Católicos por el avivamiento

Abordamiento religioso / espiritual en problemas de salud mental

Me ha parecido interesante el trabajo de J. P. B. Gonçalves, G. Lucchetti, P. R. Menezes y H. Vallada, publicado en Psychological Medicine, Page 1 of 13. Cambridge University Press 2015, titulado:

"Religious and spiritual interventions in mental
health care: a systematic review and meta-analysis
of randomized controlled clinical trials"

www.researchgate.net/publication/280343134

Sobre las consecuencias positivas del abordamiento religioso / espiritual en problemas de salud mental. El presente estudio constituye, según los propios autores, el primer trabajo que cubre diferentes bases de datos científicas (un total de siete), y describe y analiza la metodología utilizada en los artículos seleccionados.

En el presente artículo se afirma, entre otras cosas, lo siguiente:

"Varios estudios han mostrado correlaciones positivas entre R/S (Religion/Spirituality) y la prevención de diversas enfermedades, con evidencia de una mejor calidad de vida y una mayor supervivencia. Diferentes trabajos han reportado una correlación entre una mayor asistencia a eventos religiosos y una mayor inmunidad, una presión arterial más baja y menos complicaciones cardíacas en pacientes postoperatorios.

Con respecto a la salud mental, algunos estudios han demostrado una relación directa con el bienestar psicológico, como el sentimiento de satisfacción, felicidad y con tener valores morales, así como con tener propósito y significado en la vida, así como mayores niveles de optimismo y esperanza...".

Hook et al. (2010) compilaron una revisión crítica sobre Religión y terapias espirituales en problemas de salud mental. Argumentaron que varios tipos de terapias podían ayudar en diferentes problemas psicológicos, como la terapia basada en la religiosidad, que podría ser más efectiva que otras terapias seculares e incluso que algunos tratamientos farmacológicos. Mostraron una fuerte evidencia positiva en temas de ansiedad diferentes terapias religiosas y meditación cristiana, y todas ellas mostraron efectos positivos en los 1 y 3 meses de seguimiento, de acuerdo con nuestro meta-análisis.

Recientemente, Nyer et al. (2013) compilaron una revisión crítica en casos de depresión, mostrando que las terapias basadas en R/S y musicoterapia tuvieron mejores resultados en pacientes, pero aún con poca evidencia empírica..."

www.researchgate.net/publication/280343134

En mis sesiones de hipnoterapia en casos de cancer, por ejemplo, trabajando sobre personas con alta religiosidad se puede constatar una mayor activación del sistema inmunológico, así como un aumento considerable en su capacidad de afrontamiento de los tratamientos de quimioterapia y de los demás (molestos) procedimientos médicos requeridos.
-----------------------------------------------------
Rev. Andrés A. Fernández
Sacerdote
Master Especialista en Hipnosis Profesional (Sociedad de Hipnosis Profesional de España).
Master Internacional en Hipnosis Profesional (Sociedad de Hipnosis Profesional de España).


A vueltas con el ministerio sacerdotal...


Como se siguen haciendo declaraciones acerca del ministerio sacerdotal, pero a mi juicio fuera de cualquier vía de solución viable del problema de la crisis del ministerio, me veo obligado a incidir en el punto que yo considero capital, y que no se puede seguir eludiendo, si no queremos pagar definitivamente las consecuencias de este proceso decadente.

Cabe decir que todas las amonestaciones moralistas y espiritualistas a los sacerdotes para “animarles” en su ministerio están muy bien, pero estarían mejor si los sacerdotes pudieran desarrollar su ministerio en otro marco institucional. En el mismo esquema institucional parroquial-ritualista, obtendremos lo mismo, esto es, la frustración de los sacerdotes, con todas sus consecuencias: Escasas vocaciones al sacerdocio y abandono de los sacerdotes (unos 100,000 sacerdotes han abandonado el ministerio desde los años 70 hasta el día de hoy).

>> Sigue...


Llega la Nueva Cristiandad. Revisión y discernimiento


Se va a imponer inevitablemente. De hecho ya se está produciendo. Es la hora de la Nueva Cristiandad, es la hora de los nuevos laicos creyentes (no hablo de los laicos ya clericalizados, que esos ya han pasado a formar más parte del problema que de la solución). Es la hora de los laicos de verdad, los laicos que quieren vivir nuestra hermosísima fe sin yugos, ni ataduras, ni tutelas, ni masoquismos, y vivir la fe en su vida diaria, no en las sacristías, ni dentro de los templos (intentando competir con los sacerdotes en potestades litúrgicas o pastorales); una fe positiva, activa, redimida, una fe posible y vivible en medio de los afanes de este mundo. El "contemptus mundi" (entendido distorsionadamente, anacrónicamente, no como la entendieron nuestros más excelsos místicos), desprecio del mundo que nos impide poder vivir la fe plenamente en nuestra vida y como personas 100% "normales" (no viviéndola acomplejadamente o atenazados en la neurosis religiosa, que nos hace "anormales" ante los ojos de los hombres y, lo que es peor aún, bloquea nuestra mente en su capacidad de pensar natural y limpiamente) se ha terminado.

Y la mayoría de esos laicos de verdad, son académicamente muy formados, muchos de ellos se dedican a las Ciencias, a la Psicología, a la Economía... Y no se les podrá dar gato por liebre. Viven además en la Sociedad de la Información y de la comunicación electrónica. Ese es su medio. Para ellos, Internet no es pecado, sino una necesidad. Y además, un campo increíble para evangelizar...

>> Sigue...


Teilhard de Chardin


Parece posible que el papa Francisco pueda rehabilitar intelectualmente a Teilhard de Chardin, como dice la información de RD, “injustamente castigado por haberse adelantado a su tiempo“, después de que el Pontificio Consejo de la Cultura votara para pedir al Pontífice que se levante la sanción a Teilhard de Chardin, paleontólogo y filósofo jesuita, impuesta por el santo oficio en 1962.

Nada más y nada menos que en 1962 (históricamente hablando hace cuatro días) se impuso la sanción del santo oficio al intelectual y jesuita Teilhard de Chardin. Esto es, desde hace más de 700 años, se ha estado persiguiendo a todo aquel que se ha atrevido a pensar por sí mismo más allá de los estrechísimos márgenes intelectuales eclesiásticos, que quedaron detenidos en los felicísimos tiempos medievales de la escolástica. Pero la realidad es muy otra. Ni el sol, ni la historia, ni la cultura, ni el pensamiento de la humanidad se han detenido desde entonces ni se detendrán jamás, hasta el final de los tiempos, si Dios no lo remedia. Los tiempos medievales han pasado. El conocimiento humano es esencialmente creciente cualitativa y cuantitativamente, superando radicalmente cada etapa a la etapa anterior. No lo podemos evitar. No nos podemos estancar. O seguimos pensando, indagando, creando, inventando, esto es, participando del poder creador del Señor, o directamente nos convertimos en pieza de museo o en estatuas de sal.

>> Sigue...


Eclipse total


El otro día quise hacer un estudio doméstico de campo, y decidí comparar dos canales de televisión que emiten su programación religiosa/cristiana al mismo tiempo, uno de carácter evangélico y el otro ortodoxo católico. Quise hacer un análisis comparativo sencillo, y decidí contar el número de veces que se pronuncia por hora la palabra “Jesús “ en cada uno de los canales.

Los resultados fueron muy reveladores. El canal evangélico pronuncia la palabra "Jesús" (y sus relativas: Cristo, Salvador, Redentor, Rey de reyes, Señor de señores, Mesías, Emmanuel, etc.) unas 200 veces por hora (de forma directa o muy directa). El canal ortodoxo católico pronuncia la palabra "Jesús" (y sus relativas) una o ninguna, y la vez que lo hace, lo hace de forma indirecta y circunstancial, como una referencia teórica lejana, coyunturalmente necesaria para confirmar el resto del mensaje, que es con mucho lo más importante...

>> Sigue...


O nos hacemos "motivadores", o desaparecemos del mapa


Una de las críticas que hacemos, eso sí con aires de superioridad, a los evangélicos (hablo de los evangélicos serios, no de los histéricos) es que son fundamentalmente "motivadores". Los pastores evangélicos buscan animar a la gente, y les dan lo que les gusta, lo que buscan, y por eso tienen éxito...

>> Sigue...


El problema está en los imanes, no en el Islam


Parece mentira que no se señale este punto: el problema está en los imanes, que son quienes interpretan autorizadamente los textos sagrados del Islam y los que mueven a sus fieles por caminos de paz o por caminos de violencia. El problema no es el Islam "en sí", sino los imanes que lo interpretan, ¿Quién nos ha nombrado a nosotros intérpretes autorizados del Corán y de los demás libros sagrados de su religión? Mientras sigamos perdiendo el tiempo en cuestiones metafísicas, de si el Islam es bueno o es malo, de si los musulmanes son buenos o son malos, no encontraremos una respuesta adecuada al problema del terrorismo islámico. Por este camino las cosas irán a peor, por nuestra pasividad o por nuestro ¨dar palos de ciego¨ y no querer coger el toro por los cuernos y afrontar el problema de manera conveniente y útil para la Paz.

Imanes tiene su Iglesia para interpretar el Islam. Los imanes que elaboran discursos pacíficos y de concordia, deben ser respetados y apoyados. Los imanes que propalan ideas violentas y fanáticas que favorezcan el terrorismo, deben de ser perseguidos, detenidos y ajusticiados penalmente, por favorecer y/o propiciar el terrorismo.

Abandonemos los planteamientos metafísicos y seamos prácticos. Repito: el problema está en los imanes y en su interpretación del Islam, no en el Islam.


¿Será una renovación radical de nuestra espiritualidad la base del renacimiento de nuestra fe? (I)


Estoy básicamente de acuerdo con el artículo de José Arregui: "El fin de la religiones en su forma actual se dará más pronto que tarde". Y no es porque este "final de era" sea "lo correcto", ni "lo deseable", ni "lo dogmáticamente ortodoxo", perspectivas desde la que se critica este planteamiento. Sencillamente se producirá porque esa es la via por la que circulamos desde hace siglos. No hay más que abrir los ojos. Tenemos que estar preparados y actuar adecuadamente para poder afrontar la situación con renovadas fuerzas, aunque me temo que hay muchos factores históricos, ideológicos, filosóficos, sociales, culturales, institucionales y espirituales, entre otros, que lo certifican. Y continúa Arregui: "No es el fin de la espiritualidad, sino de los dogmas y creencias...". Matizando esta última afirmación, nos centraremos aquí en el ámbito espiritual...

>> Sigue...


¿Modelo anglicano o modelo evangélico?


Parece que vamos circulando con paso resuelto y decidido, en nuestra decadencia complacida, siguiendo la estela del modelo anglicano, "porque la falta de sacerdotes es un problema enorme, y no podemos seguir como siempre...". Con esta sólida fundamentación doctrinal, que no sigue ni de lejos los mínimos criterios que la PNL establece para la declaración adecuada de objetivos, nos disponemos a circular por una senda cuyos pasos, por otra parte, están perfectamente marcados: sacerdotes casados, diaconado femenino, sacerdocio femenino, diaconado homosexual, sacerdocio homosexual, obispos femeninos, obispos homosexuales...

Primero serán los "viri probati", después vendrán los "viri" a secas, y después ni viri ni probati ("quisque") y así sucesivamente... Al fin y al cabo, si de lo que se trata, en el fondo, es de encontrar mano de obra que realice los ritos religiosos eclesiásticamente prescritos, cualquiera con una mínima instrucción nos podrá servir...

>> Sigue...


I Congreso Internacional de Marketing… ¿Religioso?


Hace unas semanas salió la noticia de la iniciativa de algunas personas bienintencionadas y con pretensiones modernistas, de hacer un congreso, el primero, de marketing... "religioso", para recuperar, según dicen, la "marca-Iglesia", y para estudiar cómo "la Religión" puede hacer uso del marketing" para "acercarse a la sociedad". Con estos planteamientos, empezamos mal. Este Congreso puede estar fácilmente orientado a una posible inutilidad...

Aunque se afirme por los organizadores que nosotros "no vendemos nada", de hecho, sí se está vendiendo "algo": "Religión" e "institución eclesiástica". Si el congreso confirma esto, hoy por hoy, con la que ha caído y con la que está cayendo, son productos difícilmente vendibles...

>> Sigue...


Iglesia de personalidades


Que faltan auténticas personalidades desempeñando cargos representativos en la Iglesia, auténticos líderes espirituales, sociales y de opinión, que muevan las conciencias y los corazones de los creyentes hacia un futuro en pos de las promesas del Señor, es un grito a voces. Es patente la crisis de liderazgo. No motivamos prácticamente a nadie. Y no estoy hablando de motivar a los no creyentes. Estoy hablando de que ni a los mismos creyentes interesamos. Y nos mantenemos, así, en una resignada deriva decadente complacida, en la que parece que nos sentimos confortablemente cómodos. ¨Comamos y bebamos que mañana moriremos...¨.

>> Sigue...


Propósitos para el Año Nuevo...


A estas alturas de la película, los propósitos personales de ámbito privado tienen, a mi juicio, poquita transcendencia. Ya sé que suena a herejía moralista, sobre todo desde ámbitos institucionalistas, pero es así.

>> Sigue...


Sábado, 20 de enero

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Enero 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031