Católicos por el avivamiento

Pastores dueños, pastores asalariados y pastores institucionalizados

La institución eclesiástica ha inventado un nuevo tipo de pastores, los “pastores institucionalizados”, que no sé muy bien cómo darles cabida en el Evangelio del Señor, el Buen Pastor. Así de creativa es la institución eclesiástica, no sé si para bien o para mal...

El Señor es el Buen Pastor, dueño de su rebaño y preocupado por sus ovejas, por eso da su vida por ellas. “Yo soy el Buen Pastor, que conozco a mis ovejas, y las mías me conocen...”. El buen pastor es dueño de sus ovejas y las ama.

También hay, por contra, otros “dueños” del rebaño, no necesariamente pastores. Éstos “malos dueños” contratan a pastores asalariados para que cuiden de su rebaño por dinero. Y las ovejas salen claramente perdiendo, porque al pastor asalariado al fin, como dice el Señor, “no le importan las ovejas...”. Es simplemente contratado por el “mal dueño” para hacerse cargo de las ovejas por un salario, y por tanto, su cuidado nunca será tan bueno como el cuidado del buen pastor dueño del rebaño y libre (si no no sería dueño), que además ama a sus ovejas...

>> Sigue...


“La Iglesia se ha convertido en un vestigio del pasado, destinado a la marginación...”


Es de agradecer la sinceridad de los obispos canadienses en cuanto a su visión de la situación en la que nos encontramos y el destino al que estamos abocados... si Dios no lo remedia. Lástima que errores de concepto y demasiado acomodo institucionalista nos aleje de la verdadera diana de la resolución del "problema de la Iglesia", y nos mueva a buscar salidas demasiado fáciles...

>> Sigue...


¿Se tiene que rasgar el velo nuevamente?


Al morir Jesús, el velo del templo ("naos") se rasgó "de arriba abajo" (Mt 27,51 par.), simbolizando así la superación del antiguo culto y una nueva forma de acceso a Dios a través de la sangre de Cristo (Heb 9,8-12).

Así, la laceración del velo del templo “de arriba abajo” se correspondería con la eliminación de todo lo que se interponía entre el lugar de la alianza y el lugar de la ofrenda y el pueblo. Por lo tanto, podemos decir que el último respiro de Jesús borró la separación cultual, y la distancia entre Dios y el hombre es colmada por Cristo. Jesús es el verdadero Sacerdote, que con su muerte atraviesa el velo, lo sobrepasa de una vez, realizando el rito de expiación una sola vez y de modo definitivo. Cristo nos da el acceso a Dios y en él se nos hace accesible la salvación de Dios. No hay más velo que nos separe de él, o no debería de haberlo...

>> Sigue...


¿Iglesia post-sacerdotal?


Que el sacerdocio está en crisis, y desde ya hace tiempo, no es ningún secreto. Y que la situación de los sacerdotes, y en especial de los pequeños sacerdotes, se está agravando en estos tiempos a pasos agigantados, tampoco es ningún secreto. El número de los sacerdotes que “tienen que dejar“ el ministerio no deja de aumentar. El que tenga ojos que vea.

Corolario inevitable. En plena fiesta de neolaicismo “cerca de la gente” que padecemos, alguien tiene que pagar la factura y lavar los platos. Y como siempre, les toca a los más débiles, en este caso a los sacerdotes, y en especial a los pequeños sacerdotes, indefensos e impotentes.

>> Sigue...


El sacerdocio de Cristo, amenazado


Hablo, por supuesto, del genuino sacerdocio de Cristo, no del actual sacerdocio ritualista-levitico en que ha devenido el ministerio sacerdotal a lo largo de los siglos, por méritos de la institución eclesiástica, que ha instrumentalizado el sacerdocio para su servicio autorreferencial...

Como la institución eclesiástica en tiempos de Jesús, toda institución crea mecanismos e instrumentos para su propia supervivencia y promoción. Y uno muy importante, aunque no el único, es la reducción del sacerdocio de Cristo a un mero sacerdocio levítico-ritualista, que por supuesto, no está destinado a evangelizar ni a administrar el Misterio Pascual de Cristo en la Liturgia, como tan bellamente nos dice el Catecismo, sino a sostener la institución, según lo consagrado por la ideología institucionalista, pensamiento único de toda la Iglesia...

>> Sigue...


¿Desinstitucionalizarse o morir?


“Leones, muertos; perritos, vivitos y coleando...”. Así rezaba el título de una predicación de un conocido "senior global pastor" de una megaiglesia evangélica, después de uno de sus viajes alrededor de Europa. En ellos se admiraba de las impresionantes catedrales europeas, hoy llenas de turistas y vacías de creyentes. Por eso las llama “leones muertos”. En cambio, las iglesias evangélicas, según él muy vivas y en crecimiento (en unos sitios más que en otros, todo hay que decirlo), este pastor las comparada con “perritos” que, aunque pequeños, manifestaban un vigor vital envidiable, si lo comparamos con los “leones muertos” de la vieja Europa, relictos gloriosos de un definitivo pasado.

En este mismo sentido de "perritos vivos y leones muertos", se comenta mucho, a raíz de la reciente visita del Papa a algunos países iberoamericanos, que la presencia católica ("leones") por aquellos lugares, históricamente católicos, está cayendo, mientras los evangélicos ("perritos vivitos y coleando") están subiendo...

Y las razones principales son claras: Los creyentes buscan un encuentro profundo con el Señor, y quieren además disfrutar de celebraciones que sean significativas para ellos. La institución eclesiástica es la responsable última y primera de esta estampida de creyentes de la Iglesia católica que se hacen evangélicos...

>> Sigue...


Abordamiento religioso / espiritual en problemas de salud mental

Me ha parecido interesante el trabajo de J. P. B. Gonçalves, G. Lucchetti, P. R. Menezes y H. Vallada, publicado en Psychological Medicine, Page 1 of 13. Cambridge University Press 2015, titulado:

"Religious and spiritual interventions in mental
health care: a systematic review and meta-analysis
of randomized controlled clinical trials"

www.researchgate.net/publication/280343134

Sobre las consecuencias positivas del abordamiento religioso / espiritual en problemas de salud mental. El presente estudio constituye, según los propios autores, el primer trabajo que cubre diferentes bases de datos científicas (un total de siete), y describe y analiza la metodología utilizada en los artículos seleccionados.

En el presente artículo se afirma, entre otras cosas, lo siguiente:

"Varios estudios han mostrado correlaciones positivas entre R/S (Religion/Spirituality) y la prevención de diversas enfermedades, con evidencia de una mejor calidad de vida y una mayor supervivencia. Diferentes trabajos han reportado una correlación entre una mayor asistencia a eventos religiosos y una mayor inmunidad, una presión arterial más baja y menos complicaciones cardíacas en pacientes postoperatorios.

Con respecto a la salud mental, algunos estudios han demostrado una relación directa con el bienestar psicológico, como el sentimiento de satisfacción, felicidad y con tener valores morales, así como con tener propósito y significado en la vida, así como mayores niveles de optimismo y esperanza...".

Hook et al. (2010) compilaron una revisión crítica sobre Religión y terapias espirituales en problemas de salud mental. Argumentaron que varios tipos de terapias podían ayudar en diferentes problemas psicológicos, como la terapia basada en la religiosidad, que podría ser más efectiva que otras terapias seculares e incluso que algunos tratamientos farmacológicos. Mostraron una fuerte evidencia positiva en temas de ansiedad diferentes terapias religiosas y meditación cristiana, y todas ellas mostraron efectos positivos en los 1 y 3 meses de seguimiento, de acuerdo con nuestro meta-análisis.

Recientemente, Nyer et al. (2013) compilaron una revisión crítica en casos de depresión, mostrando que las terapias basadas en R/S y musicoterapia tuvieron mejores resultados en pacientes, pero aún con poca evidencia empírica..."

www.researchgate.net/publication/280343134

En mis sesiones de hipnoterapia en casos de cancer, por ejemplo, trabajando sobre personas con alta religiosidad se puede constatar una mayor activación del sistema inmunológico, así como un aumento considerable en su capacidad de afrontamiento de los tratamientos de quimioterapia y de los demás (molestos) procedimientos médicos requeridos.
-----------------------------------------------------
Rev. Andrés A. Fernández
Sacerdote
Master Especialista en Hipnosis Profesional (Sociedad de Hipnosis Profesional de España).
Master Internacional en Hipnosis Profesional (Sociedad de Hipnosis Profesional de España).


Peticiones al Niño Dios

Abusando de la magnanimidad de nuestro Señor, que nace para salvarnos de nuestros pecados, y también para atender nuestras súplicas y peticiones, y para reforzar además la idea de que la Utopía no es patrimonio de la izquierda, tanto política como religiosa, sino de todos, y todos tenemos derecho a ejercitarla alguna vez (¡qué mejor momento que ahora, delante del Niño Dios!), preocupado por la crisis del santísimo ministerio sacerdotal, degradado por las prácticas institucionalistas que lo oprimen hasta ahogarlo (parece que irreversiblemente, si Dios no lo remedia...), y preocupado por la crisis de fe que asola el mundo, sobre todo a los países desarrollados, y en profundo espíritu de adoración, junto con los ángeles y los pastores, yo me atrevo a pedir al Señor lo siguiente:

>> Sigue...


Conversión institucional y nueva definición de Iglesia


Tenemos que reconocerlo. Vivimos en una nueva época, en una nueva cultura, en una nueva civilización, postcristiana y postmoderna. Estamos en el final de una era (¿metafísica?). No podemos seguir anclados dogmática, mental y espiritualmente en el pasado.

Institucionalmente hablando, podemos decir que, con el devenir de los siglos, se fue cristalizando un modelo de Iglesia ---Iglesia-institución eclesiástica---, que, a la postre, es el que tenemos hoy, pero que ya se muestra definitivamente agotado. Aunque, todo hay que decirlo, este esquema reduccionista sigue arraigado en el imaginario colectivo de creyentes y no creyentes. Cuando hablamos de "Iglesia", "todos" nos estamos refiriendo a la "institución eclesiástica". Todos somos Iglesia, pero hoy todavía unos más que otros...

>> Sigue...


¿Célibes o castrati?


Eunucos por el Reino de los Cielos. Célibes de amores carnales, pero apasionadamente enamorados de Cristo y de su Iglesia (no hablo de institución eclesiástica). Ésa es la llamada del Señor para sus sacerdotes (que conste que no vería mal otras posibilidades con respecto al celibato o el sacerdocio femenino, pero sería siempre movidos por la fe y con argumentos de fe, no por el hecho de que "hacen falta sacerdotes para repartir sacramentos...", o con argumentos meramente de tipo reivindicativo de conquista de pretendidos derechos negados en el pasado). Y eso es además lo que se predica en las campañas vocacionales. Y eso es a lo que el futuro sacerdote se compromete en el día de su consagración. A eso y no a otra cosa.

Pero la verdadera realidad eclesiástica que el recién ordenado se va a encontrar, ya al segundo día de su bendito ministerio (y que, por cierto, le habían ocultado), situación además que jamás podía haberse imaginado (los laicos piadosillos siguen, por cierto, en la inopia a este respecto), es muy distinta...

>> Sigue...


Dignificación institucional del sacerdote


Dejémonos de historias y de marear la perdiz. Todos sabemos dónde está la raíz del problema de la crisis del ministerio sacerdotal. Al menos, la institución eclesiástica lo sabe perfectamente. A este respecto, resaltaba el otro día un alto clérigo que nada más celebrarse el Concilio Vaticano II, hubo una estampida de sacerdotes, en especial de pequeños sacerdotes, que enseguida reconocieron la posición de debilidad en que institucionalmente habían quedado, habida cuenta del reforzamiento institucional que el Concilio dio a laicos y a altos clérigos. Y esa estampida perdura hasta el día de hoy: Unos 100,000 sacerdotes han tenido que dejar el ministerio hasta el presente por esta causa. Aunque el problema ya venía de mucho antes (el modelo clerical hipostático es milenario), el Concilio Vaticano II confirmó y desató la situación actual de crisis del ministerio sacerdotal. Y esto se sabe perfectamente...

>> Sigue...


O nos hacemos "motivadores", o desaparecemos del mapa


Una de las críticas que hacemos, eso sí con aires de superioridad, a los evangélicos (hablo de los evangélicos serios, no de los histéricos) es que son fundamentalmente "motivadores". Los pastores evangélicos buscan animar a la gente, y les dan lo que les gusta, lo que buscan, y por eso tienen éxito...

>> Sigue...


Viernes, 25 de mayo

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Abril 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30