo, si de lo que se trata, en el fondo, es de encontrar mano de obra que realice los ritos religiosos eclesiásticamente prescritos, cualquiera con una mínima instrucción nos podrá servir...

>> Sigue...


Martes, 12 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031